martes 15 de junio de 2021
ACTUALIDAD Plan de vacunación
09-06-2021 06:55

Nación y Provincia de Buenos Aires negocian una segunda vacuna china: la CanSino

Mientras se sigue con atención la producción del nuevo inmunizante a partir de julio, el Gobierno aguarda el arribo del nuevo lote de Sinopham en dos tandas: dos millones en junio y otros cuatro en agosto

09-06-2021 06:55

La carrera por acceder a las vacunas no tiene fin y ya son varias las provincias que, junto con Nación, buscan conseguir alguno de los inmunizantes que produce China. A la par de su acuerdo por la india Covaxin, la Provincia de Buenos Aires gestiona junto con la Casa Rosada la opción de la vacuna CanSino, bajo la coordinación del Ministerio de Salud de la Nación.

Así es Convidecia, la vacuna de Cansino de una sola dosis que llega a la Argentina

En rigor, no se trata de una vacuna desconocida por los bonaerenses porque ya en enero de este año, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires apoyó al estudio del inmunizante que produce el Beijing Institute of Biotechnology de China durante su testeo de Fase 3 en Argentina. La investigación se llevó a cabo en distintos centros públicos y privados de todo el país, y en la provincia incluyo a 2 mil voluntarios.

La vacuna de CanSino aún no se produce de forma masiva en China, al punto que ni siquiera es de las más aplicadas en ese país. No obstante ello, se espera que desde julio se incremente la producción y, con ello, la posibilidad de su venta al exterior. De momento, las autoridades bonaerenses, así como la Rosada, depositan sus expectativas en sumarla al pool de vacunas para hacer frente a la pandemia.

También las provincias de Jujuy, Santa Fe, Santiago del Estero y Tierra del Fuego realizan sus intentos por acceder a las vacunas fabricadas en ese país.

En la actualidad, China tiene en elaboración unas 18 vacunas en Fase 2 y cuatro de ellas en Fase 3, las que se encuentran en una instancia más avanzada como para completar el intrincado camino burocrático de la aprobación por parte de los organismos regulatorios y que, más importante aún, ya cuentan con el visto bueno de Beijing para su exportación. Argentina ya accedió a una de ellas: la de Sinopharm, mientras explora la opción de CanSino.

En simultáneo, también las provincias de Santa Fe, Santiago del Estero y Tierra del Fuego realizan sus intentos por acceder a las vacunas fabricadas en ese país. Y Jujuy, que ya avanzó en un compromiso por adquirir un millón de dosis de Sinopharm, aguarda para completar el trámite que inició su administración. De momento, la gestión de Gerardo Morales ya presentó toda la documentación pero falta la respuesta final de la contraparte.

Llegada de la vacuna Sinopharm:

Nación, por su parte, ya tiene confirmado el arribo de su segundo lote de Sinopharm por seis millones de dosis. Hasta ahora, la única firma que cumplió con la totalidad de las entregas comprometidas. Eso sí, vendrían en dos lotes: dos millones arribarían, de no intervenir ningún imponderable, a lo largo de junio, mientras que los cuatro millones restantes se completarían en agosto.

Así, el total de dosis de una de las vacunas más aplicadas en la propia nación asiática alcanzarían los diez millones. Si se dirigieran a completar el esquema de vacunación -se trata de un inmunizante que requiere una doble aplicación-, entonces la población inoculada se reduciría a la mitad de ese número. El dato positivo es que, al igual que la de AstraZeneca, no hay dos componentes distintos de la vacuna sino que es la misma replicada.

En la misma línea, avanza el acuerdo entre Biogénesis y Sinopharm para la producción local de la vacuna. Al igual que la mecánica con la Sputnik V, el laboratorio local prepara el reactivo que debe enviar próximamente a China para su aprobación. Acorde al plan tentativo, hoy se piensa en agosto para el inicio de la producción en masa.

Estiman que la planta de Biogénesis pueda producir hasta un millón de dosis por semana, el doble de la producción de Richmond con la Sputnik Vida.

Acorde a los cálculos presentados por el propio laboratorio en ocasión de las reuniones con autoridades nacionales, chinas y de Sinopham, estiman que la planta pueda producir hasta un millón de dosis por semana, lo que equivaldría al doble de la producción de Richmond con la Sputnik Vida. Como con la variable del Gamaleya, el primer objetivo sería inocular a la población local antes de pensar en exportar hacia otros puntos de la región si bien los pedidos, muchos de ellos en tono sondeo, se multiplican.

Un dato que juega a favor de la Provincia de Buenos Aires, a la hora de gestionar las vacunas en China por sí misma, es su relacionamiento particular a nivel bilateral con una de las provincias chinas, Sichuan, que proviene de los tiempos de María Eugenia Vidal. De hecho, además de las vacunas, la Gobernación avanza hoy en conversaciones desde el Ministerio de Desarrollo Rural bonaerense para analizar los capítulos de granos y cítricos a través de un Memorándum de Entendimiento con China en este campo.

En esta Nota