viernes 25 de junio de 2021
AGRO Economías regionales
08-06-2021 11:30

El 45% del precio del durazno se lo lleva el Estado por impuestos

CAME realizó un estudio de la incidencia de los distintos eslabones de la cadena, donde el productor sólo recibe el 12%.

08-06-2021 11:30

Los impuestos representan el 44,8% del precio del kilo de durazno fresco que paga el consumidor, mientras que el productor primario solo es responsable del 12.8%. Así surge de un estudio elaborado por el sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)

Argentina es uno de los tres principales productores de durazno del Hemisferio Sur, con más de 100 mil toneladas anuales para industria (más del 60% a 70%) y fresco (30 a 40%).

Frutas y verduras: productores reciben entre el 7% y 26% del precio que se paga en góndola.

Durazno: cómo se forma el precio

Tras analizar los costos, impuestos y ganancias netas de cada eslabón, de los $210,8 en los que se vendió un kilo de durazno fresco en Capital Federal –precio promedio de marzo 2021-, el productor explica el 12,8% ($27); el galpón de empaque y la cámara de frío el 15,8% ($33,4); el mayorista –puestero del Mercado Central de Buenos Aires– el 10,9% ($23); y el minorista –verdulería e hipermercado de Capital Federal– el 15,7% ($33,1). Por su parte, la presión tributaria del Estado, en sus tres niveles, asciende a 44.8% ($94,3).

En el desglose de la carga tributaria, el 75,1% son impuestos de origen nacional, mientras que el 24.9% son provinciales o tasas municipales. Además, al analizar los tributos específicos de la cadena de valor desde la cosecha del durazno en la provincia de Mendoza hasta su venta en Capital Federal (aprox. 1.150 km.), el 38.4% corresponde al IVA, el 30,8% a Ganancias, el 12,8% a otros impuestos provinciales o tasas municipales, el 12,1% a Ingresos Brutos y el 5,9% a contribuciones patronales de la mano de obra.

Duraznos: composición del precio
Duraznos: composición del precio

Para la conciliación de los datos, los costos y valores nominales expresados corresponden a marzo 2021. En relación a los eslabones mayorista y minorista, se consideraron 15 puntos de venta de Capital Federal –4 grandes cadenas (hipermercados) y 11 comercios de cercanía (verdulerías)-.

“La pelusa que causa verdadero malestar son los impuestos y no solo en el durazno, sino en todos los agroalimentos. En detrimento de la rentabilidad, la carga fiscal en Argentina sigue en aumento y nos obliga a cancelar o, en el mejor de los casos, a postergar cualquier tipo de inversión”, afirmó Eduardo Rodríguez, presidente del sector de Economías Regionales de CAME.

Por su parte, Pablo Vernengo, Director Ejecutivo de CAME, señaló que "en las cadenas, el que se lleva el mayor peso de la renta es el Estado, que varía entre un 38% y casi el 45% en durazno. Creemos que lamentablemente , las medidas que se están tomando tuvimos un nuevo incremento, como el aumento del impuesto a las ganancias y lo mismo sucede con los monotributistias con la alicuota, que genera una deuda con el fisco." 

Vernengo agregó que "cuando el Estado busca quién perturba la cadena de precios, se debe dar cuenta que es el propio Estado, porque no puede ser haya impuestos que lleguen hasta el 45%".

 

LM/FF

En esta Nota