AGRO

"En el sur bonaerense, vivimos como en un desierto", afirman productores de Carmen de Patagones

Desde hace dos años, no se registran lluvias que quiebren la sequía. Esto frena el desarrollo y todo tipo de inversión en los campos del extremo sur provincial. El desánimo es generalizado entre los ganaderos, tanto por el avance del desierto patagónico, que cubre hasta las rutas, como por el hecho que "hay una mortandad importante" de animales.

Sequía
La economía agroalimentaria tuvo una caída del 14% en el primer semestre del año | Télam

El partido bonaerense de Carmen de Patagones enfrenta actualmente serias dificultades por la falta de lluvias. La persistente sequía, con precipitaciones que solo sumaron 100 milímetros, lejos de los 400 milímetros promedio anuales, ha transformado prácticamente a toda esta región, la más austral de la provincia de Buenos Aires, en un desierto. Hay productores que han perdido la mitad de los rodeos de bovinos y ovejas.

Allí, en diálogo con "Aire de campo", que se emite por Radio Perfil AM 1190, el presidente de la Asociación Rural de Carmen de Patagones, Gastón Scheffel, cuya familia está instalada en la zona desde hace ya casi cuatro generaciones, reconoce que "el que venga a trabajar a la Patagonia (debe saber que) hay que sufrir un poco".

Así, este productor explica las dificultades de cómo producir en el campo, en lo que actualmente es un desierto. Allí, donde habitualmente se cosechaban cultivos de granos finos, en estos tiempos la principal actividad es la ganadería vacuna, donde el productor pecuario, debido al clima, debe adoptar un manejo y selección de los animales para priorizar su manutención.

Por ello, y ante la falta de lluvias desde hace dos años, Scheffel explicó que el productor en Carmen de Patagones enfrenta "una situación muy triste". Reconoce que podrían gestarse proyectos de riego, similares a los muchos que funcionan en campos vecinos, en Viedma, en la provincia de Rio Negro, pero advierte que la falta de financiamiento hace inviable este tipo de iniciativas, en las tierras bonaerenses costeras al río Negro, que marca el límite con la provincia homónima.

Aseguran que “hay un cambio de época en el campo" tras la victoria de Javier Milei

Fuerte sequía

"La zona, de Villarino o Carmen de Patagones, hoy afectada por una fuerte sequía, se ha vuelto, con el paso de los años, muy ganadera. Desde hace tiempo se están implementando pasturas perennes o que duran mucho tiempo, como pasto llorón o agropiro. También hay lotes donde se producen cebada, avena y trigo, aunque se hace riesgoso sembrarlos y dependen mucho más de la ganadería", explicó Scheffel.

Agregó, además, que contar con riego para los lotes y cultivos, tal como hacen sus vecinos de la provincia de Río Negro, ubicados a pocos kilómetros, se hace difícil, porque demanda inversiones importantes. Recordó que, en Viedma, la capital rionegrina, se promovieron obras de riego financiadas con fondos aportados por organismos internacionales. Los montos que se requieren, a juicio del ruralista de Carmen de Patagones, "serían elevadísimos y para el privado son imposibles de obtener".

Por ello, aseguró que resulta imposible, dadas las condiciones económicas y financieras actuales, poner en marcha los proyectos de riego para la zona de Carmen de Patagones, que propusieron la Universidad Nacional del Sur, de Bahía Blanca, y la Universidad Nacional del Río Negro, de Viedma.

Clima en el norte patagónico

En el área de Carmen de Patagones, llueve unos 400 milímetros anuales, y actualmente es zona de secano. Solo, en una pequeña franja costera frente a Viedma, capital de Río Negro, se hace riego utilizando las aguas del río homónimo. En esta zona, este año se registraron apenas 100 milímetros de lluvia, en un contexto de sequía que se extiende desde hace dos años.

Con las lluvias, el agro apuesta a tener “revancha” luego de tres años de sequía

"La falta de lluvia provoca un desastre, y si bien en zonas del norte del país, ya ha llovido bien, en el área de Carmen de Patagones, estamos complicadísimos. Esto lleva a que gran parte del partido de Patagones sea un desierto. Allí, darle de comer a todos los animales vacunos es imposible y se priorizan categorías", explicó Scheffel.

Emergencia agropecuaria

Para atender la problemática de la región, el gobierno bonaerense, a través del Decreto 2157, firmado por el gobernador Axel Kicillof, extendió las declaraciones de Emergencia y/o Desastre Agropecuario por sequía en el Partido de Carmen de Patagones, hasta el 31 de enero de 2024. Se atenderá así la situación de la ganadería vacuna, la lechería y la apicultura.

"Los campos en Carmen de Patagones están destruidos y, a través de las instituciones, estamos pidiendo la conformación de un fondo rotatorio, que el productor pueda devolver, que sirva como fuente de financiamiento para poder darle comida a los animales vacunos, y que permita hacer una selección de ciertas categorías, para poder salvarlas. En especial, que se logre salvar las terneras, para poder repoblar (los campos) el día de mañana, cuando se logren recuperar los pastos. También se pide la declaración de Emergencia a nivel nacional. Dios quiera que en estos días puede salir, porque las ventas que se están haciendo son venta forzosa. Hay una mortandad importante", concluyó Scheffel.