lunes 26 de julio de 2021
AGRO Agroindustria
11-12-2020 16:49

La industria del vino cierra 2020 con más ventas en el mercado interno y exportaciones

Bodegas de Argentina realizó un balance de la performance durante este año y dio a conocer qué se espera para 2021.

11-12-2020 16:49

Representantes de Bodegas de Argentina, la cámara de la industria del vino de la República Argentina, realizó un encuentro virtual de fin de año con socios y periodistas. Patricia Ortiz, presidente de la entidad, enfatizó que “sin dudas, el 2020 es un año para despedir pero que si se lo mira retrospectivamente hubo muchas actividades y acompañamiento hacia el sector, el cual, además, se adaptó rápidamente a las nuevas realidades”.

Durante la reunión, se realizó una presentación sobre los principales resultados del 2020, qué variables macroeconómicas dejó este nuevo contexto y cuál es el pronóstico que se visualiza para un 2021 dentro de la industria vitivinícola a cargo de Javier Merino del Centro de Estudios Económicos de Bodegas de Argentina (CEEBA). 

El 2020 ha mostrado un aumento de los despachos. De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) se despacharon 104,1 millones de cajas, que representan un aumento del 7,5% con respecto al año anterior. Las principales razones son “cierto aumento de consumo en la pandemia como ocurrió en muchos lugares del mundo y una sustancial disminución de precios que empujó la compra de vinos. Ambos fenómenos pueden ser sólo coyunturales”, afirmó Merino. 

Creció el consumo de vinos en la pandemia.

Además se acentuó y creció el consumo de vinos de mayor precio promedio, demostrado por un crecimiento del 14,9% en la cantidad botellas y una reducciónd el -3,8% en el envase tetrabrik. 

La exportación también tuvo un buen año, con envíos que alcanzaron los 44,7 millones de cajas entre enero y octubre, un incremento del 36,4% con respecto al año anterior, dado principalmente  por el vino a granel. A pesar de este aumento en los envíos, el valor de los envíos (761 millones de dólares) estuvo un 6% por debajo del año pasado. No sucedió lo mismo con la facturación en dólares que disminuyó especialmente en vinos fraccionados y se ubicó en el nivel más bajo desde 2013.

La exportación de vino a granel aumentó 95,7% con respecto al año pasado.

Javier Merino considera que tanto en el mercado interno como en la exportación se registró una notable caída de precios en moneda constante. En el primer caso, continúa una disminución desde 2017 lo que ha estado muy influido por las condiciones financieras de las bodegas que se han visto obligadas a reducir sus tenencias de inventarios. En el caso de la exportación, porque gran parte del beneficio del tipo de cambio fue trasladado a empujar las ventas en el exterior. “Aún así en el vino fraccionado de exportación los precios se ubican un 27% por encima de los de 2017 lo cual representa una oportunidad a explotar. Estos precios bajos tendrán en 2021 una menor contribución pues todo indica que subirá el precio de la materia prima”.

Según el especialista, para 2021 se espera una caída en el poder adquisitivo de los salarios y “a pesar de que se espera un crecimiento del PBI del 4% al 5%, los niveles de empleo serán difíciles de recuperar. Por el lado de la demanda de vino hay alta probabilidad de caída”. 

Para la industria, “el fenómeno de precios empujados por las necesidades de financiamiento parece difícil de mantener y más ante un aumento importante del precio de la materia prima. Continuará el reemplazo de canales y habrá que explorar más el turismo del vino”, sostiene Merino.

En cuanto a la exportación, se proyecta que el mejor tipo de cambio seguirá estimulando la exportación, especialmente en vinos embotellados y además el comercio mundial de vinos se recuperará pero muy lentamente. Además se deben explotar las oportunidades en nuevos mercados como Reino Unidos y China.