domingo 14 de agosto de 2022
AGRO Romina Viscarret

Por qué Argentina puede ser potencia mundial en la producción de alimentos basados en plantas

Nuestro país posee ventajas para aprovechar en las nuevas tendencias de consumo, con la posibilidad de generar nuevos puestos de trabajo y exportar a gran escala.

15-10-2021 13:06

Cuando pensamos en Argentina, no solemos asociar nuestra economía y el futuro de nuestras industrias con el mercado basado en plantas. Parece contradictorio para un país históricamente conocido como “el granero del mundo”. Sin embargo, no son pocos los productos 100% vegetales que han logrado posicionarse en tiempos recientes: las grandes cadenas de restaurantes e incluso las propias marcas de proteínas animales están lanzando sus líneas aptas para veganos. 

Y no se trata de un fenómeno aislado dirigido a un nicho específico de consumidores. Un estudio realizado por Ingredion y la firma consultora Opinaia encontró que el 78% de los argentinos están interesados en consumir alimentos a base de plantas. La encuesta obtuvo resultados aún mayores para otros países incluidos como Brasil, Chile, Perú y Colombia, donde las respuestas afirmativas alcanzaron el 90%.

6 consejos para sumar alimentos basdos en plantas en la dieta. 

Las marcas están atentas a las demandas y aspiraciones de los consumidores. Escenarios impensados hasta hace pocos años se han hecho realidad: cadenas de hamburguesas internacionales, locales de culto a la milanesa, ahora ofrecen en su menú opciones basadas 100% en vegetales. 

Y sí, la tendencia plant-based llegó para quedarse, en mucho debido a la determinación de muchos de tener una dieta más sostenible y compasiva con los animales. Aún segundo la encuesta de Ingredion y Opinaia, en el 67% de los países encuestados (Colombia, Chile, Brasil, Argentina y Perú), las marcas sustentables son consideradas importantes.

La crisis climática es un asunto en crecimiento que preocupa a muchos argentinos: la ganadería es el subsector que más genera gases de efecto invernadero en el país, totalizando más de 20% de las emisiones, de acuerdo con el Inventario Nacional publicado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable en 2017. 

Esas informaciones, junto con una creciente demanda por productos más saludables y la concientización sobre cómo los animales son tratados en la industria alimentaria, hace con que trocar la leche de vaca por leche vegetal, o carne por una deliciosa alternativa vegana no sea un gran desafío – especialmente porque son opciones deliciosas.

Cien por ciento plant-based y hecho en Argentina

Sin dudas, tenemos como país el potencial de ser fuente de alimentos a base de plantas a escala mundial, con la posibilidad de generar nuevos puestos de trabajo y exportar a gran escala. Tan solo por mencionar un sector, el país mueve en el mercado de leches vegetales 250 millones de pesos por año, con un consumo en litros de 3.5 millones anuales y con tendencia en alza. Las opciones son muchas y existen leches o bebidas vegetales a base de maní, almendra, arroz y soja entre otras. 

La primera bebida a base de maní fabricada a mayor escala en la Argentina fue lanzada a comienzos de 2020 y es baja en grasas y alta en proteínas, como todos las legumbres – si, el maní no es una nuez, es una legumbre como las lentejas. El producto, con la marca Pitey, es el resultado de la alianza entre La Láctea, la manicera Nutrín y el Laboratorio de Tecnologías de Alimentos (LabTa) de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba. A mediano plazo se sumarán yogures y helados con planes de exportación. 

Recientemente se sumó además una leche de quinoa bajo la marca Biba, desarrollada a través de un consorcio entre el CONICET, la pyme Babasal y las universidades nacionales de La Plata (UNLP), Lanús (UNLA), Luján (UNLU) y Quilmes (UNQ). 

Biba Quinoa

Argentina se encuentra entre los 7 productores de maní del mundo, contando con un producto que además es de primera calidad. El maní es una fuente de proteínas importantísima, con contenido mayor al del huevo, 25 gramos de proteína vegetal versus 13 gramos de proteína de huevo cada 100 gramos. De esta manera, el maní es un alimento versátil, materia prima ideal para la elaboración de leches vegetales, helados y, claro, la mantequilla de maní. 

El crecimiento de las "carnes vegetales"

De acuerdo con un estudio del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCV), casi un tercio de los consumidores está reduciendo su consumo de carnes. Las cadenas de hamburguesas más importantes del país ofrecen un menú a base de plantas entre sus opciones. Diversas variedades de hamburguesas de origen vegetal pueden ser encontradas en los supermercados más importantes y en las dietéticas de barrio.

En el país existe una Asociación de productores a base de plantas que nuclea a más de 80 emprendimientos. Algunos integrantes del sector han reportado un 500% de crecimiento en los últimos 4 años.

Sin dudas el cambio climático, los problemas de alimentación que afectan a la salud y la consideración ética hacia los demás animales han hecho mella en los viejos hábitos de los ciudadanos del mundo y también en la Argentina. Como país tenemos la oportunidad de dar un paso adelante en una oferta alternativa, sustentable y basada en plantas. Ya no debemos basar nuestra economía en un sistema alimentario obsoleto, contaminante y destructivo del planeta, ineficaz en el uso de los recursos naturales.

¿Serán las plantas la salida a nuestra crisis económica? Un interrogante que será develado en los años venideros. Una tendencia que crece por la demanda de un público más consciente.

Romina Viscarret es gerenta de Comunicaciones y Asuntos Corporativos de Sinergia Animal Argentina

Gracias!

LM