martes 20 de agosto de 2019 | Suscribite
ARTE / Agenda
sábado 27 abril, 2019

Alberto Greco, entre la mala letra y el dibujo de trazo rabioso

Se presenta una serie de trabajos realizados en los primeros años de la década del '60 por el artista que supo integrar la poesía y las artes plásticas.

Galería de imágenes

por Marcelo Parajó


Fotogalería
La mala letra. Papeles de Albrto Greco Foto: Gentileza Galería Del Infinito

La galería Del Inifinito presenta la muestra "La mala letra. Papeles de Alberto Greco" que reúne un cuerpo de producción del artista argentino realizado en su mayoría durante su estancia en Madrid y Piedralaves en los años 1963 y 1964. Los primeros trabajos de Alberto Greco estuvieron más relacionados con las letras que con las artes visuales. Desde finales de  la década de 1940 publicó relatos y poemas en revistas y editó en forma artesanal un libro de poesía con una tirada de 150 ejemplares.

Esta vocación por la escritura estuvo presente en toda su obra y el cruce de disciplinas quedó plasmado en las tintas y collages  que se presentan en la exposición, donde se superponen los trazos pictóricos con textos aparentemente caóticos que se mueven entre la narración ficcional y el relato autobiográfico.

"Me interesó mucho como criterio curatorial en esta exposición mezclar esa dimensión del dibujo en su obra con la cuestión de la escritura que es algo que atraviesa toda la producción de Greco", subrayó Fernando Davis, curador de la muestra, en diálogo exclusivo con Perfil.com.

greco
El collage sin título que fue tapa del catálogo de la exposición que Greco realizó en la galería Juana Mordó, Madrid, 1964.

Davis llegó a la obra de Greco mientras realizaba sus estudios sobre Arte y desde hace algunos años investiga en forma sistemática el trabajo del artista. "Generalmente se tiene como referencia la novela Besos Brujos, que Greco escribió en 1965, pero en verdad a lo largo de toda su vida él escribió muchos textos literarios. Sus primeros trabajos fueron como poeta y nunca dejó de escribir".

greco
Señora embajadora de la paz, tinta sobre papel. 

En la muestra se expone "Guillotine murió guillotinado", un relato policial manuscrito de 55 páginas realizado a partir de su Bloc de Madrid, una especie de cuaderno de notas e ideas. Algunos fragmentos del manuscrito así como de otras piezas literarias aparecen en sus dibujos.

"En los dibujos se ve que Greco introduce mucho la escritura, y en esa escritura está todo el tiempo torciendo ciertas reglas del género, pasa de la ficción a la cuestión autobiográfica, porque incluye cosas de su vida" señala Davis.

greco
La muestra incluye afiches de la muestra Las Monjas que realizó Greco en la Galería Pizarro de Buenos Aires en 1961, además de un colgante realizado con clavos de herradura.

"Son interesantes los cruces con la sexualidad que aparecen en la obra de Greco, que es una dimensión que tal vez no haya sido muy considerada pero que él refería en varios de sus textos, sus cartas, y eso aparece también en su trabajo", explica Davis.

Greco creaba personajes con una estética violenta y feroz en imágenes que parecen inspiradas en los grafitis obscenos de las puertas y paredes de los baños públicos, lugares de encuentros homosexuales que frecuentaba el artista.

El manifiesto del Arte vivo redactado por Greco sostenía que el artista debe enseñar a ver no con el cuadro sino con el dedo, mostrar lo que sucede en la calle y entrar en contacto con la realidad.

Tal vez por ello la muestra lleva el título "La mala letra", una expresión que tiene varias lecturas en el contexto de la obra de Greco. La forma es apenas el aspecto superficial que deja entrever el costado más provocador que subyace en sus textos.

greco
En la obra de Greco aparece el dibujo, la mancha, el texto, los personajes que cruzan lo teratológico y lo pornográfico. 

"El título alude a este dispositivo nómade de la escritura en Greco, esta especie de deriva que yo asocio con la deriva en la ciudad, de descentrar el orden urbano con la estrategia del 'vivo-dito'. Greco pasa del trazo de tinta al texto, a la mancha, al dibujo escatológico, al collage, a la prensa gráfica, a la publicidad urbana, compone a través de su experiencia en la ciudad".

El vivo-dito fue un concepto acuñado por Greco, cuyo manifiesto sostenía que el artista no debía enseñar a ver con el cuadro sino con el dedo, mostrar lo que sucede en la calle y entrar en contacto con la realidad: movimiento, tiempo, gente, conversaciones, olores, rumores, lugares, situaciones.

greco
La muestra incluye proyectos para los vivo-dito realizados sobre lo que se llamó Bloc de Madrid.

Uno de los gestos que se enmarcan dentro del manifiesto fue aquel en que convocó al público a reunirse a las 7 de la tarde en el andén de la estación Sol del metro de Madrid para viajar hasta la estación de Lavapiés. Una vez allí, Greco extendió una gran tira de papel en la plaza de Lavapiés con el objetivo de que el público participante la interviniera para luego quemarla.

Esta acción fue realizada bajo el régimen franquista. La prensa lo retrató como un provocador gratuito y fue calificado por un diario español como "gamberro público número uno".

greco
Greco dibujó números en sus tintas y collages de 1963 y 1964, como si se tratara del borrador de una novela.

Por su parte, la serie de dibujos "España tómbolas" forman parte de un proyecto que el artista no llegó a realizar.

Inspirado en los juegos de tómbola de las ferias populares de Madrid y Piedralaves de las que era asiduo visitante, imaginó una exposición en la que hubiese una gran tómbola y el público llevase como premio recortes de sus dibujos que Greco metería en sobres con textos como "Su familia lo envidiará por tener este Greco legítimo", "Sobre sorpresa, revise su interior" o "Cada sobre con un recuerdo firmado" entre otras frases.

"Fue un proyecto que hizo mientras vivía en la casa de Adolfo Estrada en Madrid y quedó inconcluso. Él se va a Piedralaves y continúa con otras cosas, así que no se sabe si no consigue espacio o si directamente dejó de interesarse por el proyecto", explica el curador.

greco
No te vayas sin pagar que el amo viene detrás.

Davis piensa en la figura de Greco desde una mirada poco habitual y recupera algunos aspectos desconocidos del trabajo del artista que murió mientras escribía tras tomar una dosis letal de barbitúricos y que al trazar la palabra "FIN" en la palma de su mano izquierda convirtió a su suicidio en un gesto artístico.

"Pienso cómo la historia del arte construye. Es un dispositivo normativo que incluye determinadas lecturas y excluye otras. La obra de Greco siempre ha sido leída de determinada manera. No es que esté mal, pero de repente su sexualidad es un tema que sólo aparece referido cuando se habla de su suicidio. Me interesa esa dimensión de la obra porque también es una forma de interrogar la historia del arte, de interrogar la crítica o la forma en que producimos conocimiento desde el campo del arte".

La muestra "La mala letra. Papeles de Alberto Greco" se expone en la galería Del Infinito, Av. Quintana 325, PB, Ciudad de Buenos Aires. El jueves 2 de mayo a las 18 estará Fernando Davis para recorrer la exposición junto a los visitantes.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4727

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard