1st de March de 2021
BLOOMBERG
19-05-2020 15:13

El peor momento de las acciones brasileñas frente a sus pares de países emergentes

Las acciones brasileñas nunca habían quedado tan atrás frente a sus pares de mercados emergentes como en esta coyuntura de la crisis por la pandemia.

Vinicius Andrade
19-05-2020 15:13

Las acciones brasileñas nunca habían quedado tan atrás frente a sus pares de mercados emergentes como ahora.

El spread entre el precio de la acción del iShares MSCI Emerging Markets ETF, o EEM, de US$19.700 millones, y el principal fondo cotizado en bolsa dedicado a acciones brasileñas, el iShares MSCI Brazil ETF, o EWZ, de US$4.000 millones, se ha ampliado al máximo en registro, según datos recopilados por Bloomberg.

Si bien parte de la reciente disociación está vinculada a una caída en el real brasileño, la moneda con el peor desempeño del mundo este año, el drama político y el gran aumento de casos de coronavirus también han contribuido.

Brasil superó al Reino Unido y ahora tiene el tercer número más alto de pacientes con COVID-19 confirmados en el mundo, con 254.220 casos, según datos del Gobierno publicados el lunes. Los inversionistas aún esperan que la administración del presidente Jair Bolsonaro anuncie al sucesor del exministro de Salud Nelson Teich, quien renunció después de solo 29 días en el cargo.

 

“La percepción de los inversionistas sobre los riesgos específicos de Brasil ha aumentado”, señaló Morgan Harting, con sede en Nueva York, que supervisa alrededor de US$2.600 millones en Alliance Bernstein.

 

Otra preocupación es el deterioro de las perspectivas fiscales de la nación. El fondo de cobertura local Legacy Capital, que espera que la relación deuda/producto interno bruto de Brasil aumente a 92% este año, dijo a los clientes en su última carta mensual que el empeoramiento de la economía puede aumentar la presión para el gasto público.

Los recibos de depósito estadounidenses de Banco Bradesco SA, el segundo mayor prestamista de Brasil, alcanzaron hace poco su nivel más bajo desde 2016, cuando el país enfrentaba una recesión récord. Los ADR de Ambev, la unidad brasileña de Anheuser-Busch InBev, están cerca de un mínimo de 11 años.

Una mejora en el entorno externo podría ser una sorpresa positiva para los activos brasileños, según Greg Lesko, administrador de dinero en Deltec Asset Management. Mientras tanto, el creciente número de casos puede justificar una postura cautelosa. “La precaución todavía está justificada”, dijo.

En esta Nota