domingo 13 de junio de 2021
BLOOMBERG
29-10-2018 15:05

Advierte de un potencial "derramamiento de sangre" por la crisis en Sri Lanka

El portavoz del Parlamento de Sri Lanka advirtió que su país podría caer en violencia política si la legislatura permanece suspendida por una lucha de líderes que ha sumido a la isla en una crisis constitucional.

29-10-2018 15:05

El portavoz del Parlamento de Sri Lanka advirtió que su país podría caer en violencia política si la legislatura permanece suspendida por una lucha de líderes que ha sumido a la isla en una crisis constitucional.

La capital, Colombo, cayó bajo un manto de intriga política después de que el presidente, Maithripala Sirisena, dijera que debía cesar al primer ministro, Ranil Wickremesinghe, el viernes por la noche debido a un complot de asesinato, a lo que Wickremesinghe respondió describiendo su derrocamiento como un golpe de estado antidemocrático. Sirisena designó al expresidente Mahinda Rajapaksa –que gobernó entre 2005 y 2015– como el nuevo primer ministro del país. El sábado, Sirisena ya había suspendido el Parlamento.

"Deberíamos resolver esto a través del Parlamento", dijo Karu Jayasuriya a los periodistas en el distrito central de Kandy. "Si lo llevamos a las calles, habrá derramamiento de sangre".

Se ha reportado una persona fallecida y dos heridos el domingo cuando el servicio de seguridad del exministro de petróleo Arjuna Ranatunga abrió fuego contra los partidarios de Rajapaksa dentro de la sede de la Corporación de Petróleo de Ceilán. Ranatunga fue arrestado el lunes por el incidente del tiroteo, según informó el portavoz de la policía, Ruwan Gunasekera.

La agitación marca el comienzo de un nuevo período de incertidumbre política en Sri Lanka, que registró el año pasado el crecimiento económico más lento desde 2001. Moody’s Investors Service advirtió que las tensiones sociales en las próximas semanas podrían dañar la economía y la percepción de los inversores, incluso cuando Estados Unidos pidió a Sirisena que volviera a convocar al parlamento y otras embajadas extranjeras advirtieron que estaban vigilando la situación de cerca.

"La actual crisis política en Sri Lanka es negativa para la calificación soberana", dijo Matthew Circosta, analista del grupo de riesgo soberano de Moody. "La repentina designación del presidente de Rajapaksa como primer ministro aumenta significativamente la incertidumbre política. Además, las posibles tensiones sociales que podrían desarrollarse en las próximas semanas tendrían un impacto negativo en la economía, que ya está creciendo lentamente”.

La designación de Rajapaksa, cuyo gobierno fue criticado por grupos de derechos humanos por ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y periodistas encarcelados, es una buena noticia para China, que mantuvo estrechos vínculos con Sri Lanka durante un mandato de 10 años durante el cual el país acumuló grandes deudas para financiar proyectos de infraestructura.

Dijo que aceptó el cargo para sacar al país de la "crisis profunda", informó el periódico estatal Daily News. Wickremesinghe había intentado reequilibrar las relaciones exteriores de Sri Lanka alejándose de China y acercándose a India y Japón. El lunes, los bonos de Sri Lanka 6,75% al 2028 en dólares cayeron a un mínimo histórico de 87,4 centavos por dólar, el mayor descenso desde que se vendieron en abril, según los precios compilados por Bloomberg.

"Hasta que no haya claridad en el frente político, habrá volatilidad", dijo Adrian Perera, director de operaciones de Equicapital Investments en Colombo. "Podríamos ver una percepción positiva de los inversionistas locales que consideren que Sirisena y Rajapaksa podrían trabajar mejor juntos para impulsar el crecimiento. Los inversores extranjeros se mantendrán al margen, pero podemos esperar que ingresen inversiones chinas e incluso que fortalezcan la moneda".

Wickremesinghe dijo que aún contaba con el respaldo de la mayoría en el parlamento y pidió una sesión especial de la legislatura para demostrarlo. Para eso, la suspensión debe levantarse. "El Parlamento es supremo", dijo Wickremesinghe a los reporteros en la capital el lunes.

Las relaciones entre Wickremesinghe y Sirisena se habían tensado este año, especialmente después de que su coalición fuera derrotada en las elecciones del gobierno local por un partido respaldado por Rajapaksa.

"La razón de Sirisena para expulsar a Wickremesinghe apunta a sus intentos por preservar su posición política", dijo Shailesh Kumar, director para Asia de la firma de riesgo político Eurasia Group, y agregó que los resultados de las elecciones locales mostraron que Rajapaksa mantuvo un fuerte apoyo. "Con respecto a la deuda, el apalancamiento probablemente repuntará con Rajapaksa en un puesto de toma de decisiones, ya que probablemente cortejará las inversiones chinas nuevamente. También retirará la política que hasta la fecha buscaba equilibrar las relaciones con India y China".

El 4 de abril, Wickremesinghe superó una moción de censura llevada a cabo por los leales a Rajapaksa. Sirisena también había cambiado varias veces su gabinete y este mes pidió un cambio de liderazgo en los dos principales bancos estatales de Sri Lanka, personas que fueron designadas por Wickremesinghe. Durante el fin de semana, ambos hombres presionaron a los legisladores en busca de apoyo.

Los partidarios de Rajapaksa parecían bien preparados para el sorprendente cambio de poder. Ya el domingo, carteles y vallas publicitarias con una sonrisa de Sirisena y Rajapaksa habían aparecido en toda la capital.

En esta Nota