Parcialmente nublado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 22 de abril de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG / Campo
miércoles 13 marzo, 2019

Argentina tiene una solución espinosa para la sequía del trigo

Debe convencer a inversores y a la comunidad internacional. Tiene con qué, pero no séra fácil.

Jonathan Gilbert

Trigo Foto: Bloomberg

Argentina cree que tiene la solución para las sequías que han golpeado a los productores de trigo de más éxito, desde el Mar Negro hasta Australia. ¿El problema? La aceptación no será fácil.

La empresa emergente de tecnología agrícola Bioceres ha desarrollado una planta de trigo genéticamente modificada que puede soportar sequías y ofrecer a los agricultores rendimientos más altos. Sin embargo, mientras que la soja y el maíz OGM, que se utilizan principalmente para la alimentación animal, se siembran y comercializan ampliamente, la industria agrícola no ha querido lanzarse al trigo, que es consumido directamente por los humanos.

El Gobierno y la industria agrícola de Argentina quieren fomentar el potencial de la nación como líder mundial en tecnología agrícola y de semillas. Pero el cultivo de trigo transgénico podría hacer que los compradores mundiales rechacen los suministros nacionales. Justo el año pasado, Japón y Corea del Sur suspendieron las compras a Canadá tras descubrirse plantas OMG en su cinturón de trigo.

Gustavo Grobocopatel sobre el trigo transgénico: "Hay riesgos que hay que asumir"

Hay un deseo de aprobar la semilla de Bioceres, dijo Luis Urriza, subsecretario de agricultura de Argentina. "Pero, hay un riesgo para el comercio. Necesitamos garantías de nuestros mercados de exportación".

Mientras considera un cambio hacia el cultivo OGM, Argentina está emergiendo como un jugador importante en el trigo. El país ha cosechado un récord de 19 millones de toneladas métricas esta temporada. Esta cifra supera a la potencia rival, Australia. El país latinoamericano consume solo un tercio del trigo que produce y el resto se exporta, principalmente a su vecina Brasil, que compró 5,9 millones de toneladas hasta fines de diciembre.

El trigo transgénico no es legal en Brasil. Bioceres presentará su semilla, HB4, para su aprobación este mes ante las autoridades de la mayor economía de América del Sur después de su lanzamiento comercial a finales del año pasado, dijo en una entrevista el responsable ejecutivo, Federico Trucco.

Si Brasil estuviese dispuesto a recibir envíos, ello podría bastar para que Argentina dé luz verde a la HB4, dijo el subsecretario Urriza. Pero los exportadores quieren que haya más partes a favor de la semilla. Esto se debe a que, incluso después del reciente auge, Argentina todavía representa solo el 8 por ciento del comercio mundial, por lo que podría ser fácilmente sustituido por los mayores importadores.

El país ha cosechado un récord de 19 millones de toneladas métricas esta temporada.

"Un acuerdo sólo con Brasil no es suficiente", dijo Gustavo Idígoras, jefe de Ciara-Cec, la cámara argentina de la industria aceitera y de exportación de cultivos. Entre los miembros del grupo figuran los incondicionales de la industria agrícola, como Cargill Inc. y Bunge Ltd.

Para aumentar su peso mundial, Argentina debería trabajar con otros países productores para crear un consorcio de exportadores de trigo transgénico, dijo Idígoras.

Reunión presidencial. Bioceres, exportadores, molineros y funcionarios gubernamentales están manteniendo reuniones antes de un encuentro este mes con el presidente Mauricio Macri, quien ha pedido a la industria que proponga una manera de seguir adelante con el HB4. La oficina de Macri no respondió a las solicitudes de comentarios.

Si Brasil acepta HB4, uno de los mayores problemas sería evitar que las cargas no OGM se contaminen. Si se detecta HB4 en envíos a países que no lo han aprobado, los precios del trigo de Argentina probablemente se desplomarían.

"La resistencia del consumidor no va a desaparecer rápidamente", dijo Abdolreza Abbassian, economista senior de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. "Va a llevar años, si no decenios".

David Hughes, jefe de la cámara de producción y comercio de trigo argentino ArgenTrigo, dijo que no cree que los números funcionen para los agricultores. Esto se debe a que aislar el trigo transgénico aumentaría sus costes logísticos, pero los operadores no pagarán primas.

Para Bioceres, está en juego la confianza de los inversores en su próxima oferta pública, que tiene previsto llevar a cabo a través de creación de una empresa de adquisiciones de propósito especial. Bioceres ya se ha enfrentado a cierta resistencia en otra tecnología: las semillas de soja resistentes a la sequía están pendientes de aprobación de China.

"Ser el primero siempre da miedo", dijo Trucco. “No queremos ser una compañía ’yo también’. Tenemos que desafiar el status quo".


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4607

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard