jueves 06 de mayo de 2021
BLOOMBERG
21-09-2020 11:49

El 75 aniversario de la ONU llega en uno de sus peores momentos

El organismo mundial sigue produciendo informes cada vez más sombríos sobre las amenazas globales cuya mitigación fueron el objetivo de su creación.

David Wainer
21-09-2020 11:49

La ONU vive su 75 aniversario en un momento complicado: La biodiversidad está siendo destruida, el cambio climático se está acelerando, la guerra y la hambruna están causando más refugiados que nunca antes en la historia de la humanidad, advierte el organismo mundial. Y ahora la pandemia de covid-19 está llevando a cientos de millones de regreso a la pobreza a medida que se avecinan nuevos confinamientos.

Para profundizar la oscuridad que envuelve al organismo mundial, la Asamblea General anual de la ONU, que generalmente lleva a alrededor de 10.000 diplomáticos a Manhattan, se celebrará virtualmente esta semana, lo que impide los encuentros personales entre los líderes mundiales que a veces ofrecen atisbos de progreso a crisis aparentemente insolubles.

La asamblea generalmente lleva a alrededor de 10.000 diplomáticos a Manhattan, se celebrará virtualmente esta semana

Es uno de los períodos más difíciles que ha vivido la ONU, ya sea que se mire el cambio climático, un colapso socioeconómico debido a la pandemia o los conflictos globales”, dijo Jan Egeland, exjefe de asuntos humanitarios de la ONU que ahora dirige el Consejo Noruego para los Refugiados. “Pero estamos viendo un choque gigantesco entre los ideales que defiende la ONU y el nacionalismo que se está extendiendo rápidamente en muchos de sus estados miembros”.

Foto de familia. Un clásico de los encuentros diplomáticos que no se repite en 2020.
Foto de familia. Un clásico de los encuentros diplomáticos que no se repite en 2020.

Cada otoño, la Asamblea General se convierte en el centro de atención para que las opiniones de los líderes se escuchen en todo el mundo. Los discursos van desde condenas al colonialismo (el cubano Fidel Castro tiene el récord de la ONU con una diatriba de cuatro horas en 1960), hasta el uso de accesorios llamativos, como el dibujo de una bomba con un fusible encendido que el israelí Benjamin Netanyahu sostuvo en 2012 para advertir contra las ambiciones nucleares de Irán.

Es uno de los periodos más complicados para la ONU, porque los ideales y los intereses que defienden algunos de sus miembros no coinciden 

Esta semana, los líderes enviarán videos a una sala vacía. Para el secretario general, Antonio Guterres, quien está organizando una mesa redonda virtual con líderes climáticos de los Gobiernos, las empresas y la sociedad civil para el jueves, será una oportunidad perdida.

“La diplomacia, para ser efectiva, requiere contacto personal”, dijo en una conferencia de prensa. “Lamento mucho que no vamos a tener la oportunidad de reunir a líderes de países involucrados en conflictos, como el conflicto de Libia o el conflicto de Yemen o cualquier otro; o que no podremos reunir a líderes que tienen una iniciativa importante en áreas clave, en relación con el cambio climático, la lucha contra el racismo o en relación con la igualdad de género”.

Una ventaja del formato virtual: los funcionarios de la ONU esperan que se unan con comentarios en video líderes que generalmente envían subordinados a la Asamblea General, incluidos Xi Jinping de China y Vladimir Putin de Rusia.

Cooperación y nacionalismo el la ONU

Es probable que los discursos resalten un contraste cada vez más profundo en las visiones. Se espera que líderes como el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, insten a una acción conjunta para abordar los problemas globales urgentes.

“La semana de la asamblea general de alto nivel será una oportunidad para reflexionar sobre la crisis actual del covid-19 y reafirmar el papel crucial de las Naciones Unidas y de la cooperación multilateral, que son muy necesarias en estos tiempos”, dijo el embajador francés, Nicolas de Riviere, a los periodistas.

Pero los dos primeros oradores programados para el martes, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilizarán la plataforma para resaltar sus enfoques nacionalistas. Para Trump, la oportunidad se presenta exactamente seis semanas antes de las elecciones presidenciales, mientras va tras su oponente demócrata, Joe Biden, en las encuestas.

Donald Trump y Jair Bolsonaro serán los primeros oradores

“Los líderes sabios siempre anteponen el bien de su propia gente y de su propio país”, dijo Trump a la Asamblea General el año pasado. “El futuro no pertenece a los globalistas. El futuro pertenece a los patriotas”.

La reunión se produce cuando EE.UU., el mayor contribuyente de la ONU, se enfrenta cada vez más con la organización, anunciando recientemente su retiro de la Organización Mundial de la Salud y enfureciendo a los miembros del Consejo de Seguridad con su iniciativa para terminar con lo que queda del acuerdo nuclear multinacional de Irán. Si bien Guterres ha logrado mantener una relación cordial con Trump, los asesores del presidente lo han instado a reducir el respaldo de EE.UU. al organismo global por considerarlo un impedimento frecuente para los intereses estadounidenses.

“Siempre ha habido una ambivalencia de EE.UU. en la ONU, pero esta es la primera Administración que realmente trata a la ONU con un grado de antipatía que nunca hemos visto antes”, dijo Stewart Patrick, miembro sénior de Gobernanza Global y Multilateralismo en el Consejo en Relaciones Exteriores. “Otros presidentes han lamentado el hecho de que la ONU no estuviera a la altura de sus promesas, pero en general han visto a la ONU como una organización beneficiosa. Eso ya no está claro con esta Administración”.

Además de los discursos en línea, la Asamblea General presentará una cumbre sobre cambio climático, una conferencia sobre Libia, una celebración del 25 aniversario de la Conferencia Mundial de la Mujer y un foro sobre biodiversidad, todos ellos virtuales.