jueves 26 de mayo de 2022
BLOOMBERG LUCHA CLIMÁTICA
28-03-2022 17:25

Joe Biden busca US$11.000 millones en ayuda climática para países pobres

Busca ayudar a otras naciones a implementar energías limpias y sobrellevar las crecientes consecuencias del cambio climático, más de 10 veces la cantidad que los legisladores destinaron a la iniciativa en el año fiscal 2022.

28-03-2022 17:25

El presidente Joe Biden está pidiendo al Congreso que destine US$11.000 millones de dinero de los contribuyentes para ayudar a otras naciones a implementar energías limpias y sobrellevar las crecientes consecuencias del cambio climático, más de 10 veces la cantidad que los legisladores destinaron a la iniciativa en el año fiscal 2022.

Si el Congreso acepta, el gasto marcaría un cambio masivo para Estados Unidos, luego de años de promesas incumplidas de financiamiento climático para países en desarrollo y vulnerables. El apoyo financiero se considera fundamental para avanzar en la diplomacia climática, ayudar a los países pobres a evitar emisiones de gases de efecto invernadero y reforzar la resiliencia de las naciones vulnerables en la primera línea del calentamiento global. También es clave para el esfuerzo de Biden por demostrarle al mundo que EE.UU. ha regresado como líder mundial en la lucha contra el cambio climático.

En general, Biden está buscando unos US$50.000 millones para programas que aborden el cambio climático, incluidos US$18.000 millones para aumentar la resiliencia del Gobierno de EE.UU. ante un mundo que experimenta el calentamiento, US$3.300 millones en fondos para proyectos de energía limpia y al menos US$20 millones para un nuevo Cuerpo Civil del Clima que apuntaría a poner a los estadounidenses a trabajar en la prevención incendios forestales, restauración de humedales y hacer que los hogares sean más eficientes energéticamente. Para ayudar a financiar las iniciativas, Biden está pidiendo al Congreso que elimine unos $43.600 millones en incentivos fiscales apreciados por la industria del petróleo y el gas, incluidas las deducciones por costos intangibles de perforación y pozos de baja producción.

La financiación climática internacional de Biden va en consonancia con su compromiso anterior de aportar alrededor de US$11.400 millones al esfuerzo para 2024. Al solicitar el dinero con un año de anticipación, la administración de Biden puede esperar una recepción más amistosa en el Capitolio, dada la posibilidad de que los demócratas pierdan el control del Congreso en las elecciones de mitad de período de noviembre.

El hecho de que EE.UU. y otras naciones ricas no hayan cumplido su promesa de US$100.000 millones en fondos anuales para ayudar a los países pobres a abordar el cambio climático ha sido un punto conflictivo en las negociaciones internacionales.

El gasto propuesto incluye financiación directa, así como garantías de préstamos y otros recursos financieros. Por ejemplo, el plan presupuestario de Biden apoyaría un préstamo de US$3.200 millones para el Fondo de Tecnología Limpia destinado a promover proyectos de energía limpia en países en desarrollo. También incluye US$1.600 millones para el Fondo Verde para el Clima de las Naciones Unidas, que tiene como objetivo ayudar a las naciones en desarrollo en su transición hacia la energía limpia y lidiar con los efectos del cambio climático.

Hasta ahora, EE.UU. no ha cumplido con su compromiso de 2015 de repartir US$3.000 millones al Fondo Verde para el Clima para 2020, incluso cuando otras naciones, como Francia, el Reino Unido y Alemania, duplicaron sus compromisos iniciales de financiación. El expresidente Barack Obama entregó solo dos pagos iniciales de US$500 millones cada uno al fondo, pero el expresidente Donald Trump detuvo el apoyo después de que asumió el cargo. Y en el presupuesto fiscal 2022 recién promulgado, los legisladores no incluyeron una partida específica para el Fondo Verde para el Clima.