lunes 20 de septiembre de 2021
BLOOMBERG Critpo en la calle
07-09-2021 11:59

Bitcoin enfrenta la mayor prueba al convertirse en moneda oficial de El Salvador

El bitcoin está enfrentando la mayor prueba de sus 12 años de historia debido a que El Salvador se convierte este martes en el primer país en adoptarlo como moneda de curso legal.

07-09-2021 11:59

El bitcóin está enfrentando la mayor prueba de sus 12 años de historia debido a que El Salvador se convierte este martes en el primer país en adoptarlo como moneda de curso legal.

Tanto los adeptos como los detractores de las criptomonedas estarán monitoreando el experimento para ver si un número significativo de personas quiere realizar transacciones con bitcoines cuando circula junto con el dólar estadounidense, y si aporta algún beneficio a la violenta y empobrecida nación centroamericana.

El país compró 400 bitcoines antes del lanzamiento, por un valor de mercado de alrededor de US$20 millones a los precios actuales. El país planea comprar “muchos más”, dijo el presidente, Nayib Bukele, a través de Twitter, después de comprar el primer lote de 200.

Criptomonedas: ¿Sólo una inversión de moda?

Si el experimento tiene éxito, otros países pueden seguir el ejemplo de El Salvador. Su adopción recibirá un impulso inicial de la billetera de bitcoines del Gobierno, Chivo, que viene precargada con el equivalente a US$30 para los usuarios que se registren con un número de identificación nacional salvadoreño.

Las empresas deberán aceptar el bitcóin a cambio de bienes y servicios y el Gobierno lo aceptará para el pago de impuestos. El plan es creación del presidente de El Salvador, de 40 años, quien dice que atraerá a más personas al sistema financiero y abaratará el envío de remesas.

“Este es un mundo feliz”, dijo Garrick Hileman, jefe de investigación de Blockchain.com, con sede en Miami. “Estamos en aguas desconocidas con este lanzamiento, pero me alegra ver que este experimento se lleve a cabo, y creo que aprenderemos mucho de él”.

Cajeros automáticos de bitcoines

La Administración de Bukele instaló 200 cajeros automáticos de bitcoines en todo el país que se pueden usar para cambiar la criptomoneda por dólares estadounidenses. El Ministerio de Hacienda creó un fondo de US$150 millones en el Banco de Desarrollo de El Salvador, Bandesal, para respaldar las transacciones.

El dólar seguirá siendo la moneda nacional para fines de contabilidad pública y los comerciantes que no puedan recibir la moneda electrónica desde el punto de vista tecnológico estarán exentos de la ley, dijo el Gobierno.

La economía dolarizada de El Salvador depende en gran medida de las remesas enviadas a casa por los migrantes en el extranjero, que totalizaron US$6.000 millones el año pasado y representan aproximadamente una quinta parte del producto interno bruto. Bukele dice que la adopción del bitcóin podría ahorrarles a los salvadoreños US$400 millones al año en comisiones por estas transacciones.

Escepticismo público

Si bien el propio Bukele disfruta de índices de aprobación de más del 80%, una encuesta realizada la semana pasada por la Universidad Centroamericana José Simeón Canas de El Salvador encontró que su ley sobre el bitcóin es muy impopular. Dos tercios de los encuestados dijeron que la ley debería derogarse, mientras que más del 70% dijo que prefiere usar dólares estadounidenses.

El Salvador alista el despliegue del bitcoin con cajeros automáticos

El Fondo Monetario internacional advirtió de los riesgos del uso del bitcóin, que perdió casi la mitad de su valor de abril a mayo, y el Banco Mundial rechazó una solicitud de ayuda del Gobierno de El Salvador para su adopción, citando inconvenientes ambientales y de transparencia. Las noticias del bitcóin también ayudaron a desencadenar una liquidación de los bonos en dólares de El Salvador, aunque desde entonces han reducido las pérdidas.

“Las criptomonedas son atractivas, pero no han sido probadas y son complicadas, especialmente para un país como El Salvador”, dijo la directora gerente de Stifel Nicolaus & Co., Nathalie Marshik. “Es extremadamente arriesgado y está la pregunta de si el fondo de Bandesal es lo suficientemente grande. Las regulaciones se parecen a la ley en cuanto a que fueron elaboradas de manera muy rápida. Es un gran signo de interrogación”.

Observando de cerca

Si bien Bahamas lanzó este año su propia moneda digital respaldada por el banco central, el Sand Dollar, y Venezuela tiene su propio dinero electrónico llamado Petro, estos son muy diferentes de una criptomoneda descentralizada como el bitcóin, cuyos usuarios valoran su independencia de los Gobiernos y bancos centrales.

Otros Gobiernos de la región estarán observando de cerca. El mes pasado, Cuba legalizó la criptomoneda, que ya se utilizaba en la isla, mientras que los legisladores de otros países como Panamá y Uruguay han propuesto una legislación similar.

La adopción del bitcóin se produce cuando el tribunal superior del país presidido por aliados de Bukele dictaminó la semana pasada que el presidente puede postularse para un segundo mandato. Estados Unidos criticó la decisión y dijo que daña las relaciones bilaterales entre las dos naciones.

LR CP