sábado 28 de mayo de 2022
BLOOMBERG
14-03-2022 12:12

Los bonos en dólares de los mercados emergentes subirían junto con el alza de las tasas de la Fed

Mientras la Reserva Federal se prepara para subir las tasas de interés, los inversionistas buscan activos que puedan tener un rendimiento superior en medio de condiciones monetarias más restrictivas.

14-03-2022 12:12

Los bonos en dólares de los mercados emergentes empiezan a parecer una ganga.

El rendimiento adicional ofrecido por la deuda soberana de los países en desarrollo sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos ha aumentado por encima de los 500 puntos básicos, cruzando un umbral que solo se superó otras dos veces en más de una década. Eso está atrayendo a los administradores de dinero, incluidos FIM Partners y Vontobel Asset Management, para apostar que los diferenciales caerán rápidamente, tal como lo hicieron después de los picos anteriores.

Mientras la Reserva Federal se prepara para subir las tasas de interés esta semana, los inversionistas buscan activos que puedan tener un rendimiento superior en medio de condiciones monetarias más restrictivas y un dólar más fuerte. Los bonos denominados en dólares de mercados emergentes parecen encajar a la perfección y tienen un historial de repuntes durante las alzas de tasas de la Fed. Si bien el empeoramiento de la guerra en Ucrania -o las consecuencias de un default de la deuda rusa que podría ocurrir el miércoles- pueden descarrilar esta operación, el temor de pasar por alto un mínimo del mercado está empujando a los inversionistas a comprar selectivamente los valores.

EM dollar bond spread has again surpassed the 500 basis-point level

“Los diferenciales de los mercados emergentes nunca han terminado un año calendario con un rendimiento negativo al comenzar por encima de los 300 puntos básicos”, dijo Francesc Balcells, director de inversiones de deuda de mercados emergentes de FIM Partners en Londres. “Hay mucha negatividad en la deuda en este momento”, añadió.

Una medida de JPMorgan Chase & Co. de la prima de riesgo soberano en los países emergentes aumentó a 526 puntos básicos el 8 de marzo, superando los 507 puntos básicos alcanzados tras el alza de tasas de la Fed en 2015 y los 468 puntos básicos alcanzados en 2011 tras la rebaja de la calificación crediticia de Estados Unidos. En ambas ocasiones, se produjo un repunte de los bonos, lo que redujo el diferencial de la deuda en desarrollo a unos 250 puntos básicos. Un aumento durante la caída relacionada con el Covid de marzo de 2020 también fue seguido por ganancias en cuestión de semanas.

Un ajuste de la Fed ya no significa la ruina en mercados emergentes

FIM Partners ha comenzado a comprar deuda emitida por países del golfo Pérsico y América Latina, y está analizando deuda de alto rendimiento que se ha visto golpeada, como la de Omán. El administrador de activos también invertirá en nuevas ofertas de deuda de Baréin y Colombia, con calificación de grado especulativo, que “vendrán con grandes concesiones” a su deuda existente, afirmó Balcells.

Además de la percepción alcista, la historia sugiere que la deuda en dólares de los mercados emergentes tiende a recuperarse una vez que se inician las alzas de la Fed, ya que ofrece a los inversionistas una forma de poseer activos de mayor rendimiento sin el riesgo de la moneda local.

El dólar en carrera

“Es probable que se ajusten los diferenciales de divisas fuertes de los mercados emergentes una vez que la Fed comience a subir sus tasas, como ha ocurrido en los últimos tres ciclos de incrementos”, dijo Carlos de Sousa, administrador de dinero en Vontobel.

Apuestas Selectivas

Pero el bajo precio por sí solo no es suficiente para mantener el interés de los inversionistas en los activos de los mercados emergentes, especialmente cuando una guerra encarnizada amenaza con impulsar la inflación y mermar el crecimiento global. Goldman Sachs Group Inc. dijo que es prematuro comprar crédito asiático ahora a pesar de una baja, dado el potencial de un amplio rango de resultados de la invasión rusa a Ucrania.

Los administradores de dinero que están regresando a la clase de activos se han vuelto selectivos, favoreciendo bonos de mayor vencimiento, que son menos sensibles a tasas más altas o la deuda de países que se benefician del auge de los productos básicos.

De Sousa prefiere a Ecuador porque los precios del crudo alrededor de US$110 por barril reducen la necesidad de la nación de acudir a los mercados de capital en el extranjero.