domingo 02 de octubre de 2022
BLOOMBERG Nuevo Gobierno

Colombia bajará el subsidio al combustible para aliviar el déficit fiscal

Los subsidios a la gasolina y el diésel otorgados a través de la petrolera estatal Ecopetrol costarán a las arcas fiscales alrededor del 2,5% del producto interno bruto este año y del 2,1% en 2023.

12-09-2022 09:57

El Gobierno de Colombia pretende comenzar a subir los precios de la gasolina para aliviar el creciente déficit fiscal.

El país andino retomará la senda de aumento de los precios de las gasolinas, pero no modificará los del diésel, escribió el presidente Gustavo Petro el domingo en su cuenta de Twitter. Petro también dijo que el Congreso puede adelantar el debate sobre la indexación de los precios locales de los combustibles con los precios internacionales.

“El objetivo no será más que reducir el déficit irresponsablemente acumulado”, dijo Petro.

Qué tan radical será el gobierno de Gustavo Petro con la economía colombiana

En lugar de permitir que los precios de los combustibles suben en línea con el petróleo este año, la Administración del expresidente Iván Duque limitó los aumentos para mantener baja la tasa de inflación. Eso hizo que el Gobierno se endeudara significativamente con la empresa estatal Ecopetrol S.A., que debe vender su combustible a un precio artificialmente bajo.

Los subsidios a la gasolina y el diésel otorgados a través de la petrolera estatal Ecopetrol costarán a las arcas fiscales alrededor del 2,5% del producto interno bruto este año y del 2,1% en 2023, dijo el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, en una entrevista a principios de este mes.

El país tiene uno de los combustibles más baratos de la región, solo por detrás de Venezuela y Bolivia, ya que el Gobierno ha implementado subsidios para evitar que los precios internos aumenten en línea con los costos mundiales del crudo.

El simbolismo marcó la jura de Gustavo Petro como presidente de Colombia

Las deudas del Gobierno con Ecopetrol no están incluidas en las cifras del déficit fiscal, que ahora parecen artificialmente bajas. Si las cifras incluyeran los subsidios a los combustibles, el déficit de este año, previsto en un 5,6% del PIB, se elevaría a más del 8%.

Una de las principales preocupaciones de dejar que los precios de los combustibles suban es el efecto sobre la inflación, dijo Ocampo. La inflación anual de Colombia se sitúa en el nivel más alto de los últimos 23 años del 10,84%.

Gustavo Petro asume el poder en Colombia con retos fiscales en primer plano

El Gobierno también planea establecer más controles para una tributación efectiva de las empresas de combustibles, y está considerando la posibilidad de imponer gravámenes tanto a las cantidades extraídas como a las exportaciones a precios internacionales, dijo Petro.

El aumento de los precios de los combustibles tras la pandemia y la invasión rusa a Ucrania ha provocado malestar social e inestabilidad política en varias naciones latinoamericanas, entre ellas los vecinos Ecuador, Panamá y Perú.