viernes 12 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA GIRO A LA IZQUIERDA

Gustavo Petro pone una bisagra en Colombia

Asumirá la presidencia el próximo domingo, mientras crece su imagen en las encuestas. Cuáles son sus principales desafíos para la gestión y los cuestionamientos que recibió.

05-08-2022 07:54

Gustavo Petro, de 65 años, asumirá el domingo la presidencia de Colombia. Será el primer jefe de Estado enrolado en la izquierda en 200 años de historia y, también, el primer ex guerrillero en convertirse en comandante supremo de las Fuerzas Armadas en compañía de la primera afrodescendiente como vicepresidenta, Francia Márquez.

Durante su campaña, Petro capitalizó las multitudinarias protestas de 2021 contra las políticas del gobierno conservador de Iván Duque, virtual delfín de Álvaro Uribe, por primera vez fuera de juego en las últimas dos décadas.

Colombia y Venezuela restablecen las relaciones diplomáticas

Entre militares, empresarios y otros sectores de la sociedad colombiana campean las dudas sobre Petro. Tanto por su pasado como por sus vínculos con el régimen de Nicolás Maduro, con el cual reestablecerá las relaciones diplomáticas. También crean incertidumbre las reformas fiscal, agraria y policial que se propone, así como el final de la dependencia económica del extractivismo.

La transición política con Duque se ha caracterizado por ser pacífica. Tras ser elegido, Petro mejoró su imagen: pasó de un 42% en febrero a un 64% en julio, según una encuesta de Invamer. Los desafíos inmediatos de Petro se centran en los altos índices de pobreza, desigualdad y de criminalidad en una sociedad estigmatizada por cinco décadas de conflicto armado.

Gustavo Petro

El histórico acuerdo de paz entre el Estado y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC), hace cinco años, abrió un espacio para nuevas prioridades, como la lucha contra la corrupción y el desempleo.

Petro, con mayoría en el Congreso, aspira a avanzar en las negociaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa, así como someter a la justicia a bandas criminales como el Clan del Golfo, el cártel de narcotráfico más poderoso del país.

En el Congreso, con mayoría propia de izquierda, cuenta con el consenso de los partidos Liberal y Conservador. Algo inédito.

JL PAR