sábado 30 de mayo de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG
jueves 26 marzo, 2020

Con tantos usuarios teletrabajando, no abusar de Zoom: A. Webb

Los neófitos que trabajan desde casa proporcionan ciertos momentos de liviandad muy necesarios actualmente. El sacerdote italiano que transmitió su misa en vivo con orejas de gato y bigotes accidentalmente superpuestos en su cabeza. La mujer que no apagó su cámara cuando fue al baño durante una conferencia telefónica. Los niños y las mascotas que generalmente se molestan entre sí. Incluso si estos momentos estuvieran preparados, merecen una sonrisa.

Alex Webb

Bloomberg Default Foto: Bloomberg
jueves 26 marzo, 2020

Los neófitos que trabajan desde casa proporcionan ciertos momentos de liviandad muy necesarios actualmente. El sacerdote italiano que transmitió su misa en vivo con orejas de gato y bigotes accidentalmente superpuestos en su cabeza. La mujer que no apagó su cámara cuando fue al baño durante una conferencia telefónica. Los niños y las mascotas que generalmente se molestan entre sí. Incluso si estos momentos estuvieran preparados, merecen una sonrisa.

Sin embargo, la risa no resuelve las dificultades que muchos experimentan cuando millones más de personas se autoaislan e inician sesión desde sus hogares. A pesar de todas las declaraciones de los operadores de telecomunicaciones que indican que sus redes pueden hacer frente a los máximos de carga, todavía hay cosas que los usuarios pueden hacer para reducir la probabilidad de llamadas caídas o conexiones irregulares. Más que eso, los pequeños cambios que se hagan pueden disminuir la carga en las redes de telecomunicaciones de manera más amplia.

El martes, el regulador británico Ofcom aconsejó sobre cómo mantenerse conectado durante el autoaislamiento del COVID-19. Vale la pena leerlo todo, pero en primer lugar indica usar su teléfono fijo o Wi-Fi cuando sea posible, en lugar de utilizar la conexión móvil. Debido a que la mayoría de las principales aplicaciones de videollamadas están hechas por empresas estadounidenses, están diseñadas para usuarios con acceso fácil a conexiones móviles de alta velocidad, ya que los planes de datos ilimitados son más comunes allí que en Europa o Asia, según Nick McQuire, jefe de investigación empresarial en la firma de inteligencia de mercado CCS Insight.

McQuire dice que las empresas de aplicaciones de conferencia han descuidado el tema de la optimización del ancho de banda en general. A medida que un creciente número de personas usa las videollamadas —no solo por trabajo, sino también para hacer visitas familiares a los abuelos, la clase de arte de tercer grado y las horas felices virtuales— estos problemas corren el riesgo de aumentar. Esta es una de las razones por las que Ofcom fomenta el uso de teléfonos fijos. Los puntos máximos en el uso de la red implican que los operadores tienen que apoyarse en más y más servidores para administrar la mayor carga de lo habitual, según datos italianos de la firma de análisis de redes Tutela Technologies Ltd.

En la era del COVID-19, la videoconferencia es un canal importante para mantener el contacto social, pero algunos productos operan mejor en la red que otros. Atrapado en casa como muchos otros en Londres, realicé una serie de pruebas para ver la cantidad de datos que requerían cada una de las aplicaciones más populares para las mismas llamadas, de la manera más científica posible debido a las circunstancias. En promedio, el servicio homónimo de Zoom Video Communications Inc. y los Hangouts de Google Inc. utilizaron tres veces más datos que FaceTime de Apple Inc. o Webex de Cisco Systems Inc.

No obstante, para usar FaceTime, todos los participantes necesitan un dispositivo Apple, algo poco común cuando un iPhone de gama alta comienza en US$1.000. Y Webex no es exactamente fácil de usar, ya que mi novia se quejó mientras me ayudaba a probar: "La configuración para esto es definitivamente la peor". Con Zoom, los requisitos de datos disminuyeron significativamente cuando lo probamos alrededor de las 5 p.m., cuando el uso parece alcanzar su punto máximo; parecía restringir sus necesidades a medida que la capacidad de la red se limitaba.

En ocasiones, podría ser mejor usar la red móvil en lugar de Wi-Fi, según los datos de Tutela. Desde que Italia entró en cuarentena total el 12 de marzo, la red móvil ha brindado en promedio una mejor calidad de servicio hasta aproximadamente las 2 p.m., después de esa hora, las conexiones Wi-Fi han proporcionado una conexión más estable. Esto varía según el país, por supuesto, pero la tendencia en otros lugares es similar. El 24 de marzo, el primer día después de que el primer ministro británico, Boris Johnson, describiera medidas más estrictas de autoaislamiento, las redes móviles del Reino Unido proporcionaron un mejor servicio hasta aproximadamente las 9 a.m., después de lo cual el Wi-Fi volvió a ser más constante.

No se trata solo de trabajo, por supuesto. Ha habido un repunte masivo en las demandas por los juegos en línea en la red. En la semana del 9 de marzo, el uso de datos de juegos aumentó un 75% en Estados Unidos, dijo Verizon Communications Inc. la semana pasada. Es mucho mejor evitar en lo posible los juegos en red. Y si planea dejar a los niños frente a una o más películas durante el día, piense en descargarlas durante la noche en lugar de transmitirlas en tiempo real.

Netflix Inc., YouTube de Alphabet Inc., Amazon.com Inc. y Walt Disney Co. ya están reduciendo el consumo de ancho de banda de sus servicios de transmisión en Europa para aliviar la carga en las redes de la región. El uso inteligente de la videoconferencia no solo puede hacer que sus llamadas sean más estables, sino que además puede evitar cualquier limitación que se imponga a esa tecnología.

Y, por el amor de Dios, si estás en una llamada de conferencia y no estás hablando, asegúrate de silenciarte. Tú sabes quién eres.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5011

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.