viernes 24 de septiembre de 2021
BLOOMBERG
12-10-2020 10:20
12-10-2020 10:20

Coronavirus podría permanecer semanas en superficies comunes

El nuevo coronavirus podría resultar infeccioso durante semanas en billetes de banco, en vidrio y otras superficies comunes, según una investigación realizada por el principal laboratorio de bioseguridad de Australia que destaca los riesgos del papel moneda, los dispositivos de pantalla táctil así como mangos y barandas.

12-10-2020 10:20

El nuevo coronavirus podría resultar infeccioso durante semanas en billetes de banco, en vidrio y otras superficies comunes, según una investigación realizada por el principal laboratorio de bioseguridad de Australia que destaca los riesgos del papel moneda, los dispositivos de pantalla táctil así como mangos y barandas.

Los científicos del Centro Australiano para la Preparación de Enfermedades mostró que el SARS-CoV-2 es “extremadamente robusto”, y sobrevive durante 28 días en superficies lisas como las pantallas de teléfonos móviles y billetes de plástico a temperatura ambiente, o 20 grados centígrados. Ello contrasta con la supervivencia de 17 días para el virus de la gripe.

La supervivencia del virus disminuyó a menos de un día a 40 grados centígrados en algunas superficies, según el estudio, publicado en Virology Journal. Las conclusiones se suman a la evidencia de que el coronavirus causante de covid-19 sobrevive durante más tiempo en un clima más fresco, por lo que es potencialmente más difícil de controlar en invierno que en verano. La investigación también ayuda a predecir y mitigar con mayor precisión la propagación de la pandemia, dijeron los científicos.

20200913_vacuna_pandemia_coronavirus_cedoc_g

“Nuestros resultados muestran que el SARS-CoV-2 puede seguir siendo infeccioso en las superficies durante largos períodos de tiempo, lo que refuerza la necesidad de buenas prácticas como lavarse las manos y limpiar superficies regularmente”, dijo la coautora Debbie Eagles, directora adjunta del centro, en un comunicado enviado por correo electrónico el lunes.

El coronavirus se transmite principalmente a través de contacto directo con una persona infectada, especialmente por partículas cargadas de virus que emiten al toser, estornudar, hablar, cantar e incluso respirar. El SARS-CoV-2 también puede contaminar las superficies cuando estas partículas se depositan, creando los llamados fómites que, según los investigadores, pueden desempeñar un papel menor, aunque importante, en la transmisión del virus.

“Plantea algunos problemas críticos en torno a la necesidad de seguir desinfectando las superficies, incluso cuando los casos en la comunidad son bajos”, dijo Trevor Drew, director del centro y otro coautor, en una entrevista. “Todavía tenemos que llevar a cabo esos regímenes de desinfección, tanto a nivel personal como público, incluso cuando no parece haber ningún caso porque podría haber virus residual”.

La propagación del SARS-CoV-2 a través de fómites es plausible, dijeron investigadores de Kansas State University en un estudio difundido antes de su publicación y revisión por otros expertos en agosto. Analizaron la estabilidad del coronavirus en unas doce superficies y descubrieron que sobrevivió entre cinco y siete veces más en condiciones de primavera/otoño más frías y menos húmedas en comparación con la temperatura y la humedad media en verano.

La conclusión es un mal augurio para el control del covid-19 durante el invierno en el hemisferio norte, dijo el virólogo Juergen Richt, quien dirigió la investigación. “Si no pudimos controlarlo muy bien durante el verano, nos espera una gran sorpresa”, señaló Richt en una entrevista.