miércoles 18 de mayo de 2022
BLOOMBERG Efecto de la guerra
16-03-2022 11:05

Los costos de la energía tocarán un récord de 13% del PBI mundial este año

Los países de bajos ingresos serán los más afectados en términos de inflación, energía y alimentos por la invasión a Ucrania.

16-03-2022 11:05

Los costos de la energía alcanzarán este año un máximo histórico de más de 13% del producto interno bruto mundial, debido a que el precio de mantener el mundo en funcionamiento es cada vez mayor.

El gasto de energía primaria como porcentaje de la producción se duplicará con respecto al nivel de 2021 de solo 6,5%, según un análisis de la consultora Thunder Said Energy. Los crecientes costos de los productos básicos están provocando un alza en la inflación y aumentando las facturas de los hogares y la industria por igual.

Rusia al borde del default si no abona en dólares el vencimiento de su deuda

Reducir la demanda es la única opción a corto plazo para aliviar la escasez”, escribió Rob West, exanalista de Redburn y fundador de Thunder Said Energy. “No hay buenas opciones aquí, sólo opciones ‘menos malas’”.

Los costos de los productos básicos energéticos se han disparado debido a las preocupaciones sobre el suministro y la guerra en Ucrania; los precios del gas natural en Europa han subido más de 500% comparado con la misma fecha del año pasado. La menor producción de petróleo de Rusia también podría contribuir a una inflación de precios, ya que la Agencia Internacional de Energía señaló el miércoles que la producción podría disminuir bruscamente en cerca de una cuarta parte el próximo mes.

Petróleo y crisis mundial: las oportunidades para América Latina

El nivel de 13% para 2022 coincide con la proporción del PIB de 1980, un período en el que los precios del petróleo se dispararon.

El informe de West supone rangos de entre US$250 y US$300 por tonelada de carbón, US$125 y US$150 por barril de petróleo y entre US$40 y US$45 por cada 1.000 pies cúbicos de gas. “Así que esta no es una ‘crisis del petróleo’ o una ‘crisis del gas’, sino una ‘crisis de todo’”, escribió.