lunes 02 de agosto de 2021
BLOOMBERG
28-01-2019 09:32

El desastre de la empresa brasileña Vale lleva a minera a suspender dividendos

La ruptura de un dique de Vale SA dejó por lo menos 58 muertos y más de 300 desaparecidos, lo que llevó al productor de mineral de hierro más grande del mundo a suspender el pago de dividendos en tanto se prepara para las consecuencias financieras de la catástrofe.

28-01-2019 09:32

La ruptura de un dique de Vale SA dejó por lo menos 58 muertos y más de 300 desaparecidos, lo que llevó al productor de mineral de hierro más grande del mundo a suspender el pago de dividendos en tanto se prepara para las consecuencias financieras de la catástrofe.

El desmoronamiento del dique de relaves de la mina Feijão en el estado rural de Minas Gerais es el segundo desastre fatal de Vale desde 2015, cuando la mina Samarco derramó miles de millones de litros de desechos. Avimar de Melo, alcalde de la ciudad de Brumadinho, que fue en parte arrasada por el derrame, pide millones de dólares en concepto de daños y perjuicios y atribuyó el incidente a la “incompetencia” de Vale.

Dado que esta es la segunda ruptura de un dique vinculada a Vale, esperaríamos requisitos de descontaminación más estrictos y sanciones más duras”, escribieron el lunes analistas de Macquarie Capital Ltd. entre los que se contaba Grant Sporre.

Los futuros de mineral de hierro en China llegaron al nivel más alto en más de un año por la preocupación de que se interrumpa el suministro mundial. Los certificados estadounidenses de depósitos en custodia de Vale cayeron más de 8 por ciento el viernes. Las acciones no cotizaron en Brasil el viernes debido a un feriado local.

El desastre será la primera prueba importante para el máximo responsable de Vale, Fabio Schvartsman, que asumió su cargo hace menos de dos años. Su antecesor, Murilo Ferreira, fue duramente criticado por sus primeras reacciones ante la catástrofe de Samarco. Su respuesta aparentemente deslucida más tarde fue usada en su contra por rivales ansiosos por reemplazarlo.

El domingo, Renan Calheiros, candidato a presidente del Senado, tuiteó que los máximos directivos de Vale deberían renunciar. Vale no accedió a efectuar declaraciones.

El desastre también se produce menos de un mes después de la asunción del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y podría desbaratar sus planes para flexibilizar las restricciones ambientales y aumentar la producción minera a través de reformas legislativas.

El directorio de Vale decidió suspender el pago de dividendos después de una asamblea extraordinaria, según un comunicado en portugués fechado el 27 de enero. En un principio no estuvo claro si los dividendos estaban suspendidos o el directorio acababa de analizar esa posibilidad porque una declaración en inglés en el sitio web de la compañía decía que aquel había “deliberado” sobre el tema. Pero un portavoz de Vale en Pekín más tarde remitió a Bloomberg al comunicado en portugués.

S&P Global Ratings colocó los bonos de Vale en CreditWatch el viernes, advirtiendo que la empresa podría verse obligada a cerrar instalaciones. Tres jueces han congelado casi US$3.000 millones de fondos de la compañía para garantizar que pueda indemnizar a las víctimas y pagar la limpieza. Vale también ha acordado crear comisiones para analizar el desastre y dar apoyo a las víctimas.

Schvartsman dijo que el último desastre debe llevar a la compañía a elevar sus normas de seguridad a un nivel “muy superior al que tenemos hoy”. El proyecto Feijão es una de sus instalaciones pequeñas, ya que produjo 7,8 millones de toneladas de mineral en 2017.