martes 15 de junio de 2021
BLOOMBERG Covid
06-05-2021 16:50

La OMC tendrá la palabra final sobre la suspensión de patentes de vacunas

La propuesta de India y Sudáfrica fue apoyada por Biden. Alemania se opone. Para que la medida prospere, se necesita un consenso en el organismo multilateral.

06-05-2021 16:50

Las compañías farmacéuticas están en fase de negación tras la decisión de Joe Biden de suspender las patentes de las vacunas contra el COVID-19. La palabra final para lograr una distribución masiva de las dosis en los países más pobres quedará en manos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), un organismo más conocido por su incapacidad en lograr acuerdos internacionales que por su pericia.

Las farmacéuticas cuentan con un poderoso aliado, Alemania, y también con el apoyo de otros países que se oponen a una exención de las normas que protegen la propiedad intelectual de las vacunas. El miércoles, cuando Estados Unidos respaldó esta exención, las acciones de los fabricantes de vacunas estadounidenses y europeos cayeron en picada en Wall Street.

El tema gira en torno a un acuerdo de 1995 de la OMC sobre los ADPIC (aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio), que proporcionan reglas aplicables para salvaguardar marcas comerciales, diseños, invenciones y otros bienes intangibles en el comercio mundial. ADPIC entra en escena en medio de un debate sobre cómo contener la propagación de la pandemia en los países subdesarrollados.

Estados Unidos sale a la cancha de la "diplomacia" de las vacunas

India y Sudáfrica han propuesto una amplia exención de las reglas del acuerdo ADPIC sobre la producción y exportación de vacunas y otros productos médicos críticos necesarios para combatir el virus del covid-19. Argentina apoyó esa iniciativa.

Tercera vía para las licencias

La nueva directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, ex ministra de Finanzas de Nigeria, propuso un enfoque alternativo, una tercera vía, en la que las empresas privadas se comprometan a otorgar acuerdos de licencia con países para compartir parte del conocimiento —no todo— y los diseños necesarios para producir vacunas en el mundo en desarrollo.Nuevo Director General del OMC

A simple vista, la solicitud de los países más pobres es sencilla. Con menos capacidad de inversión y otros recursos para desarrollar vacunas y tecnologías médicas, se les debería permitir hacer todo lo posible para tratar a sus ciudadanos sin temor a represalias comerciales punitivas.

Citando un imperativo moral de salvar vidas, los defensores de la exención, como la organización humanitaria Médecins Sans Frontières, argumentan que es inadmisible que los países ricos acumulen conocimientos sobre vacunas y que las compañías farmacéuticas prioricen las utilidades sobre las vidas en los países pobres. Pero las implicaciones más amplias de la solicitud no son tan simples.

‘Serias complicaciones’

Si bien India y Sudáfrica dicen que las reglas de propiedad intelectual para las vacunas crean obstáculos innecesarios para poner fin a la pandemia, los opositores a la exención argumentan que las reglas de propiedad intelectual son herramientas críticas que incentivan a las empresas a asumir riesgos e invertir en el desarrollo y despliegue de múltiples vacunas. Una exención crearía “serias complicaciones” para la producción de vacunas, dijo el jueves una vocera del Gobierno alemán.

Dadas las diferentes opiniones en la Unión Europea, es probable que haya negociaciones, dijo Keith Rockwell, funcionario de la OMC. “Es un tema tan importante que debe haber algún tipo de movimiento”, dijo a los periodistas. “Veamos si la UE presenta algún otro tipo de idea. Tendremos que esperar y ver”.

La producción de la vacuna se ha visto obstaculizada por procesos regulatorios incluso para los fabricantes con derechos de propiedad intelectual. Se suponía que una planta de producción masiva de vacunas en Baltimore era la columna vertebral en Estados Unidos tanto para Johnson & Johnson como para AstraZeneca, pero fallos en los controles de calidad estacaron la producción.

Independientemente de los méritos de cualquiera de los argumentos, India y Sudáfrica han ganado un amplio respaldo público. El apoyo de Biden a la exención también le valió una rápida victoria política con los progresistas demócratas.

La solución de la OMC reconoce que algunas de las principales economías desarrolladas nunca permitirán el desmantelamiento de un importante acuerdo de la OMC, mientras que al mismo tiempo alienta al sector privado a entregar más vacunas para las personas de los países más pobres, incluso si esto significa sacrificar una porción de sus utilidades.