Soleado
Temperatura:
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 19 de agosto de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG / salud
miércoles 10 julio, 2019

Preocupación en Estados Unidos por un virus infantil que causa parálisis

Los niños que padecen la enfermedad tienden a tener alrededor de 5 años. No se conoce cómo prevenirla o tratarla.

Michelle Fay Cortez y Myah Ward

La enfermedad afecta a chicos de alrededor de 5 años. Foto: Pixabay

Funcionarios de salud del gobierno instan a los médicos estadounidenses a estar atentos a una condición misteriosa que comenzó a resurgir a fines del verano y principios del otoño del hemisferio norte, la cual ataca a niños pequeños sanos y los deja paralizados.

El primer signo de lo que los científicos llaman mielitis flácida aguda (AFM, por sus siglas en inglés) se dio en 2014, en medio de un brote de una infección respiratoria grave causada por el virus EV-D68. La mayoría de los niños afectados estaban sanos hasta que una infección causó síntomas de fiebre o resfriado, aproximadamente una semana antes de que comenzaran a perder fuerza muscular, dijeron los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU (CCPEEU). A la fecha ha habido alrededor de 570 casos.

Muchos de los niños tenían amigos y hermanos que parecían librarse del virus sin ningún problema, dijeron los investigadores, y aún no está claro si la culpa es del virus EV-D68. No se conoce ninguna forma de prevenirlo o tratarlo, y los médicos aún no pueden predecir qué niños desarrollarán parálisis. Para los que la presentan, la parálisis y la debilidad pueden durar meses y no se sabe con exactitud si se recuperarán por completo.

Los casos suelen empezar a aumentar en agosto, con el fin del verano en el hemisferio norte

"Queremos que los médicos y los padres estén listos para un posible brote este año", dijo Anne Schuchat, subdirectora principal de los CCPEEU, en una conferencia telefónica con reporteros. "Una de las razones por las que estamos informando estos resultados en julio es porque cada agosto comenzamos a ver el aumento".

La identificación de pacientes potenciales al inicio de la enfermedad es crítica, ya que la condición puede pasar rápidamente de la debilidad de una extremidad a una falla respiratoria en toda regla que requiere atención médica intensiva, según los CCPEEU. Los niños que padecen la enfermedad tienden a tener alrededor de 5 años.

Los investigadores de la agencia analizaron 233 casos ocurridos en 41 estados en 2018, el año con el mayor brote, para comprender mejor cómo se comporta la enfermedad. Casi todos los pacientes fueron hospitalizados, el 60% ingresó en la unidad de cuidados intensivos y el 27% requirió máquinas para ayudarlos a respirar, asegura Tom Clark, pediatra y subdirector de la división de enfermedades virales de los CCPEEU.

Queremos que los médicos y los padres estén listos para un posible brote este año, dijo Anne Schuchat

Trabajos anteriores encontraron que más de 70% de los pacientes todavía tenían debilidad en las extremidades meses después de que la enfermedad apareciera por primera vez.

"Realmente creemos que la rehabilitación y la terapia física temprana y agresiva son prometedoras para ayudar a los niños a fortalecer la función que tienen después de la AFM", afirma Clark. "Lamentablemente, no tenemos una buena evidencia de los beneficios de ninguno de esos tratamientos. Esta es una pregunta importante para nosotros y la razón por la que estamos trabajando para identificar cada caso".

La enfermedad suele atacar con más fuerza cada dos años. Se han reportado 11 casos hasta el momento en 2019, que imitan los niveles más bajos observados en años impares, asegura Schuchat.

Los CCPEEU piden a los médicos informar rápidamente cualquier caso sospechoso a su departamento de salud estatal. La agencia está investigando todos los casos, y una alerta temprana da a sus detectives de enfermedades una mejor oportunidad de entender lo que está sucediendo. En 2018, pasaron de 18 a 36 días antes de que los casos se informaran a los CCPEEU, un retraso que la agencia espera reducir.

"Pedimos su ayuda con el reconocimiento temprano de pacientes con síntomas de AFM", dice Schuchat. Cuando los médicos diagnostican, recolectan muestras e informan casos antes, "tenemos una mejor oportunidad de comprender las causas de la AFM, estos brotes recurrentes y el desarrollo de una prueba de diagnóstico. Los informes rápidos también nos ayudan a identificar y responder a los brotes temprano y alertar a otros centros y al público".


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4726

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard