lunes 29 de mayo de 2023
BLOOMBERG Industria China

China siente el impacto de las turbulencias comerciales con los Estados Unidos

El índice fabril oficial de China se enfrió este mes por el desapalancamiento interno y el aumento de las tensiones comerciales externas.

31-07-2018 10:14

El índice fabril oficial de China se enfrió este mes en tanto comenzó a hacerse sentir el impacto de las turbulencias comerciales con los Estados Unidos en la confianza y la moneda.

El índice de gerentes de compra (PMI por su sigla en inglés) del sector de la manufactura cayó de 51,5 en junio a 51,2 en julio y fue levemente inferior al pronóstico de 51,3 de una encuesta de Bloomberg a economistas. El PMI no manufacturero, que abarca los servicios y la construcción, se ubicó en 54, dijo la oficina de estadísticas el martes, frente a 55 en junio. Los niveles superiores a 50 indican mejora.

Las fábricas enfrentan desafíos tanto internos como externos, con un crecimiento más lento del crédito que hace mella en la demanda y la imposición de la primera tanda de aranceles en la guerra comercial con los Estados Unidos. La semana pasada el gobierno presentó un paquete de apoyo fiscal que incluye rebajas de impuestos y la aceleración de la emisión de bonos para las inversiones en infraestructura, y hay señales de que la campaña para reducir el apalancamiento está siendo moderada.

El registro de nuevas órdenes de compra cayó de 53,2 el mes anterior a 52,3 y las nuevas órdenes de exportación permanecen en territorio contradictorio en 49,8. Los subíndices de precios también bajaron.

“China batallaba con dos cosas al mismo tiempo en los últimos seis meses: el desapalancamiento interno y el aumento de las tensiones comerciales externas”, dijo Robin Xing, economista jefe para China de Morgan Stanley Asia Limited, en una entrevista en Bloomberg Television. “Son los primeros datos que muestran que estas tensiones comerciales están comenzando a incidir en el crecimiento”.

La desaceleración de las nuevas órdenes de exportación y una acumulación de existencias pusieron de relieve que la demanda externa y la confianza se ven afectadas por las tensiones comerciales actuales, dijo Xing.

Se prevé que EE.UU. seguirá aumentando la presión de los aranceles, y hay en el horizonte pocos indicios de conversaciones que alivien la tensión entre los dos gobiernos. La próxima tanda de aranceles más altos para otros US$16.000 millones de exportaciones chinas a los EE.UU. podría llegar el 1 de agosto.

“China batallaba con dos cosas al mismo tiempo en los últimos seis meses: el desapalancamiento interno y el aumento de las tensiones comerciales externas”, dijo Robin Xing

La mayor fluctuación del tipo de cambio ha pesado sobre los índices de exportaciones e importaciones, según una declaración publicada en el sitio web de la Oficina Nacional de Estadísticas. Más compañías que participaron en la encuesta dijeron que el movimiento del yuan ha impactado en sus actividades de producción, y las órdenes de exportación y las importaciones de materias primas han declinado en el caso de algunas compañías debido a la intensificación de las tensiones comerciales internacionales, señaló el organismo.

El yuan se depreció más de 6 por ciento desde comienzos de junio en tanto un dólar más fuerte se combinó con señales de una desaceleración interna.

Sin embargo, en el sector de la manufactura algunos tienen cierto respiro debido a la declinación de los precios de los insumos, dijo la oficina de estadísticas. Las caídas de precios fueron especialmente evidentes en la industria de la fundición de metales ferrosos y no ferrosos, informó.

La moderación del impulso que implican los registros del PMI ya se presagiaba en la compilación de indicadores tempranos de Bloomberg para julio.

La mayor fluctuación del tipo de cambio ha pesado sobre los índices de exportaciones e importaciones, según una declaración publicada en el sitio web de la Oficina Nacional de Estadísticas

“Los datos muestran claramente una desaceleración del impulso económico”, dijo Raymond Yeung, economista jefe para la gran China de Australia & New Zealand Banking Group Ltd. en Hong Kong. “Estos podrían justificar la postura fiscal más proactiva lanzada la semana pasada”.