martes 25 de febrero de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / Internacional
martes 25 septiembre, 2018

Es posible que la ganancia de cannabis no sea para las nuevas empresas

Los inversores pueden estar apostando a la marihuana en los lugares equivocados.

Galería de imágenes

Nir Kaissar


Fotogalería
Inside Breath Of Life Pharma As Israel Poised To Become Global Medical Cannabis Research Hub Foto: Bloomberg
martes 25 septiembre, 2018

El entusiasmo por las acciones de marihuana alcanzó un punto álgido la semana pasada cuando los inversores compraron en masa Tilray Inc., un desarrollador de productos medicinales de cannabis con sede en Columbia Británica, duplicando el precio de sus acciones durante tres días de negociación hasta el miércoles. El volumen de las acciones de Tilray había promediado 7 millones de acciones por día desde que se comenzó a cotizar en la bolsa el 18 de julio. La semana pasada, ese promedio aumentó a 20 millones.

Los inversionistas ya estaban muy entusiasmados con las acciones de marihuana antes de que llegara Tilray. Tres de las mayores por valor de mercado, Cronos Group Inc. con sede en Toronto, Aurora Cannabis Inc. con sede en Vancouver y Canopy Growth Corp. con sede en Ontario, son enormemente caras. Ninguna es rentable, pero su relación precio/ventas promedio sobre la base de los ingresos esperados para el año fiscal 2018 es de un impresionante 185, o 50 veces la relación precio/ventas de 3,6 del índice S&P 500 Growth Index.

Tilray es solo la última apuesta de alto precio en un floreciente negocio de marihuana. Incluso después de que sus acciones cayeron un 43 por ciento el jueves y el viernes de la semana pasada, su relación precio/ventas es de 234, sobre la base de los ingresos esperados para 2018.

Los medios se hacen eco del aumento de las acciones de cannabis

Muchos observadores ya están considerando que las acciones de marihuana son una burbuja, lo cual no es injusto. Considere que en el punto álgido de la burbuja de las puntocom en diciembre de 1999, 106 acciones de tecnología en el índice Russell 3000 tenían una capitalización bursátil de US$1.000 millones a US$15.000 millones, aproximadamente el rango de las mayores acciones de marihuana. Muchas de esas empresas de tecnología tampoco eran rentables, pero en comparación eran mucho más baratas. Su relación precio/ventas en ese momento era de 13, con una mediana de 5,8. Las cuatro más caras del grupo tenían una relación precio/ventas de 81, una ganga en el mundo del cannabis.

Los entusiastas, sin duda, esperan que las ventas se pongan al día con los precios de las acciones, y Wall Street parece estar de acuerdo. Los analistas esperan que los ingresos de Tilray, Cronos, Aurora y Canopy crezcan en un promedio de 304 por ciento en el año fiscal 2018 y 389 por ciento en 2019.

Pero los inversores no deberían contar su recompensa todavía, porque los grandes jugadores están rondando el mercado de la marihuana.

Según Bloomberg News, Coca-Cola Co. está en conversaciones con Aurora para desarrollar "bebidas con infusión de CBD, el ingrediente no psicoactivo de la marihuana que trata el dolor pero no droga".

Las acciones de Aurora subieron un 41 por ciento la semana pasada tras la noticia de Coca-Cola, pero aún no está claro cuánto se beneficiaría la empresa de cannabis en ciernes con el acuerdo. Entre las dos compañías, Coca-Cola es la indispensable. Pocas empresas igualan su marca global y su capacidad para fabricar y distribuir productos a gran escala. Tampoco tiene escasez de socios potenciales, incluida la opción de contratar un equipo interno para desarrollar productos. Es probable que la mayor parte de los beneficios recaigan en Coca-Cola, dado su apalancamiento. También puede haber competencia de otros gigantes del sector.

BNN Bloomberg TV informó el mes pasado que Diageo Plc estaba en conversaciones con productores canadienses de cannabis no identificados sobre el lanzamiento de sus propias bebidas con infusión de marihuana. Constellation Brands Inc., más conocida en Estados Unidos por los vinos Robert Mondavi, el vodka Svedka y Corona, ya tiene una participación en Canopy de aproximadamente US$4.000 millones.

Y no nos olvidemos de los otros posibles participantes. Como mi colega de Bloomberg Opinion Tara Lachapelle señaló hace dos años, las compañías tabacaleras como Altria Group Inc. y Reynolds American Inc. son naturalmente adecuadas para ser grandes actores en el mercado de la marihuana. Ninguna de las dos compañías ha hecho ningún ruido sobre sus planes, pero con el uso del tabaco en declive, hay una buena posibilidad de que esas compañías busquen un nuevo cultivo de efectivo.

A diez años del último mercado bajista, las acciones líderes tampoco son gangas. Pero son una apuesta mucho más barata frente a las de cannabis. La relación precio/ventas de Altria es de 6 y la de Reynolds es de 6,4. Las de Coca-Cola y Constellation son de 5,9 y 3,9, respectivamente.

Está claro que la marihuana será un gran negocio. Hay pocas dudas sobre su popularidad, y la legalización es solo cuestión de tiempo en gran parte del mundo, incluido EE.UU. También está claro que algunas compañías harán una fortuna. Pero es posible que no sean las nuevas empresas que ahora están en los titulares.

*Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4916

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.