6th de March de 2021
BLOOMBERG Gasto fiscal
28-08-2020 12:08

La permanencia del ministro de Economía de Brasil depende de la austeridad fiscal

El encargado de la economía de Brasil permanecerá en el cargo mientras el presidente Jair Bolsonaro mantenga al país encaminado hacia la austeridad fiscal.

Martha Viotti Beck
28-08-2020 12:08

El encargado de la economía de Brasil, que enfrenta una creciente presión para que aumente el gasto fiscal, permanecerá en el cargo mientras el presidente, Jair Bolsonaro, mantenga al país encaminado hacia la austeridad fiscal, según un funcionario del Gobierno familiarizado con el pensamiento del ministro.

Paulo Guedes ha estado advirtiendo a su jefe sobre los riesgos de renunciar a la austeridad, y ambos hombres están de acuerdo en principio con la idea, dijo el funcionario, quien pidió no ser identificado discutiendo asuntos gubernamentales. Sin embargo, hay opciones difíciles por delante, y el ministro no continuaría en el Gobierno si el presidente pasa por alto una regla de límite de gasto que los inversionistas consideran la última línea de defensa de Brasil contra los déficits presupuestarios desbocados.

El Ministerio de Economía declinó hacer comentarios.

Uno de los principales desafíos por delante es cómo financiar el nuevo programa social de Bolsonaro, Renda Brasil, que tiene la intención de lanzar el próximo año para reemplazar los pagos de emergencia realizados a los trabajadores informales durante la pandemia. Tales subsidios están contribuyendo a ampliar el déficit presupuestario primario del Gobierno a un estimado de 800.000 millones de reales (US$144.000 millones) este año, de 95.000 millones de reales en 2019.

El desempleo fue récord en Brasil en el primer trimestre de 2020

Guedes, que estudió economía en la Universidad de Chicago, se ha ido aislando en su lucha por la austeridad fiscal, tanto en el país como en el extranjero, a medida que muchos países planean aumentar el gasto para salir de la recesión.

A principios de esta semana, el presidente rechazó la idea original de Guedes de preservar el límite de gasto redirigiendo dinero de otras iniciativas sociales a Renda Brasil. Aunque Bolsonaro dijo que se mantuvo cercano a su ministro, la noticia avivó la preocupación de los inversionistas sobre el panorama fiscal del país, lo que provocó que el real brasileño se debilitara hasta 2,2% el miércoles. Se espera que se reúnan nuevamente el viernes para discutir alternativas para financiar el programa.

Si Bolsonaro decide mantener todos los programas sociales existentes, el monto que Renda Brasil pagará a cada familia sin duda bajará, y depende de Bolsonaro tomar una decisión política sobre el asunto, dijo la persona.

 

Los debates en torno a Renda Brasil continuarán durante las próximas semanas y, por ahora, el Gobierno extenderá los pagos de emergencia hasta fin de año.

Sin embargo, después de septiembre, el estipendio mensual de 600 reales probablemente se reducirá a la mitad, y el Gobierno también podría reducir la cantidad de personas que lo reciben, dijo el funcionario.

Guedes quiere que Renda Brasil sea parte de un plan pospandémico más amplio que también incluye la reducción de impuestos sobre la nómina, así como medidas para darle al Gobierno más control sobre el presupuesto, dijo la persona.

El Ministerio de Economía ya envió al Congreso una enmienda constitucional que le permitiría reasignar fondos dentro del presupuesto, lo que facilitaría el lanzamiento del programa social sin traspasar el límite de gasto.

En esta Nota