3rd de March de 2021
BLOOMBERG
07-04-2020 20:17

Potencias petroleras se acercan a trato histórico de producción

Los productores de petróleo más grandes del mundo se reunirán esta semana para conversaciones sin precedentes sobre un acuerdo para mitigar el impacto devastador del coronavirus en la industria energética.

Javier Blas y Grant Smith
07-04-2020 20:17

Los productores de petróleo más grandes del mundo se reunirán esta semana para conversaciones sin precedentes sobre un acuerdo para mitigar el impacto devastador del coronavirus en la industria energética.

Arabia Saudita y Rusia estaban negociando los términos de un acuerdo para recortar la producción de crudo en la reunión virtual de la OPEP+ del jueves, con la esperanza de que los miembros del Grupo de los 20, incluido Estados Unidos, acuerden tomar medidas similares el viernes.

Sus acciones determinarán si el mundo continúa ahogándose en una inundación de petróleo que está comenzando a sobrepasar los tanques de almacenamiento y forzar una ola de interrupciones abruptas de la producción.

En cierta medida, todavía depende de la colaboración de EE.UU. que se pueda llegar a un acuerdo, según delegados involucrados en las conversaciones. Eso puede ser difícil de lograr para la OPEP, ya que el presidente de EE.UU., Donald Trump, se resiste a cualquier asociación con el cartel, que él ha vilipendiado durante años. Sin embargo, el colapso de los precios del crudo a mínimos de 18 años ha desencadenado reducciones importantes en las faenas de perforación estadounidenses, y la consecuente caída en la producción podría ser suficiente para satisfacer a Arabia Saudita y Rusia.

“Nadie me ha preguntado, así que si preguntan, tomaré una decisión”, dijo Trump sobre si EE.UU. participaría en los recortes. Los productores estadounidenses “ya están recortando su producción y muy en serio. Creo que está sucediendo de forma automática”.

La Administración de Información Energética de EE.UU. redujo el martes su proyección de producción de petróleo en casi 10% y dijo que ahora espera que la nación bombee un promedio de 11,8 millones de barriles por día este año.

Reuniones virtuales

El destino de todo, desde exploradores particulares en Texas hasta programas de gasto gubernamental en África Occidental, se decidirá en estas conferencias en línea consecutivas.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados se reunirán por videoconferencia el 9 de abril a las 4 p.m. hora de Viena. Es probable que Rusia y Arabia Saudita reduzcan significativamente su producción, aunque hasta el martes no se habían acordado los detalles clave, dijeron personas familiarizadas con las negociaciones.

Lo que suceda más adelante podría depender de lo que surja de esas conversaciones. En la reunión virtual de ministros de Energía del G20 al día siguiente, EE.UU., Canadá y Brasil indicarán si contribuirán a reducir el excedente mundial de petróleo.

La reunión del viernes tendrá como objetivo “fomentar el diálogo global y la cooperación para garantizar mercados de energía estables y permitir una economía global más fuerte”, dijo Arabia Saudita en un comunicado el martes.

Acuerdo global

Un acuerdo global final podría reducir los suministros en 10 millones de barriles por día o más, un nivel que Trump mencionó por primera vez la semana pasada. Sin embargo, ni esa cantidad puede compensar el exceso de oferta causado por el confinamiento de miles de millones de personas en todo el mundo para frenar la propagación del virus, que se estima que ha reducido la demanda en hasta en 35 millones de barriles por día.

Hasta ahora, en las conversaciones, Rusia ha estado a favor del uso de un promedio de la producción del primer trimestre como base para reducir la producción, mientras que Arabia Saudita quiere usar su producción actual de abril, según personas familiarizadas con las discusiones. La diferencia es enorme: el reino bombeó 9,8 millones de barriles por día en promedio entre enero y marzo. Desde abril, cuando comenzó la guerra de precios contra su antiguo aliado, ha estado bombeando más de 12 millones de barriles por día.

Dada la gravedad del colapso en las relaciones entre Arabia Saudita y Rusia después del fracaso de las conversaciones de la OPEP+ en marzo, lograr que todas las partes vuelvan a la mesa constituye un logro en sí mismo.

No está claro si Rusia y Arabia Saudita requerirán que EE.UU. se comprometa públicamente a reducir la producción –un desafío en la industria estadounidense que es privada y fragmentada– o si un gesto de compromiso será suficiente.

“Creo que ya hay un acuerdo entre Arabia Saudita, Rusia y EE.UU.”, dijo Ed Morse, jefe de productos globales de Citigroup Inc. “EE.UU.es parte del acuerdo, en efecto, porque el precio del petróleo ya está reduciendo la actividad de perforación hasta el punto que la producción probablemente baje 1 millón de barriles por día al final del tercer trimestre “.