Lluvias con tormenta fuertes o moderadas en la región
Temperatura:
26º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 09 de diciembre de 2018 | Suscribite
BLOOMBERG / Internacional
viernes 7 diciembre, 2018

El Rechazo a Macron en París alerta sobre el orden liberal en Europa

Se considera que las políticas de Macron favorecen a los ricos, y las encuestas demuestran que los franceses creen que el exbanquero es distante y arrogante.

Galería de imágenes

Gregory Viscusi


Fotogalería
France's 'Yellow Vest' Protesters Return to Champs-Elysees Foto: Getty Images

Hace menos de un mes, el presidente francés, Emmanuel Macron, se reivindicó como el abanderado del globalismo. En un discurso ante 60 líderes mundiales en el Arco de Triunfo, elogió a las Naciones Unidas y declaró al nacionalismo como la "traición" del patriotismo.

El sábado pasado, gases lacrimógenos y adoquines volaron en la misma zona de París cuando los manifestantes destrozaron el emblemático monumento y exigieron al asediado gobierno de Macron que retirara una propuesta de aumentar el impuesto a los combustibles. Por primera vez en su presidencia, se retractó. Fue un momento de humildad para los opositores de las revueltas populistas que originó Donald Trump.

Europa ha vivido muchos momentos críticos en los últimos años, desde la crisis de la deuda griega hasta la reacción antiinmigrante contra los refugiados y la votación británica sobre el brexit. Sin embargo, rara vez ha habido tantos buitres políticos dando vueltas alrededor de un líder con tanto en juego para el orden mundial.

Polonia está coqueteando con la extrema derecha y los partidos nacionalistas, engatusados ​​por el primer ministro húngaro, Viktor Orban, están planeando una rebelión en las elecciones parlamentarias europeas de mayo. Mientras tanto, Italia se enfrenta con la Unión Europea al tomar una posición desafiante sobre su gasto presupuestario.

Macron suspende los aumentos tras las protestas de los chalecos amarillos

Con los planes de Angela Merkel, la antigua bombera de la UE, de renunciar como canciller alemana, la batuta supuestamente pasaría a Macron para defender la democracia liberal. Pero el poder de Merkel en el escenario mundial se vio reforzado por la fortaleza política dentro del país, mientras que el líder francés parece ser todo menos sólido.

"No se pueden pronunciar discursos sobre la defensa del orden internacional cuando su popularidad es del 20 por ciento y hay manifestantes en la calle", dijo Nicholas Dungan, un alto miembro en parís del Atlantic Council. "Es muy difícil recuperar su credibilidad".

Después de que Macron fuera elegido en mayo de 2017, buscó trabajar con Merkel y un gobierno amistoso en Roma para profundizar la integración europea. Se acercó a Trump para convencer al presidente estadounidense de que se atuviera a los acuerdos internacionales. Trump lo ignoró y se retiró del acuerdo nuclear de Irán y del acuerdo climático de París. Trump dijo en su cuenta de Twitter que el hecho de que Macron se hubiera retractado del impuesto al carbono que elevaría los precios de los combustibles era una prueba de que él había estado en lo correcto todo el tiempo.

Después de que Macron fuera elegido en mayo de 2017, buscó trabajar con Merkel y un gobierno amistoso en Roma para profundizar la integración europea

La popularidad del presidente francés está desplomándose, afectada por el fracaso de los impopulares cambios a la ley laboral y tributaria para reactivar la economía francesa. Se considera que las políticas de Macron favorecen a los ricos, y una encuesta tras otra han demostrado que el electorado francés cree que el exbanquero es distante y arrogante. Su índice de aprobación es del 28 por ciento, según un promedio de siete institutos encuestadores.

Luego vinieron los "chalecos amarillos". El movimiento de protesta popular fue provocado por la oposición a su política ambiental de aumentar los impuestos al diésel y la gasolina para financiar subsidios a la compra de automóviles más limpios y sistemas de viviendas residenciales. Pero se ha convertido en una ira generalizada por el aumento del costo de la vida y la disminución de los servicios en las zonas rurales y pequeñas ciudades de Francia.

La Policía de París se negó a reprimir a los "chalecos amarillos"

Las demandas de los manifestantes se han ampliado. Algunos quieren restablecer el impuesto a la riqueza, aumentar las pensiones, elevar el salario mínimo, recortar los salarios de los políticos e incluso que Macron renuncie y reemplace a la Asamblea Nacional con un "consejo popular". Las encuestas muestran que tres cuartas partes de los franceses apoyan sus demandas, aunque a la vez desaprueban la violencia que ha acompañado a muchas de las protestas.

Macron no enfrentará elecciones nacionales hasta el 2022, y siempre ha dicho que no le importan las encuestas de popularidad. El lunes, los partidos de oposición presentarán una moción de censura contra el gobierno, aunque es poco probable que haga mucha diferencia.

Pero las elecciones europeas y una serie de votaciones municipales y regionales en los próximos dos años podrían perfilarse como referéndums sobre sus políticas, según Antonio Barroso, analista de Teneo Intelligence, que analiza el riesgo político.

"Si Macron tendrá suficiente espacio político para implementar más reformas económicas probablemente estará determinado por las elecciones del Parlamento Europeo, que probablemente se interpretarán como un ’voto de mitad de mandato’ sobre la presidencia", dijo Barroso.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4473

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard