domingo 29 de enero de 2023
BLOOMBERG Negocios

Shein enfrenta nuevas denuncias de abuso laboral

El gigante de la moda rápida invertirá u$s 15 millones para modernizar fábricas después de que una investigación descubriera que dos de sus proveedores incumplen la normativa local sobre horarios laborales.

05-12-2022 14:26

El gigante de la moda rápida Shein destinará US$15 millones en modernizar cientos de fábricas después de que una investigación descubriera que dos de sus proveedores incumplen la normativa local sobre horarios laborales.

El minorista chino gastará el dinero en los próximos tres o cuatro años, informó Shein el lunes. La medida responde a las acusaciones de abuso laboral publicadas en un reciente documental de la televisión británica, según el cual los empleados de dos fábricas chinas trabajaban jornadas de 18 horas y eran multados por cometer errores.

Por qué no hay que comprar en Shein y hay que apostar por una industria más sustentable

Shein dijo que redujo los pedidos de dos fábricas en las que los empleados tenían que trabajar más horas de las permitidas por las normativas locales, luego que una revisión independiente descubriera que los empleados trabajaban hasta 13,5 horas al día. Shein dio a los proveedores hasta fines de diciembre para que reduzcan el tiempo.

Sin embargo, la empresa negó que sus fábricas retengan los salarios de los trabajadores o los deduzcan ilegalmente si no se cumplen los objetivos.

Shein enfrenta crecientes críticas por sus prácticas medioambientales, sociales y de gobernanza, que incluyen la explotación de los trabajadores y el robo de derechos de autor. El gigante en línea ha trastornado la industria de la moda rápida con sus ventas de camisetas de £5 (US$6,16) y vestidos de £11. La empresa fue valorada en US$100.000 millones en una ronda de recaudación de fondos a principios de este año, aunque la cifra probablemente ha caído desde entonces.

Balenciaga en el ojo de la tormenta por una polémica campaña

Shein planea aumentar los controles puntuales sin previo aviso e invertir más en capacitación para garantizar que sus proveedores cumplan con su código de conducta.

“Si bien la auditoría reveló un problema con las horas de trabajo, esto se planteó a los dos fabricantes y hemos reducido significativamente nuestros pedidos hasta que tomen medidas efectivas”, dijo Adam Whinston, jefe de asuntos medioambientales, sociales y de gobernanza de Shein.

rm