miércoles 16 de junio de 2021
BLOOMBERG
15-01-2021 11:58

Trump se va pero el ‘trumpismo’ podría quedar en Brasil

El Gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que apoyó a Donald Trump y sus principales ideas, quiere que el presidente electo, Joe Biden, sepa que no va a cambiar rumbo en respuesta al nuevo liderazgo de Estados Unidos.

15-01-2021 11:58

Bolsonaro espera que Biden se dé cuenta de que Brasil y EE.UU. tienen muchos intereses comunes —entre ellos promover la democracia y la seguridad en América Latina— y que no están en bandos opuestos con respecto al medio ambiente, según el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo.

“Esperamos que la nueva Administración estadounidense perciba a nuestro Gobierno por lo que realmente es, por lo que es y representa el pueblo brasileño”, dijo Araújo en una entrevista en su oficina en Brasilia el jueves. “Ambas partes deben hacer un esfuerzo para comprenderse mutuamente”.

Este tipo de comprensión mutua se dio fácilmente con Donald Trump, no solo por su amistad con Bolsonaro, sino porque Trump entendió que los brasileños tomaron una decisión al elegir al exoficial del Ejército como presidente, dijo Araújo. A cambio de la alineación de Brasil con posturas de EE.UU., Trump levantó una prohibición a las importaciones de carne fresca del país latinoamericano, apoyó su intento de unirse a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y firmó acuerdos de cooperación en defensa y exploración espacial.

Seguidores de Trump difunden un video con una increíble teoría sobre el Covid 

Brasil, la mayor economía de América Latina, tiene más comercio con EE.UU. que cualquier otro país, excepto China. Sin embargo, Bolsonaro ha estado públicamente en desacuerdo con Biden desde que amenazó a Brasil en un debate de campaña con “consecuencias económicas significativas” si no actuaba para preservar la Amazonía. Personas familiarizadas con los planes de Biden dijeron en diciembre que lideraría un frente occidental unido para presionar a Bolsonaro a adoptar políticas ambientales más estrictas, tras dos años de indignación internacional por la propagación de incendios destructivos en la selva tropical.

Araújo, sin embargo, dijo que los medios locales e internacionales exageran las preocupaciones ambientales. Brasil permanece en el Acuerdo de París, dijo, y ha hecho una oferta importante para adelantar su objetivo de neutralidad de carbono a cambio de US$10.000 millones al año de países desarrollados. Dijo que si EE.UU. está dispuesto a unirse al acuerdo global, habrá más dinero sobre la mesa para tales pagos.

Bolsonaro, el Trump brasileño 

Bolsonaro, quien se autodenominó como la versión brasileña de Trump, apoyó públicamente su candidatura y fue uno de los últimos líderes mundiales en felicitar a Biden por su victoria. La semana pasada, cuando manifestantes invadieron el Capitolio de EE.UU., el presidente brasileño repitió afirmaciones de que hubo “mucho fraude” en las elecciones de EE.UU., así como durante sus propias elecciones de 2018, que según él debería haber ganado en la primera vuelta.

Araújo declinó comentar sobre las acusaciones de fraude, pero dijo que las preocupaciones sobre los sistemas de votación en EE.UU., Brasil y otros países son legítimas y deben abordarse. Condenó la violencia en Washington la semana pasada, pero advirtió que no puede usarse como una excusa para silenciar las voces conservadoras del mundo.

En esta Nota