domingo 29 de marzo de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG
miércoles 21 noviembre, 2018

Uber retendrá impuestos a conductores en México

Después de meses de contratiempos, México está a punto de adoptar un sistema automático de pago de impuestos.

Galería de imágenes

Andrea Navarro


Fotogalería
Shopping At Forum Buenavista Mall Ahead Of Retail Sales Figures Foto: Bloomberg
miércoles 21 noviembre, 2018

Después de meses de contratiempos, México está a punto de adoptar un sistema automático de pago de impuestos que constituye una parte clave de su iniciativa para acabar con la evasión fiscal. Y el Gobierno apostó por un conocido nombre -Uber Technologies Inc.- para que sea su primer participante, según una persona familiarizada con las negociaciones.

Para México, es un gran logro. El país está buscando formas de aumentar la recaudación fiscal, la peor entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, debido a que gran parte de su actividad económica sigue siendo informal. Uber es un aliado clave: domina más del 80 por ciento del mercado en México, según Dalia Research, y también es probable que tenga muchos conductores y restaurantes que no declaran o pagan adecuadamente los impuestos sobre la renta. Para Uber, el anteriormente combativo gigante tecnológico, es una prueba en su nueva estrategia de ofrecer más gestos de cooperación a los gobiernos.

La persona dijo que el programa piloto estará orientado a los servicios de transporte y la entrega de comidas, ambos proporcionados por Uber, y le permitirá retener impuestos de los usuarios que obtengan ingresos del mismo, dijo la persona, que pidió que no se revelara su identidad porque la información no está disponible públicamente. Está previsto que el sistema se introduzca la próxima semana después de un año de negociaciones, y se espera que Uber se incorpore oficialmente a principios de 2019. El programa no crea un nuevo impuesto, aclaró la persona. Uber solo cobrará lo que los conductores ya deberían estar declarando y pagando mensualmente.

La firma tecnológica retendrá un impuesto sobre el valor agregado del 8 por ciento más un impuesto sobre la renta de hasta el 9 por ciento, que variará dependiendo de la cantidad de trayectos completados cada mes, según los documentos a los que ha tenido acceso Bloomberg News.

La Secretaría de Hacienda espera convertirlo en ley después de un período de prueba aún por definir, según la persona, lo que significa que la última palabra vendría de la próxima Administración: el presidente entrante, Andrés Manuel López Obrador, asume el cargo el 1 de diciembre. El futuro mandatario ha asustado a los inversores con un referendo sobre la construcción de un aeropuerto de US$13.000 millones en la Ciudad de México, y con otras consultas públicas sobre otros diez proyectos anunciados, desde refinerías hasta un tren que cruzaría cinco estados del sureste, pero es probable que mantenga el sistema de pagos de impuestos.

El equipo de transición está al tanto de las negociaciones con Uber y el programa podría ampliarse para incluir alquileres. Se esperaba que Airbnb Inc. participara en el proyecto, pero se retiró en el último minuto, dijo la persona. Si el programa se convierte en ley, no se esperan excepciones, dijo la persona.

Airbnb y la Secretaría de Hacienda no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

El Gobierno mexicano está apostando a que la retención automática de impuestos sentará bien a los conductores. En lugar de declaraciones mensuales, solo tendrán que declarar impuestos una vez al año. Pero la naturaleza voluntaria del programa abre la puerta a que los conductores sigan evadiendo el pago impuestos mediante el cambio a compañías que optan por no participar en el programa. La española Cabify y Didi Chuxing, el gigante chino que adquirió los activos de Uber en el país asiático en 2016, no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre si también formarían parte del programa de impuestos.

En México, uno de los mayores mercados de Uber a nivel mundial, sólo detrás de Estados Unidos y Brasil, el acuerdo no cambia ni pone en peligro el estatus de empleado de los conductores, ya que la ley mexicana permite la retención fiscal sin una relación de empleador.

"Reiteramos nuestra voluntad de colaborar con las instituciones gubernamentales", dijo Uber en un comunicado. "Trabajaremos junto con las autoridades fiscales mexicanas para impulsar la economía compartida y aumentar las oportunidades de trabajo por cuenta propia en el país".


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4949

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.