martes 21 de septiembre de 2021
BLOOMBERG Post pandemia
30-09-2020 10:15
30-09-2020 10:15

Europa evalúa aranceles a Estados Unidos, poniendo en riesgo la recuperación

El conflicto comercial transatlántico no parece tener fin en el corto plazo, y una decisión de la OMC significa que una nueva ronda de aranceles de represalia podría poner en peligro las incipientes recuperaciones económicas.

30-09-2020 10:15

El conflicto comercial transatlántico no muestra signos de que vaya a llegar a su fin en el corto plazo, y una decisión de la Organización Mundial de Comercio significa que una nueva ronda de aranceles de represalia podría poner en peligro las incipientes recuperaciones económicas, tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea.

La OMC autorizó a la Unión Europea a imponer aranceles a US$4.000 millones de exportaciones estadounidenses por la ayuda ilegal del Gobierno proporcionada a Boeing Co., según dijeron dos personas familiarizadas con la decisión.

La Unión Europea dijo anteriormente que aplicaría los gravámenes de inmediato para contrarrestar los aranceles por US$7.500 millones que Washington impuso a productos europeos en un caso separado que involucra a Airbus SE, con sede en Toulouse, Francia.

El fallo llega en un momento delicado, debido a que las elecciones presidenciales de Estados Unidos están a poco más de un mes y mientras EE.UU. y la Unión Europea luchan por recuperarse de las recesiones inducidas por el coronavirus.

Los aranceles de la Unión Europea se centrarán en los productores de carbón, los agricultores y la pesca, además de los fabricantes de aviones, todas las industrias políticamente importantes para el presidente, Donald Trump, y sus aliados republicanos en el Congreso.

Si las partes no pueden resolver la disputa sobre los aviones, “tendremos otra lucha arancelaria en nuestras manos, y serán los consumidores y productores de ambas partes los que estarán atrapados en el medio y pagarán el precio”, dijo Simon Lester, director asociado del Cato Institute, con sede en Washington.

Una pregunta clave ahora es si la Unión Europea actuará rápidamente para activar sus aranceles contra EE.UU. o si esperará el resultado de las elecciones del 3 de noviembre.

Si la Unión Europea activa de inmediato los nuevos aranceles, podría provocar a la Administración Trump, que afirma que ya puso en cumplimiento sus subsidios a Boeing.

Si la Unión Europea espera hasta después de las elecciones, existe la posibilidad de que Bruselas pueda encontrar un socio negociador más abierto en Joe Biden, el candidato demócrata, cuyos asesores se han comprometido a buscar un rápido fin a la “guerra comercial artificial” de Trump con Europa.

El fallo de la OMC, de aproximadamente un tercio de lo que solicitó la Unión Europea, es el último giro en el conflicto de 16 años entre Boeing y Airbus. Y representa solo una de varias fuentes de fricción en la relación comercial entre la Unión Europea y EE.UU.

Los problemas comenzaron en 2018 cuando la Administración Trump invocó consideraciones de seguridad nacional para imponer aranceles al acero y al aluminio proveniente de Europa. Como aliado militar de Estados Unidos, la Unión Europea se enfureció y tomó represalias rápidamente contra productos estadounidenses, incluidas marcas icónicas como las motocicletas Harley-Davidson Inc. y los jeans Levi Strauss & Co.

Más recientemente, EE.UU. amenazó con imponer aranceles a aproximadamente US$2.400 millones en productos franceses exclusivos, como vino, queso, bolsos y maquillaje, si Europa cumplía con sus planes de recaudar impuestos a empresas digitales como Facebook Inc. y Google de Alphabet Inc.

Subsidios a aeronaves

Si bien tanto la Unión Europea como EE.UU. dicen que quieren llegar a un acuerdo sobre la disputa por los aviones, la Administración Trump ha rechazado todas las propuestas anteriores de Bruselas.

El representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, dijo que está buscando dos cosas: una promesa de Europa para poner fin a sus subsidios a Airbus y una compensación monetaria. “Va a requerir compromisos de no hacerlo nuevamente, pero también compensar algún elemento del subsidio”, dijo Lighthizer en julio, en un evento de Chatham House.

Si EE.UU. y la Unión Europea no logran llegar a un acuerdo, el nuevo jefe de comercio designado por el bloque se ha comprometido a recurrir a impuestos específicos.

En julio, los Gobiernos de Francia y España revisaron los términos de sus préstamos de ayuda de lanzamiento a Airbus para hacerlos compatibles con las normas de la OMC. El Gobierno de Trump ya ha rechazado la medida por considerarla insuficiente y alega que el régimen de subsidios de la Unión Europea sigue siendo ilegal.

Si EE.UU. y la Unión Europea no logran llegar a un acuerdo, el nuevo jefe de comercio designado por el bloque se ha comprometido a recurrir a impuestos específicos.

“Lo haremos si es necesario, pero nuestra preferencia sería tener un acuerdo con EE.UU. en el que también retiren sus aranceles”, dijo el jefe de comercio de la Unión Europea, Valdis Dombrovskis, en una entrevista de Bloomberg Television a principios de este mes.