Cielo cubierto
Temperatura:
18º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 24 de abril de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG /
jueves 26 julio, 2018

Las zapatillas retro de Puma pierden terreno ante las nuevas tendencias en calzado

Al parecer, el calzado deportivo ya no es el preferido de los consumidores y las acciones de la empresa ya cayeron hasta un 8,3 por ciento.

Richard Weiss

Los compradores ahora prefieren artículos más voluminosos inspirados en diseños de marcas de lujo. Foto: Bloomberg

Puma está teniendo problemas para seguir el ritmo de los consumidores que ya no quieren zapatillas retro minimalistas, sino que prefieren estilos más gruesos influenciados por las tendencias de moda.

Si bien los compradores habían estado prefiriendo las versiones renovadas de clásicos como el modelo Clyde de la compañía alemana y el modelo Stan Smith, de la rival Adidas AG, impulsando el crecimiento de la industria del calzado deportivo, han comenzado a preferir un calzado más voluminoso inspirado en diseños de marcas de lujo como el modelo Triple S de Balenciaga, de US$900.

"Los primeros seis meses del año mostraron importantes cambios en tendencias de productos y demanda de los consumidores, especialmente para el calzado", dijo el máximo ejecutivo de Puma, Bjørn Gulden.

Las acciones de Puma cayeron hasta un 8,3 por ciento en las primeras operaciones de Fráncfort, pero recuperaron parte de las pérdidas luego de que la compañía señalara que está enfocada en adaptarse al cambio, captando parte de la nueva demanda con modelos como el Thunder, de línea gruesa. El cambio en los gustos representa un desafío para Gulden en momentos en que Puma emprende un camino solo luego de que Kering SA, propietario de Gucci y Balenciaga, se separara de la marca en mayo.

La compañía alemana ha elevado cuatro veces desde el año pasado su proyección de ganancias, sobre la base de la demanda de la tendencia "athleisure", o moda deportiva urbana, prendas desgastadas por el gimnasio y la calle y la adopción de estilos retro. La tendencia también benefició a Adidas mientras intentaba alcanzar a Nike Inc. y ganaba participación en el mercado a costa de marcas más enfocadas en ropa y calzado orientados al rendimiento.

Adidas, que ha dependido durante años de la zapatilla –originalmente de tenis– Stan Smith y la Superstar, un diseño de básquetbol de los años 80, señaló en mayo que está tratando de ampliar su gama de franquicias, de las cuales no todas funcionan igual de bien.

Ahora otros también están lanzando modelos gruesos. Skechers USA Inc. señaló la semana pasada que su línea D’Lites está ayudando a alimentar "una de las tendencias más populares en calzado". Y no todas las marcas se están viendo afectadas. VF Corp. informó la semana pasada un aumento del 35 por ciento en las ventas de zapatillas Vans para el trimestre finalizado junio, con un crecimiento en todas las familias de productos.

Puma indicó que las ventas siguen siendo fuertes. La compañía elevó su proyección de ventas en moneda neutral para este año en 2 puntos porcentuales, a entre un 12 y un 14 por ciento, pero advirtió que requerirá inversiones adicionales en marketing para alcanzar su objetivo de ganancias.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4609

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard