sábado 17 de abril del 2021
BLOOMBERG Fronteras para el coronavirus
28-07-2020 15:00

España protesta por la recomendación británica de no viajar

El pedido de restringir los viajes de británicos a España provocó reacciones en aerolíneas, el gobierno español e incluso turistas. Johnson podría reducir la cuarentena a sólo 10 días.

Tim Ross
28-07-2020 15:00

El Reino Unido está evaluando formas de flexibilizar sus normativas sobre el confinamiento para contener el coronavirus después de que la imposición de restricciones a los viajes a España provocara fuertes reacciones de turistas, aerolíneas y el Gobierno en Madrid.

Las medidas que están evaluando las autoridades incluyen dejar sin efecto restricciones más amplias a viajes a países completos para imponer, en su lugar, restricciones regionales, y reducir el tiempo que deben permanecer en cuarentena los pasajeros que lleguen a Gran Bretaña.

La ministra de Transporte británica, Charlotte Vere, dio a conocer el martes la última postura del Gobierno en respuesta a preguntas en la Cámara de los Lores, la Cámara Alta del Parlamento del Reino Unido.

“Estamos analizando todas las eventualidades porque nos gustaría reducir los días de forma aislada si es posible”, dijo Vere.

El Reino Unido también está evaluando imponer normativas regionales para reemplazar las restricciones a todo un país, como las impuestas a España, agregó.

“Podríamos implementarlas para regiones en el futuro, todavía no estamos allí, pero lo estamos analizando porque es una consideración adecuada”.

Sus comentarios se producen después de que ministros aconsejaran a los británicos evitar viajes no esenciales a España y que se ordenara que las personas que lleguen de aeropuertos españoles se pusieran en cuarentena durante 14 días en medio de temores de un aumento en los casos.

El presidente de España, Pedro Sánchez, calificó la medida del primer ministro británico, Boris Johnson —que incluye tanto áreas del país con bajos niveles de la enfermedad como focos de contagio— de “desajustada”. Las autoridades británicas han insistido en que las medidas son necesarias para combatir la propagación del virus.

Y el martes, Johnson reforzó su advertencia de que una nueva ola de contagios podría obligar al Reino Unido a agregar más países europeos a la lista de focos con serios problemas de contagio.

“Me temo que ahora nos enfrentamos a la amenaza de una segunda ola en Europa y solo tenemos que estar atentos y debemos ser muy conscientes”, dijo Johnson a la prensa en las cercanías de Nottingham

Horas después de que Johnson hablara, autoridades de Oldham, en el norte de Inglaterra, impusieron restricciones más estrictas a sus habitantes durante dos semanas para intentar contener un brote de coronavirus local.

Para España, la pérdida de turismo británico es un impacto económico, mientras que aerolíneas y viajeros sorprendidos por el repentino cambio en las reglas del Reino Unido también se quejaron.

También está perjudicando a la industria turística española un llamado que hizo el martes Alemania a no realizar viajes no esenciales a las regiones de Cataluña, Navarra y Aragón en medio de temores de que el virus se esté propagando en estas áreas. Los alemanes son el segundo grupo turístico más grande de España, después de los británicos.

Ha habido conversaciones entre autoridades británicas y españolas y, antes de los comentarios de Vere, se dio a conocer que el Reino Unido está evaluando la opción de reducir el período de cuarentena para aliviar parte del impacto. El periódico Telegraph sugirió que el período de autoaislamiento obligatorio podría reducirse de 14 a 10 días.

En esta Nota