lunes 12 de abril del 2021
BLOOMBERG Estados Unidos
28-07-2020 20:00

Los hombres conseguirán más trabajo que las mujeres luego de la pandemia

A diferencia de otras crisis económicas, en esta del coronavirus los varones que trabajan en construcción, transporte, electrodomésticos y bodegas encuentran trabajo más fácilmente.

Conor Sen
28-07-2020 20:00

Los hombres en edad laboral se han visto más perjudicados en las recesiones de posguerra, cuando la economía generalmente reduce empleos de los sectores de fabricación y construcción. Luego, en las recuperaciones, los hombres han tardado en encontrar trabajo a medida que la atención médica y otras industrias del sector de servicios crecen más rápido y los empleos fabriles se mudan al extranjero. Pero ese no es el caso en esta recesión, ni en la incipiente recuperación. Por primera vez en décadas, los hombres pueden salir relativamente victoriosos en este ciclo económico.

La mejor manera de visualizar esto podría ser un gráfico histórico del empleo en el sector manufacturero. Más de 70% de los trabajadores de ese sector son hombres. A partir de las dos recesiones de principios de la década de 1980, el empleo del sector fabril comenzó a estancarse y tuvo dificultades para recuperarse en las expansiones posteriores. Las recesiones de 2001 y 2007-2009 fueron peores, en ambos casos resultaron en la pérdida de varios millones de empleos en manufactura. Si bien Estados Unidos experimentó una leve recuperación de los empleos en el sector manufacturero en la década de 2010, el aumento no fue suficiente para volver a los niveles de empleo de 2006.

Las películas de Universal se verán más on demand que en los cines

El sector de construcción, industria donde casi 90% de sus trabajadores son hombres, se ha recuperado rápidamente, ya que las bajas tasas de interés y una cartera limitada de propiedades en venta han ayudado a satisfacer la demanda de nuevas viviendas. PulteGroup, una de las constructoras de viviendas más grandes de los Estados Unidos señaló la semana pasada en la videoconferencia para dar a conocer sus resultados que había recontratado a la mayoría de los trabajadores que había despedido y que posiblemente deba buscar más empleados para satisfacer la demanda.

El área de la manufactura también ha mostrado una sólida demanda, particularmente relacionada con el mercado inmobiliario. El fabricante de electrodomésticos Whirlpool aludió la semana pasada a la creciente demanda en todas sus líneas de productos en la conferencia sobre sus resultados, y las acciones de la compañía se encuentran en un máximo de dos años.

Otra industria dominada por hombres es la de transporte y bodegaje, compuesta por camioneros y trabajadores de centros de ejecución de comercio electrónico, entre otros, que ha experimentado una rápida recuperación en las ofertas de trabajo en el sitio de empleo Ideed.  Incluso con un descenso general de 22% en las ofertas de trabajo frente al año anterior, los trabajos de conducción aumentaron 4,7% y los de carga y bodegaje disminuyeron solo 4,3%.

Los empleos en estas industrias (manufactura, construcción, transporte y bodegaje) se han contraído como parte del empleo total durante décadas, particularmente durante las recesiones, pero han aumentado desde el inicio de la pandemia.

Las industrias con una mezcla de género más equilibrada o aquellas con más mujeres, como el comercio minorista, los viajes y la gastronomía, han tenido una mayor pérdida de empleos.

Las condiciones económicas observadas durante la pandemia y los consiguientes cambios de comportamiento provocados por la enfermedad, muestran por qué ocurre esto. La industria de la construcción de viviendas y los trabajos de construcción asociados se han estado dirigiendo a una recuperación en medio de las bajas existencias, cambiando la demografía a medida que la gran generación de mileniales llega a la edad en que normalmente las personas compran viviendas, y las menores tasas hipotecarias aumentan la asequibilidad.

Si bien el empleo en el sector manufacturero cayó 35% entre 1979 y 2019, la industria aún daba cuenta de casi 13 millones de empleos este año. Y tras absorber décadas de subcontratación y mejoras de productividad, el empleo en la industria puede ser más estable en el futuro.

Y a medida que crece la participación de mercado del comercio electrónico, particularmente ahora que tantos estadounidenses se quedan en casa y compran en línea en lugar de acudir a tiendas, habrá empleos para millones de personas que trabajan en bodegas, centros de distribución y despacho de paquetes. Los hombres dan cuenta de 52% de los trabajadores minoristas, lo que se compara con 76% del sector de transporte y bodegaje, lo que tal vez indica una mejoría en la perspectiva de empleo para los hombres, incluso si el empleo total no cambia mucho.

Hacia el futuro, las cambiantes posturas políticas y las posibles agendas políticas parecen favorecer más a los hombres ahora que en períodos anteriores.

Tanto Donald Trump como Joe Biden han enfatizado la importancia de la compra de productos estadounidenses, la fabricación nacional y la inversión en infraestructura. El plan de inversión en energía limpia de US$2.000 millones propuesto por Biden beneficiaría de forma desproporcionada a los hombres.

Las políticas que apoyan a industrias como la manufactura y la construcción para ganarse el favor de los votantes en estados donde se disputan los votos, como Michigan y Wisconsin, podrían ser la nueva norma en la política nacional, de la misma manera que el apoyo agrícola lo ha sido en el pasado.

Todavía no sabemos cuánto durará esta crisis de salud pública, ni cuánto tiempo tardará en recuperarse la economía y el mercado laboral. Pero si hay un aspecto de esta recesión que es diferente a las del pasado, es que, por una vez, esta crisis no es particularmente perjudicial para los hombres.

En esta Nota