miércoles 12 de agosto de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / Crisis
jueves 23 julio, 2020

Se desacelera el mercado laboral en EEUU.

Más gente pidió seguro por desempleo en Estados Unidos la semana pasada. El desorden económigo que genera el coronavirus sigue acorralando a las empresas.

Galería de imágenes

Katia Dmitrieva


Fotogalería
Años. Mucho tiempo de desocupación estructural dejaron su profunda en la sociedad. Foto: cedoc

Las solicitudes por desempleo en Estados Unidos aumentaron la semana pasada por primera vez desde marzo, la señal más clara de una pausa en la recuperación económica a medida que aumentan los casos de coronavirus en gran parte del país y obligan a empresas a cerrar sus puertas una vez más.

Las solicitudes iniciales a través de los programas estatales regulares aumentaron a 1,42 millones en la semana que terminó el 18 de julio, 109.000 más que la semana anterior, reflejó un informe del Departamento de Trabajo el jueves. Sobre una base no ajustada estacionalmente, las solicitudes bajaron. Hubo 16,2 millones que presentaron solicitudes para beneficios en curso a través de esos programas en el período que terminó el 11 de julio, menos que la semana anterior y menos de lo previsto.

En una encuesta de Bloomberg, economistas habían pronosticado 1,3 millones de solicitudes iniciales, con pocos cambios frente a la semana anterior, con proyecciones de hasta 1,55 millones. El promedio de cuatro semanas, una cifra menos volátil, tuvo la menor caída desde abril.

Hubo resultados mixtos en las acciones estadounidenses, mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años se mantuvieron más bajos después del informe. Las cifras de solicitudes por desempleo podrían reflejar tanto los nuevos cierres de negocios como restaurantes, y también despidos en otras empresas que han soportado una caída sostenida en los ingresos.

Otros desafíos para el mercado laboral son el potencial vencimiento inminente de beneficios federales suplementarios por desempleo y las luchas generalizadas de las empresas que dependen de la interacción en persona, como restaurantes y aerolíneas.

“Debido al resurgimiento del virus, muchas empresas que pensaban que iban a abrir no están abriendo”, dijo Robert Brusca, presidente de Fact & Opinion Economics. “

Mientras que partes de la economía todavía se están recuperando, mejorando, hay partes importantes, como el sector de servicios de la economía, que realmente están sintiendo el dolor”.

Ajustes estacionales

Una advertencia es que la cifra principal se infló por ajustes estacionales, lo que hace que sea más difícil entender la tendencia real.

El Departamento de Trabajo dijo que sus factores estacionales habían asumido una disminución no ajustada de aproximadamente 247.000 solicitudes iniciales; el recuento cayó en unos 142.000. Eso resultó en un aumento de más de 100.000 después de que el departamento aplicó su ajuste estacional.

Las fabricantes automotriz cierran para calibrar equipos y posteriormente reabrir, una tendencia que no se evidenció este año ya que las empresas cerraron antes debido a la pandemia, según Pantheon Macroeconomics.

“Parte del aumento en las solicitudes puede atribuirse a factores estacionales, pero un deterioro en el ritmo del avance ha sido evidente desde mediados de junio. Los resultados refuerzan las altas apuestas actuales a medida que el Congreso negocia el próximo paquete de ayuda, incluidas las mejoras a los beneficios por desempleo que vencen la próxima semana”, dicen los economistas de Bloomberg.

Esos empleados normalmente presentarían solicitudes por despido temporal en junio, y luego saldrían de la lista en julio al regresar al trabajo, pero eso no sucedió este año. Por lo tanto, las solicitudes no ajustadas no aumentaron a principios de junio tanto como en años anteriores, y no disminuyeron tanto como usualmente sucede en julio.

Por el contrario, las cifras de solicitudes continuas podrían ser peores de lo que parecen, porque la disminución fue sesgada por las fechas de presentación en estados como California y Florida, dijo Shepherdson. Aun así, los datos indican que los empleos probablemente repuntarán en general en julio, aunque los aumentos podrían estancarse en agosto, dijo.

Un informe reveló que los estadounidenses seguían pesimistas ante las perspectivas económicas. 

Los datos laborales mostraron que las solicitudes iniciales en California, el estado más poblado y un punto de acceso para el virus, aumentaron de manera no ajustada la semana pasada. Otros estados que mostraron aumentos son Alabama, Connecticut, Nevada y Tennessee. Se informaron caídas en Florida, Georgia, Texas y Nueva Jersey.

Los más recientes despidos pesan sobre las cifras mensuales de empleo de julio, ya que la semana pasada incluyó el 12 del mes, por lo que es el período de referencia para el informe de empleos que vence el 7 de agosto.

La encuesta semanal Household Pulse de la Oficina del Censo mostró que el número de estadounidenses empleados disminuyó en aproximadamente 6,7 millones desde mediados de junio hasta mediados de julio, la mayoría de ellos en la segunda semana de julio desde el primer día del mes.

Entretanto, una encuesta de Yelp revela que más de la mitad de los cierres son permanentes, lo que indica que algunos de los trabajos perdidos no reaparecerán pronto.

Mediciones más amplias de estadounidenses desempleados en los datos del jueves mostraron que las condiciones siguen siendo difíciles, con la advertencia de que algunas cifras no necesariamente presentan un recuento exacto.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5085

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.