sábado 25 de septiembre de 2021
BLOOMBERG
12-08-2021 13:30
12-08-2021 13:30

Ola de calor en Mediterráneo: otra señal de calentamiento global

La ola de calor en varios países del Mediterráneo es una evidencia más de los peligros que nos esperan debido al calentamiento global del planeta. Los fenómenos meteorológicos extremos aumentarán sin una reducción drástica e inmediata de la emisión de gases de efecto invernadero.

12-08-2021 13:30

Una peligrosa ola de calor está azotando el Mediterráneo, en el último de una serie de recientes fenómenos meteorológicos extremos que pone de relieve los impactos del cambio climático en el mundo real.

La isla italiana de Sicilia podría haber batido el récord de calor de Europa continental el miércoles, cuando los termómetros alcanzaron los 48,8 °C. Si bien los habitantes de la región están acostumbrados a condiciones meteorológicas cálidas en esta época del año, autoridades de todo el Mediterráneo están alertando a sus poblaciones para que tomen precauciones ante temperaturas que superan los 38 °C.

El calor extremo se produce solo días después de que los principales científicos climáticos del mundo dijeran en un histórico informe que es probable que la última década haya sido más calurosa que cualquier otro período de los últimos 125.000 años y que las temperaturas globales seguirán aumentando si no se realiza una drástica disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los investigadores concluyeron que el cambio climático ha hecho que las olas de calor se vuelvan más frecuentes e intensas en todo el mundo, lo que ha provocado la muerte de personas vulnerables que no cuentan con acceso a una adecuada protección. El calor puede ser particularmente peligroso para los niños y los ancianos.

“Este es el Mediterráneo, los veranos son calurosos y secos, pero esto es inusualmente intenso”, dijo Bob Stefanski, jefe de servicios climáticos aplicados de la Organización Meteorológica Mundial. “Es una muestra de lo que vendrá”. El sistema meteorológico que está causando el calor tendrá un impacto mayor en el centro y sur de España, el sur de Italia, Grecia, los Balcanes y el oeste de Turquía, señaló.

En Túnez, la temperatura en la capital alcanzó un récord de 48,9 °C el martes, rompiendo el récord anterior establecido en 1982, según Mehrez Ghannouchi, encargado de pronósticos del Instituto Nacional de la Meteorología de Túnez. Kairouan, otra ciudad ubicada al sur de la capital, registró un récord de 49 °C el miércoles.

Existe el riesgo de que las temperaturas empeoren los incendios que se han desatado en Grecia en los días recientes. “La ola de calor se exacerbará, secará todo y hará que el peligro de incendio sea mucho mayor”, indicó Stefanski.

Se pronostica que la próxima semana las temperaturas bajarán, lo que brindaría cierto alivio. Sin embargo, dado que la quema de combustibles fósiles continúa desempeñando un importante papel en el sistema energético mundial, los científicos proyectan que este tipo de olas de calor serán más comunes en el futuro.