sábado 26 de noviembre de 2022
CIENCIA MISIÓN "DART"

De película: la NASA impactó una nave kamikaze contra asteroide para probar si puede evitar desastres

El asteroide objetivo, a 11 millones de kilómetros de la Tierra no representaba ningún peligro para la Humanidad. Pero la misión fue puesta en marcha para "ayudar a determinar nuestra respuesta si detectamos un asteroide que amenaza con golpear la Tierra" en el futuro.

27-09-2022 05:00

La NASA impactó una nave kamikaze para desviar la trayectoria del asteroide Dimorphos, en una novedosa prueba de "defensa planetaria" que debería permitir proteger mejor a la humanidad de una eventual amenaza futura. 

"Impacto confirmado para la primera misión de prueba de defensa planetaria del mundo", decía un gráfico en la transmisión en vivo de la agencia espacial estadounidense, mientras los ingenieros y científicos celebraban.

"Es un momento muy emocionante (...) para la historia espacial, e incluso para la historia de la humanidad", celebró Lindley Johnson, agente de defensa planetaria de la NASA.

Defensa planetaria: por primera vez la NASA hace chocar un asteroide para ver si puede desviarlo

El asteroide objetivo no representaba ningún peligro para la Tierra, pero la misión DART (Double Asteroid Redirection Test) fue puesta en marcha para "ayudar a determinar nuestra respuesta si detectamos un asteroide que amenaza con golpear la Tierra" en el futuro, según explicó el jefe de la NASA, Bill Nelson.

La nave, no más grande que un automóvil, despegó en noviembre de California y, tras diez meses de viaje, cumplió su meta a las 20.14 de este lunes, a una velocidad de más de 20.000 km/h. 

La colisión de dos agujeros negros supermasivos podría verse desde la Tierra

Para alcanzar un objetivo tan pequeño, la nave se dirigió de forma autónoma durante las últimas cuatro horas, como un misil autoguiado. 

El momento del impacto, a 11 millones de kilómetros de la Tierra, pudo seguirse en directo en el canal de la NASA. La cámara integrada en la nave, llamada DRACO, tomó una imagen por segundo que llegaron a la Tierra con un retraso de solo unos 45 segundos.

Misión DART

"Es algo sacado de los libros de ciencia ficción"

"Estamos cambiando el movimiento de un cuerpo celeste natural en el espacio, la humanidad nunca había hecho esto antes", dijo Tom Statler, científico jefe de la misión. "Es algo sacado de los libros de ciencia ficción y de los episodios de Star Trek de cuando era niño. Y ahora es real".

El objetivo es en realidad un par de asteroides: uno grande, Didymos (de 780 metros de diámetro), y su satélite, Dimorphos (de 160 metros de diámetro), en órbita a su alrededor separados por solo un kilómetro de distancia. 

La NASA desentrañará el misterio de Psyche-16, el asteroide que vale más que el Planeta Tierra

Didymos y Dimorphos están actualmente haciendo su acercamiento más cercano a la Tierra en años. El asteroide actualmente gira alrededor del más grande en 11 horas y 55 minutos y lo que se busca con la misión DART es reducir su órbita en unos 10 minutos.

Tres minutos después, un satélite del tamaño de una caja de zapatos, llamado LICIACube y lanzado por DART hace unos días, pasaría a unos 55 km del asteroide para capturar las primeras imágenes de la colisión, que serán enviadas a la Tierra en las próximas semanas y meses

Misión DART

Si falla, la NASA tendrá otra oportunidad dentro de dos años, con la nave espacial conteniendo suficiente combustible para otra pasada. Pero si tiene éxito, la misión marcará el primer paso hacia un mundo capaz de defenderse de una futura amenaza existencial.

"Me sorprendería si tuviéramos evidencia firme en menos de unos pocos días, y me sorprendería si tomara más de tres semanas", señaló Statler.

La NASA alerta por un asteroide "potencialmente peligroso" de más de 1.600 metros de diámetro

En 2020, la sonda estadounidense Osiris-Rex se hundió mucho más de lo esperado en la superficie del asteroide Bennu.  Actualmente se desconoce la porosidad de Dimorphos. "Si el asteroide responde al impacto de DART de una manera totalmente imprevista, en realidad podría llevarnos a reconsiderar hasta qué punto el impacto cinético es una técnica generalizable", señaló Statler. 

En sus inmediaciones se catalogaron cerca de 30.000 asteroides de todos los tamaños, a los que les llama objetos cercanos a la Tierra, es decir que su órbita cruza la órbita terrestre. Muy pocos de los miles de millones de asteroides y cometas en nuestro sistema solar se consideran potencialmente peligrosos para nuestro planeta, y no se espera ninguno en los próximos cien años más o menos. 

Misión DART

Los de un kilómetro o más han sido avistados casi todos, según los científicos, que estiman, sin embargo, que solo conocen alrededor del 40% de los asteroides que miden 140 metros o más, capaces de devastar una región entera.  "Nuestro trabajo más importante es encontrar" a los que faltan, dijo Johnson. 

Cuanto antes se detecten, más tiempo tendrán los expertos para determinar la mejor manera de defenderse de ellos, ya que solo un asteroide del tamaño de Dimorphos causaría un impacto regional, como devastar una ciudad, aunque con una fuerza mayor que cualquier bomba nuclear en la historia.

En esta Nota