viernes 09 de diciembre de 2022

La NASA retrasó el lanzamiento de su misión Artemis por amenaza de tormenta tropical

La NASA regresó el cohete Artemis y su nave espacial al hangar principal después de la noticia de que el huracán Ian se acerca a Florida, lo que pone fin a cualquier posibilidad de lanzamiento en los próximos días.

26-09-2022 15:58

La NASA regresó el cohete Artemis y su nave espacial al hangar principal después de la noticia de que el huracán Ian se acerca a Florida, lo que pone fin a cualquier posibilidad de lanzamiento en los próximos días.

La medida significa que el próximo intento de lanzar la misión, ya retrasada en dos ocasiones, se realizará probablemente a fines de octubre o mediados de noviembre, según un cronograma de la agencia espacial estadounidense. Los funcionarios del programa esperaban despegar el 2 de octubre antes del último cambio.

La NASA anunció la decisión este lunes, a medida que los últimos pronósticos para el huracán Ian no mostraron mejores condiciones para el sitio de lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy en la costa este de Florida. “La decisión da tiempo para que los empleados aborden las necesidades de sus familias y protejan el sistema integrado de cohetes y naves espaciales”, escribió la NASA en una entrada de blog.

Durante el fin de semana, la NASA canceló un intento de lanzamiento que pudo haber ocurrido el martes debido a la tormenta tropical frente a las costas de Sudamérica. Se espera que esa tormenta, que desde entonces se ha convertido en el huracán Ian, toque tierra en Florida esta semana.

50 años después de Apolo, la NASA vuelve a la luna con Artemis

El 21 de septiembre, la NASA completó una prueba clave de abastecimiento de combustible de su cohete Space Launch System (SLS), el enorme vehículo que enviará una cápsula sin tripulación alrededor de la luna. La prueba de abastecimiento de combustible estaba destinada a definir si la agencia había solucionado con éxito una fuga que obstaculizó un intento de lanzar el cohete el 3 de septiembre. La NASA dijo que la prueba cumplió con todos sus objetivos, a pesar de las fugas y los problemas técnicos que ocurrieron.

Hasta el viernes, la NASA había mantenido la esperanza de que fuera posible un intento de lanzamiento para el 27 de septiembre, a pesar de las previsiones meteorológicas.

El cohete SLS está diseñado para soportar ráfagas de viento de hasta 74 nudos en la plataforma de lanzamiento. La NASA tarda aproximadamente tres días en preparar y regresar el SLS al edificio de ensamblaje de vehículos, un enorme hangar utilizado para albergar el cohete.

El SLS es un componente principal del programa Artemis de la NASA, cuyo objetivo es enviar a la luna a la primera mujer y la primera persona de color. Actualmente, la NASA se está preparando para lanzar el SLS en su vuelo debut, llamado Artemis I, enviando una cápsula no tripulada llamada Orión alrededor de la Luna. La misión está destinada a validar el hardware antes de que las personas puedan volar a bordo.

En esta Nota