Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 19 de noviembre de 2019 | Suscribite
CIENCIA / LA HUELLA HUMANA
lunes 29 abril, 2019

En 2018 el mundo perdió una superficie de bosques tropicales tan grande como Bélgica

Según la organización "Global Forest Watch", fue el cuarto peor año en términos de deforestación de la selva tropical, por detrás de 2016, 2017 y 2014.

La organización informó sin embargo sobre la mejoría que se está produciendo en Indonesia, donde la pérdida de bosques primarios fue en 2018 un 40% menor que el promedio anual de 2002 a 2016. Foto: Pixabay
lunes 29 abril, 2019

A lo largo del año 2018, el Planeta Tierra vio desaparecer un total de 12 millones de hectáreas de bosques tropicales, destacando especialmente la destrucción de 3,6 millones de hectáreas de bosques primarios, según los datos revelados por el Global Forest Watch, que depende del World Resources Institute.  "Es tentador aplaudir un segundo año de bajada tras el pico de 2016", comenta Frances Seymour, de WRI, "pero si observamos los últimos 18 años, está claro que la tendencia mundial sigue al alza". La pérdida de selvas tropicales vírgenes representa una superficie equivalente a la de Bélgica. 

Los llamados bosques primarios son ecosistemas en los que crecen árboles de cientos o incluso miles de años, que almacenan gran cantidad de carbono y tienen una gran importancia para la biodiversidad, sobre todo, para especies forestales como orangutanes, gorilas, tigres... “Estos bosques tardan mucho en recuperarse, si se talan, quizá nunca vuelvan a su estado original”, incide Mikaela Weisse, directora de Global Forest Watch, que recalca como, a pesar de no ser tan malas las cifras como en 2016 y 2017, “la pérdida de estos bosques primarios sigue siendo muy alta”. 

Los datos de satélite Landsat, procesados por la Universidad de Maryland -EE.UU.- muestran también un cambio significativo en el mapa de destrucción de estos valiosos espacios. Si en 2002 Brasil e Indonesia concentraban el 71% de las pérdidas de los bosques tropicales primarios, ahora estos países concentran el 46%. Por extensión, en 2018 las mayores pérdidas de estos bosques se registraron en Brasil (1,3 millones de hectáreas), República Democrática del Congo (481.248), Indonesia (339.888) o Colombia (176.977). 

 

“Estamos viendo un aumento de pérdidas de bosques primarios en otras partes del mundo donde antes no teníamos”, señala Weisse, que considera muy difícil determinar las causas. “No sabemos qué está pasando exactamente, a veces se trata de una combinación de pequeñas cosas. En Ghana y Costa de Marfil no sabemos si es la minería o la producción de cacao, en el Congo está aumentado la agricultura de pequeña escala, en Liberia vemos que está entrando el cultivo de palma... Depende mucho de cada sitio”.

Si en 2002 Brasil e Indonesia concentraban el 71% de las pérdidas de los bosques tropicales primarios, ahora estos países concentran el 46%. En 2018 Brasil perdió 1,3 millones de hectáreas de bosques.

Brasil es el país que perdió más superficie de selvas vírgenes, por delante de la RDC e Indonesia. Según la ONG Imazon, la deforestación en Amazonia brasileña aumentó 54% en enero de 2019, con relación a enero de 2018 y los especialistas aseguran que situación podría empeorar con la llegada al poder del presidente Jair Bolsonaro, que prometió priorizar el agronegocio frente a lo que considera un ambientalismo "extremo" por parte de organismos fiscalizadores y ONGs. 

Tras la publicación del informe de WRI, el gobierno brasileño afirmó que el país "está firmemente comprometido en conciliar la producción agrícola y la preservación ambiental. Somos un ejemplo de que esa conciliación es no sólo deseable, sino también totalmente alcanzable". Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, "el 66% del suelo del país está destinado a la protección y preservación de la vegetación nativa. La agricultura ocupa 9% del territorio y la ganadería un 20%". 

La organización informó sin embargo sobre la mejoría que se está produciendo en Indonesia, donde la pérdida de bosques primarios fue en 2018 un 40% menor que el promedio anual de 2002 a 2016. “Hay dos factores que explican lo de Indonesia”, comenta Weisse. “Por un lado, los dos últimos años fueron más húmedos y no hubo tantos problemas de incendios. Probablemente, en 2019 vuelva a haber más fuegos, por el efecto de ‘El Niño’. Y por otro, el Gobierno introdujo nuevas políticas para frenar los incendios, impusieron restricciones en la transformación de turbas y un mayor control en el cumplimiento de la ley”.

En Colombia, la pérdida de selva virgen aumentó 9% entre 2017 y 2018, debido a que el acuerdo de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) posibilitó un mayor acceso a algunas zonas. WRI señala también la situación en Ghana y en Costa de Marfil, los países que perdieron más porcentaje de selva virgen entre 2017 y 2018, un 60% y 26% respectivamente.

D.S.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4818

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.