martes 03 de agosto de 2021
CIENCIA Vacuna Sputnik V
24-06-2021 20:40

El Instituto Gamaleya explica cómo es la respuesta inmunitaria de las distintas vacunas con el tiempo

Según la infografía, la respuesta inmunitaria secundaria en el caso de la aplicación de vacunas de un solo componente desciende con el paso de las semanas. Qué es la respuesta inmunitaria y por qué las vacunas "no se pierden".

24-06-2021 20:40

El Instituto Gamaleya de Rusia, creador de la vacuna anti covid Sputnik V, señala en un informe titulado "Ventajas de la inmunización de refuerzo" que alrededor del día 28 tras la aplicación de vacunas de un solo componente (inmunización única, por ejemplo ad5), la respuesta inmunitaria desciende paulatinamente, siendo más baja sobre el día 56.

El gráfico publicado por el instituto ruso muestra además que con otras vacunas de dos componentes, pero con el mismo tipo de vector para la inmunización de refuerzo, “por ejemplo ad26 más ad26”, la respuesta inmunitaria es menor a la de los dos componentes con otro tipo de vector -como el caso de Sputnik V- pero mayor a si se aplica una sola dosis

grafico 20210624

Segundas dosis de Sputnik V: Rusia confirmó que llegarán la semana próxima

Qué es la respuesta inmunitaria

Tras semanas de cuestionamientos y reclamos por las demoras en la llegada de las segundas dosis de la vacuna Sputnik V a la Argentina, y de personas que estaban próximas a cumplir los tres meses desde la aplicación de la primera dosis, desde el Gobierno nacional habían aclarado que aunque se cumplan esos 90 días,  “las vacunas aplicadas no pierden el efecto” y que la efectividad de la primera dosis es del 73,6%. 

"Las vacunas aplicadas no pierden el efecto. Las vacunas no se vencen. A medida que pasa el tiempo, bajan los anticuerpos. Lo que se recomendó en muchos países es priorizar la primera dosis y diferir la segunda para alcanzar a la mayor cantidad de gente posible. Los esquemas de vacunación siempre se completan. El organismo tiene memoria inmunológica y celular”, argumentó la ministra de Salud Carla Vizzotti.

En la misma línea, Hugo Pizzi, médico infectólogo, epidemiólogo y magíster en Salud Pública (MP 54.101), reafirmó esto ante la consulta de PERFIL: “(Carla) Vizzotti explicó que las vacunas no se pierden. La vacuna no se pierde. Los linfocitos son células longevas, duran de 30 a 40 años. Cuando tienen el impacto, siempre recuerdan. Es como una biblioteca donde están todos los recuerdos de lo que entró al organismo", sostuvo.

"El impacto en el sistema inmune, lo que es el recuerdo, la memoria inmunológica, queda. Inclusive los mismos directivos del mismo Instituto Gamaleya por escrito nos dijeron (que podían transcurrir desde la primera dosis) 90 días, pero se habló que esos 90 días pueden pasar. Por ser muy pragmático, siempre adhiero a respetar a los fabricantes”, agregó el epidemiólogo.

En esa línea, consultado por la infografía del Instituto Gamaleya, agregó que "las vacunas que tienen componentes distintos siempre son más estimulantes para los linfocitos”. Pizzi señaló también que hay un elemento más que refuerza la idea de que la primera dosis no disminuye su eficacia: “La vacuna Sputnik Light, que se está usando en muchos lugares de Rusia, es la primera dosis”.

Es por esto que, como remarcan desde la página oficial de Sputnik V, la respuesta inmunitaria tras la aplicación del segundo componente de la Sputnik V, (“otro tipo de vector para la inmunización de refuerzo (ad26 más ad5)”) es mucho mayor.

ag / ds / Esta nota fue modificada el día 29/6 a las 21:00 horas, y se sumó la opinión de un especialista.

En esta Nota