jueves 24 de junio de 2021
COLUMNISTAS Cuestión de imagen
15-05-2021 23:44

Comunicación y ajedrez

15-05-2021 23:44

La comunicación oficial y la comunicación de la oposición siempre tienen un marco. Siempre hay un héroe y un villano. Y hay matices, claro, como el cuidador y protector. Pero estas referencias se encuentran continuamente en tensión bajo el mandato de mensajes cruzados. Esta situación amerita un paralelo con el ajedrez: algunas fichas avanzan, otras retroceden. Rey y reina deberían estar protegidos por todos los demás actores, pero en honor a la verdad son ellos los que muchas veces deben salir a marcar la cancha, o el tablero.

El problema de los mensajes muchas veces es su coherencia; que la contraposición ideológica, axiomática y de proyectos se transmite en cada mensaje es una verdad de perogrullo. Días atrás en la red del pajarito el ex presidente Mauricio Macri expresaba que “no hay ninguna crisis sanitaria que justifique que ‘nos arrebaten’ las libertades”. Como también llamaba a comprometernos  “a defender las instituciones… respetando la diversidad y el pluralismo” como única manera de fortalecer la democracia para no tener una democracia en crisis. A esto nos referimos como la “incoherencia del mensaje” porque en nombre de la democracia, cuya esencia es el respeto por las instituciones y por los representantes electos por el pueblo, reinterpreta la democracia ilustrando un escenario donde la misma está en juego por un arrebato de las libertades, que si así fuera ya no estaríamos en ese sistema, y la defensa de las instituciones termina siendo una muletilla de justificación vacía.

Como en toda jugada de ajedrez, el oponente espera la jugada para actuar en consecuencia; dicho en términos de comunicación, encontrar símbolos de identificación que generen acompañamiento, y sobre todo poder generar argumentaciones para “bajar línea” a los seguidores. Y así por momentos el tablero se encuentra inclinado para un lado. No es una novedad que el tema de la educación presencial versus educación virtual ha generado un clásico de fútbol donde la temperatura del humor social se hace sentir. Lo erróneo son las preguntas. ¿Educación? Siempre. ¿Modalidad? La que es posible dado un contexto de crisis sanitaria, a la espera de vacunas, que al margen también fue y es uno de los ejes de discusión pública. Resulta bastante poco democrático cuestionar diariamente a las autoridades que toman decisiones en base a la información recibida y las proyecciones que se realizan a partir de ellas. Pero todo puede pasar, es decir aquellos que dicen defender las instituciones no lo hacen, por eso su discurso y sus mensajes no representan ninguna coherencia. El desafío es constante, así como la transgresión del jefe porteño, que emite una ley que a todas luces debería ser inconstitucional, porque nuestra Constitución es la ley suprema. Pero la oposición se arroga el respeto institucional, otra incoherencia.

No debemos olvidar que estamos en un año electoral, ergo, en estas casillas negras no parece prudente comenzar una campaña bajo el paraguas de la preocupación ciudadana. Sin embargo, los peones, los alfiles y los caballos empiezan a posicionarse. Sucede en la oposición; el desafío es la búsqueda de una consolidación de poder, que a todas luces se viene trabajando con Horacio Rodríguez Larreta como cabeza, por su imagen positiva lejos de los demás dirigentes. ¿El armado? Todavía es muy pronto.

En otra sintonía, con agenda propia, esta semana el Presidente se encuentra visitando países europeos, reuniéndose con los primeros mandatarios, en pos de trabajar agendas conjuntas, diálogos y el traslado de la preocupación por el FMI. Así fue a España, Portugal y Francia; sin dudas afuera no se plebiscita su legitimidad. Seguramente en Argentina la sociedad tan heterogénea a la que asistimos no tiene en su tradición los consensos. Pero su investidura y su gira naturalmente lo ubican por encima de sus detractores.

¿Y cuál es el resultado? ¿Habrá jaque mate? Es muy pronto aún para saberlo, recién hemos desplegado el tablero.

*Polítóloga. Especialista en Comunicación Política. Docente Universitaria (@barbaritelp).

En esta Nota