COLUMNISTAS
Sistemas de decisión

Globos, emociones y globalidad

Logo Perfil
. | Cedoc Perfil

El primer incidente público, publicado y amplificado –si consideramos que hubo muchos otros de igual tema y tenor–, que fue el evento de los artefactos chinos sobre el espacio aéreo norteamericano, deja pasar una oportunidad histórica sobre dimensiones poco exploradas de las relaciones internacionales.

Algunos análisis intentaron disminuir su importancia, diluyéndola en un conjunto de eventos sobre el deterioro reciente de la relación sino-norteamericana y quedó en el registro anecdotario bajo el título de “los globos chinos”.

A nuestro entender, el fenómeno político de la inteligencia y contrainteligencia de las dos superpotencias nos invita a reflexionar sobre cómo actúan y actuarán los dos sistemas de decisión política más poderosos del mundo.

En este sentido, cobra vital importancia la pregunta que se formula María Rocío Novello en el Manual de la política exterior argentina en su capítulo especial: ¿qué rol juegan las creencias y las emociones en el estudio de las relaciones internacionales? Citando a autores clásicos en los estudios de las creencias como Holti, George y Russell, incorpora la dimensión emocional en el llamado “giro afectivo” (Ahmed, Dolan, Hutchinson y Bleiker; Mercer; Ross; entre otros).

Este aspecto tiene una especial relevancia en las reacciones de los actores principales en el episodio. Asimismo, podría explicar mejor muchos los hechos que se analizaron como contexto del tema. Lo más importante es que nos permite profundizar cómo esas percepciones y emociones se trasladarán a los conflictos del futuro y qué consecuencias pueden tener en la gobernanza global.

Una vez detectado el artefacto, el gobierno norteamericano mostró, por un lado, un sistema de decisión con frenos y contrapesos. La orden tardía del presidente estuvo enmarcada en esta lógica. Por otro lado, expuso una burocracia racional y profesional con independencia relativa de la política.

Pero las percepciones y emociones se colocaron por encima esta. El realismo presidencial se impuso por la misma dinámica política interna apoyada en las críticas del partido republicano a la demora de destruir el objeto. La orden fue el derribo de la esfera aerostática sospechada de espía con un avión de combate F-22, utilizando un misil AIM-9X aire-aire supersónico, buscador de calor.

Un conflicto en la esfera científico-tecnológica y de la inteligencia estatal fue resuelto de manera militar. Finalmente, se canceló la visita del secretario de Estado a Pekín como respuesta de máximo nivel político-diplomático.

Del lado del gobierno chino, si bien se aceptó la nacionalidad del artefacto, rápidamente se negó el uso militar y de inteligencia, aduciendo que solamente se trataba de “un aparato de estudio meteorológico que se desvió de su ruta de manera involuntaria”. Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores expresó que la medida utilizada fue “exagerada” y llamó a la prudencia de la contraparte. Para remarcar la diferencia de criterios y reacciones, solicitó que “las partes relevantes manejaran el asunto con la cabeza fría”.

Como hemos sostenido, las dimensiones internas y externas de la interdependencia hegemónica –política, económica, coalicional, militar, tecnológica e ideológica– tiene como hilo conductor al Estado. Esto genera que, sobre hechos de índole económica, que venían deteriorando las relaciones bilaterales –el acuerdo de Japón, EE.UU. y Países Bajos sobre semiconductores, las medidas de Pekín a la prohibición de materiales para paneles solares, la decisión norteamericana sobre Huawei, entre otros– solo se tomen decisiones de alto impacto político cuando están en juego aspectos de la seguridad nacional. Esta es la médula de la dimensión estatal de las potencias en su lucha por el poder mundial.

La gobernanza global aún tiene a dos poderosas maquinarias de Estado como actores centrales que las atraviesa. Pero debemos observar con mucho detenimiento que ellas están lideradas por sistemas decisionales sujetos a las emociones conflictivas de sus actores. Esto muestra que las estructuras y las capacidades agenciales también son interdependientes.     

*Profesor e investigador de la UBA. Compilador y autor del Manual de la política exterior argentina.