miércoles 29 de junio de 2022
COLUMNISTAS Comparaciones

¿La pobreza aumenta los votos?

26-12-2021 05:52

La elección legislativa del pasado 14 de noviembre se realizó con 45% de pobreza y en ella el Frente de Todos –denominación con la cual se presentó el peronismo– obtuvo el 30% de los votos. Ello significa que un porcentaje no menor de quienes se encuentran en dicha situación no están votando por la fuerza política que desde mediados del siglo XX monopoliza el voto popular.

Una hipótesis explicativa es que los llamados “nuevos pobres” son personas de la clase media caídas en la pobreza en años recientes.

Pero el reportaje que realiza Jorge Fontevecchia al gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, plantea la complejidad que tiene el vínculo votos-pobreza.

Esta provincia limita al Sur con San Juan y ambas al Oeste con Chile, cordillera de los Andes mediante. Las dos –junto con San Luis y Catamarca– tuvieron desde fines de los 70 regímenes de promoción industrial, de los cuales solo San Luis supo sacar provecho.

En lo que va del siglo XXI, San Juan ha tenido un fuerte desarrollo centrado en el sector minero, iniciado por el gobernador José Luis Gioja y expandido por su sucesor, Sergio Uñac.

Esta provincia no solo tiene niveles de pobreza y desempleo menores que las demás del norte, sino que lleva también la delantera en el campo educativo, siguiendo la tradición de Domingo F. Sarmiento.

San Juan comienza a parecerse así a las provincias del centro del país, como Santa fe y Córdoba, cuyo eje de desarrollo es la agroindustria.

Frente a esta situación, Ricardo Quintela dice: “Tengo una sana envidia por el desarrollo de San Juan”.

Pero en la última elección legislativa, el Frente de Todos ganó en La Rioja por 28 puntos, duplicando a la oposición, y en cambio en San Juan lo hizo solo por uno.

Un Congreso complicado para la gobernabilidad

Con franqueza, el gobernador riojano reconoce el mérito de su colega sanjuanino al decir: “No tiene razón que gane por un punto el peronismo. El peronismo generó condiciones favorables para que tenga su desarrollo actual. Soy amigo de Sergio Uñac”.

La realidad electoral confirmó en noviembre que a mayor nivel de pobreza más votos por el peronismo, y con el no peronismo sucede a la inversa, crece a medida que mejora el nivel socioeconómico. Se da así en la comparación interprovincial, en el análisis análogo en los municipios del Gran Buenos Aires y también en las comunas porteñas.

En las provincias con más clase media, como son Santa Fe, Córdoba y Mendoza, la influencia electoral del peronismo se ha debilitado. En la primera, si bien hoy tiene un gobernador de dicho origen político, llegó al poder tras varios períodos de gobierno de una alianza no peronista con eje en el socialismo, y en noviembre perdió; en la segunda, el peronismo del gobernador Schiaretti se ha ido transformando en una suerte de partido, con predominio del macrismo cuando se votan cargos nacionales, como sucedió en la última elección, y en la tercera se ha ido consolidando el predominio del radicalismo.

En el Norte Grande –denominación que se da a las diez provincias que están en dicha región–, ocho gobernadores son de origen peronista y, sumando Santiago, son nueve las provincias alineadas con el gobierno nacional. Solo Corrientes integra Juntos por el Cambio.

En cuanto a San Juan, se encuentra en una situación particular. Históricamente integra la región Cuyo junto con Mendoza y San Luis, las que hasta la creación del Virreinato del Río de la Plata formaban parte de Chile. En los últimos años se la vinculó a la Región Centro, integrada por Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba, las que sumando a San Juan se convierten en un corredor horizontal bioceánico Atlántico-Pacífico, cruzado de Norte a Sur por la Hidrovía.    

Como se dijo, el eje del desarrollo de San Juan ha sido la minería, y desde esta perspectiva forma parte del grupo de provincias que la están explotando –como Salta, Jujuy y Catamarca con el litio–. Y están las que se debaten entre hacerlo y no hacerlo, como Chubut.

Pero la realidad es que para un gobernador de una provincia con bajo nivel de desarrollo, modernizarla es un éxito que paradójicamente puede generarle riesgos electorales.

 

*Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.