martes 27 de septiembre de 2022
COLUMNISTAS episodios

Las nuevas ficciones

26-08-2022 23:55

Justo ahora que terminé de ver Fleabag y que me pareció descomunal y un alarde de inteligencia y sensibilidad y que tenía tantas ganas de hablar del poder de la ficción apareció el fiscal Luciani y todos estamos obligados a expedirnos acerca de esta megaficción que extiende brazos pegajosos sobre las 24 horas del aire. Es una serie con pocas temporadas, sin mucho asidero legal (poco importa en las reglas ficcionales que nos imponen) y que durará lo que haga falta para desplazar del primer plano al estallido social en ciernes y a la inflación que nos tiene de rodillas ante las órdenes (ahora instrucciones) del FMI, que había cambiado y que estaba para enamorar. 

Como consumidores de ficción, a los argentinos nos moldean un gusto equis basado en lo que chupan del verosímil local; en Brasil fueron por otros lados, mas lo que allí nos parecía increíble, con fondo evangelista, aquí va cobrando forma de realismo mágico). Hay repetición y reciclaje; volvemos sobre temporadas pasadas, inconclusas, porque en cada una de ellas (Lázaro ven fuera, La asesina del fiscal, Los bolsos sobre el grueso muro del convento) hay perlas narrativas que quedan abiertas, ¡no vaya a ser que alguna vez sepamos algo de verdad! Porque la verdad y la verosimilitud se llevan como el orto.

Volvemos sobre temporadas pasadas, porque en cada una de ellas hay perlas narrativas

No se investiga, ¡pero cómo se guiona!

Tendremos que ver la serie en Instagram, porque a Cristina no la dejaron hablar en ámbitos legales. Ese no lugar para la ley hace que la ficción derrame sobre todo, con factura de tráiler permanente: el sueño narrativo de cualquiera, ya que –se sabe– las colas de la película son siempre más épicas que las películas en sí. Recomiendo mucho todos los fragmentos; no serán muy replicados por los medios. Está por ejemplo cuando Cristina denuncia que unos fajos de los revoleados sobre el convento venían termosellados de la reserva federal de EE.UU. y así se pudo rastrear que fueron enviados al banco Finansur del señor Sánchez Córdova, ex tesorero de Boca, empresa de Macri para fabricar goles y allí detúvose la investigación. Sin conocer más pormenores ya me creo capaz de afirmar que es muchísima información para un solo tráiler.

Espero el episodio donde algún personaje demuestre que no se trata de persecución política. Pero me temo que todo género tiene un techo.