domingo 29 de enero de 2023
COLUMNISTAS Mundial Qatar 2022

Scaloni cambia para que la Selección enderece su camino qatarí ante México

Para el trascendental duelo de hoy a las 16 ante los mexicanos, el entrenador argentino haría entrar a Montiel por Molina, Licha Martínez por Cuti Romero, Marcos Acuña por Nicolás Tagliafico y Enzo Fernández por Alejandro Gómez. También podría ingresar Guido Rodríguez. Récord de Messi y la obligación de ganar para seguir.

Si hay cambios, ¿todo puede cambiar? Quizá porque hay miedo, o quizá porque todavía hay esperanza, el partido de hoy entre Argentina y México lleva acompañado todo un protocolo de actuación ante eventuales finales, sean felices o ingratos. Hay medios que hasta publican consejos de médicos y terapeutas para afrontar cualquier resultado. Así estamos: en vilo por un partido que puede generar el cataclismo o la resurrección. 

Ante la incertidumbre, todo es sarasa y todo es verso, al menos hasta las 16, la hora en que el equipo de los dos Lioneles –Scaloni y Messi– salga a la cancha para intentar remediar ante México lo que sucedió en la primera fecha contra Arabia Saudita. Por lo pronto, aunque nada está confirmado, el entrenador hará algunas modificaciones con respecto a la formación del estreno fallido. 

Ayer, en el último entrenamiento en la Universidad de Qatar, dio algunas pistas. Luego de los 15 minutos abiertos a la prensa, diagramó un trabajo táctico con 11 futbolistas y sin arquero.

Las pecheras que repartió el DT mientras los medios se retiraban del predio las tenían Gonzalo Montiel, Nicolás Otamendi, Cristian Romero, Lisandro Martínez y Marcos Acuña; Alexis Mac Allister, Enzo Fernández y Rodrigo De Paul; Ángel Di María, Lionel Messi y Lautaro Martínez. De este ejercicio, en principio, no participó Leandro Paredes, quien fue titular contra Arabia Saudita y salió reemplazado a los 15 minutos del segundo tiempo por Fernández. Luego, el jugador de Juventus estuvo en los trabajos de pelota parada.

Los cambios serían Montiel por Nahuel Molina, Licha Martínez por Romero, Acuña por Nicolás Tagliafico y Enzo Fernández por Alejandro Gómez. Hay quienes deslizan que también podría ingresar Guido Rodríguez o Mac Allister en la mitad de cancha. 

“El partido es una final y muy importante para nuestro futuro. Será fundamental sacar la jerarquía y lo que tenemos adentro”, dijo ayer Lautaro Martínez, una de las fijas en la formación titular. Esa definición de “final” es lo que todo el plantel tiene claro desde la derrota contra Arabia: la llave de eliminación directa comienza ahora y Argentina, si es que quiere llegar a la cima, debe jugar 32 y dieciseisavos de final. 

Hay dudas, pero también certezas. Messi, ya sin ninguna molestia, alcanzará hoy la marca de 21 partidos jugados con el seleccionado argentino en mundiales que tiene Diego Armando Maradona, ayer homenajeado en Qatar y en todo el mundo, a dos años de su muerte. 

El actual capitán de la Argentina será titular en el partido contra México y, cuando el árbitro italiano Daniel Orsato inicie el partido en el estadio Lusail, igualará la histórica marca de Diego. Messi, quien disputa su quinta Copa del Mundo, jugó Alemania 2006 (3 partidos), Sudáfrica 2010 (5), Brasil 2014 (7), Rusia 2018 (4) y Qatar 2022 (1). En los 20 encuentros, el rosarino convirtió 7 goles, aportó 5 asistencias y solo recibió una tarjeta amarilla.

En caso de jugar contra Polonia, el próximo miércoles 30 en el estadio 974 por la tercera fecha del grupo C del Mundial de Qatar 2022, el ganador de siete Balones de Oro quedará en lo más alto de la tabla de partidos jugados por argentinos en Mundiales. El récord mundial le pertenece al alemán Lothar Matthaus con 25 encuentros en los mundiales de 1982, 1986, 1990, 1994 y 1998. Para alcanzarlo o superarlo, Argentina debería jugar siete encuentros, algo que a esta altura es imposible de prever o de imaginar.

En esta Nota