domingo 25 de julio de 2021
COLUMNISTAS Reconstrucción en pandemia
28-03-2021 02:08

Un país que crece

28-03-2021 02:08

La Argentina avanza con su proceso de reconstrucción. El país crecerá, de no mediar circunstancias excepcionales, por encima de un 7% durante 2021 y el déficit fiscal sería menor al presupuestado: en vez de 4,5%, cerca de un 3%. ¿Por qué se produciría esta caída del déficit? Básicamente, por el aumento de la recaudación, cuya variación anual se viene incrementando en términos reales por seis meses consecutivos. Por supuesto: si esta última crece es porque aumenta la actividad económica.

En ese mismo sentido, dado que la nueva fórmula jubilatoria que se promulgó en enero de 2021 incrementa los haberes previsionales en un 50% por la suba de la recaudación y en otro 50% por los aumentos salariales, si crecen los ingresos fiscales y los salarios le ganan a la inflación como está previsto, la recuperación de las remuneraciones del sector pasivo va a tender a estar por encima de lo estimado. Ello contribuiría a incentivar el proceso ya en marcha de ampliación de la demanda, de mayores ventas, de incremento de la producción y, por lo tanto, de aumento de la actividad económica y del empleo.

A lo anterior se suma, el proyecto de modificación de la Ley del Impuesto a las Ganancias, por el que cerca de 1.300.000 trabajadores y trabajadoras registrados y jubilados y jubiladas van a mejorar sus ingresos al no tener que pagar el tributo.

Por otro lado, según un informe de la Unión Industrial Argentina, en enero la producción industrial creció 5,4% con relación a enero de 2020 y logró su tercera suba consecutiva. En comparación con diciembre, el incremento fue del 4,6% en términos desestacionalizados. El mismo informe sostiene que el empleo industrial registró un aumento de 7.100 puestos de trabajo durante enero, es decir, un crecimiento de 0,7% con relación al mismo mes del año anterior.

Además, el tipo de cambio se mantiene estable y controlado, habrá ingresos de divisas asegurados por las buenas cosechas y los altos precios de los granos, y no hay vencimientos de deuda con los bonistas porque la totalidad de ésta ha sido refinanciada. Sólo hay compromisos con el Fondo Monetario Internacional y el Club de París, pero aun si no se llegara a un acuerdo con ellos, los derechos especiales de giro que el FMI anunció que emitirá permitirían atender estos vencimientos. Por lo tanto, la Argentina tiene despejado su horizonte financiero en 2021.

Durante la conmemoración del 45 aniversario del último golpe de Estado, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó con relación a la negociación de la deuda: “No estamos diciendo de no pagar. ¡Qué vamos a decir de no pagar, si nuestro espacio político fue el único que nunca endeudó a la Argentina y pagó las deudas de todos los otros gobiernos! Deberíamos hacer todos un esfuercito, sobre todo aquellos que tienen responsabilidades institucionales, sean del oficialismo o de la oposición. Si fueran de la oposición, que son los que contrajeron todo el endeudamiento del préstamo del FMI, son los que más deberían colaborar, insistir, para que nos den mayor plazo y mucha menor tasa de interés. Todos sabemos que, en los plazos y tasas que se pretenden, no solamente es inaceptable, sino que no podemos pagar porque no tenemos la plata para pagarlo”.

En otra línea, siguiendo el pensamiento de los economistas ortodoxos, si la actividad económica crece más de lo previsto y el déficit fiscal menos que lo proyectado, ello debería producir una baja de la inflación. En su propia lógica, el menor déficit conduce a una menor emisión y, por lo tanto, a una contención inflacionaria. Sin embargo, en contra de lo que ellos mismos piensan, siguen afirmando que la Argentina va hacia una debacle. Si lo que piensan no les conviene, ocultan por un tiempo lo que piensan.

En el medio de las dos pandemias —la generada por las políticas neoliberales de Mauricio Macri y la producida por la circulación global del virus— y con una oposición que quiere un país para pocos, el gobierno sigue avanzando con la reconstrucción de una Argentina para todos.

*Diputado nacional por el Frente de Todos y Presidente del Partido Solidario.

Producción: Silvina Márquez

En esta Nota