miércoles 25 de mayo de 2022
COLUMNISTAS opinión
02-01-2022 04:02

Viejos títulos

¡Todos se laman “Nuevo libro”! ¡Los autores de Penguin Random House se plagian entre sí! ¡Qué terrible! Aunque en verdad, no es tan terrible.

02-01-2022 04:02

Ay, ya terminó 2021 y no llegué a escribir mi lista de libros del año. Qué mal. Igualmente, mucho no podría haber hecho, este año no leí ningún libro. Espero hacerlo en este que comienza. Por eso, con gran entusiasmo me abalancé sobre una nota publicada en Infobae, llamada “Todos los libros, todos: estas son las novedades editoriales que se publicarán en 2022”, en la que obviamente no estaban todos los libros de todas las editoriales (de hecho, faltaba la información de mi editorial favorita), pero en la que sí había, como en un Excel en crudo, sin edición alguna, una larga lista de libros que se publicarán a partir de marzo. 

De entre ellos, algunos me llamaron la atención. A saber (copio y pego tal cual): “Nuevo libro de Rodrigo Fresán (Penguin Random House) /Nuevo libro de Martín Caparrós (Penguin Random House)/Nuevo libro de César Aira (Penguin Random House)/Nuevo libro de Eduardo Sacheri (Penguin Random House)/Nuevo libro de Claudia Piñeiro (Penguin Random House)/Nuevo libro de Gabriela Exilart (Penguin Random House)/Nuevo libro de Andrea Milano (Penguin Random House)/Nuevo libro de Gabriela Margall (Penguin Random House)/Nuevo libro de Rosario Oyhanarte (Penguin Random House)/Nuevo libro de Magda Tagtachian (Penguin Random House)/Nuevo libro de Graciela Ramos (Penguin Random House)/Nuevo libro de Juan Solá (Penguin Random House)/Nuevo libro de Carla Quevedo (Penguin Random House)/Nuevo libro de Dalia Walker (Penguin Random House)/Nuevo libro de Facundo Arana (Penguin Random House)”. A lo que se le suma “Nueva novela Gabriela Cabezón Cámara (Penguin Random House)/ Nueva novela de Julián López (Penguin Random House)”. 

¡Todos se laman “Nuevo libro”! ¡Los autores de Penguin Random House se plagian entre sí! ¡Qué terrible! Aunque en verdad, no es tan terrible. Al contrario, hasta me parece bien. Si yo fuese escritor, nada me parecería más plomo que ponerle nombre a un libro y nombre a los personajes. Pensemos en el caso de Aira. Escribió más de 100 libros, debe haber sido un embole para él tener que titular uno y otro y otro y así. Mucho mejor “Nuevo libro”. Una pena que también se les haya ocurrido a los demás autores del holding. 

Recuerdo ahora un libro de Derrida sobre Ante la Ley, de Kafka (curiosamente a publicarse en castellano en 2022) en el que escribe: “El título, diríamos, forma parte de la literatura, incluso si su pertenencia no tiene la estructura ni el estatuto de aquello a lo que da título y a lo cual es esencialmente heterogéneo. La pertenencia del título a la literatura no le impide tener una autoridad legal. Por ejemplo, el título de un libro permite la clasificación en bibliotecas, la atribución de los derechos de autor y de propiedad, etc. Sin embargo, esta función no actúa como si el título de una obra no-literaria, de un tratado de física o de derecho, por ejemplo”. 

La cuestión del título, entonces, no es algo menor. Toca a la literatura, al derecho, a la historia y, como vemos, al mercado editorial e, incluso, al periodismo cultural. Durante mucho tiempo, envidié la nomenclatura de los compositores de música: Opus 1, Opus 2, Opus 3, etc. Pero aún así, si prescindiéramos de cualquier otra cosa, el orden del 1 en adelante ya marca una jerarquía, precisamente un orden. En fin, me quedé sin espacio para seguir versando sobre temas tan profundos, hace mucho calor.