jueves 24 de junio de 2021
CóRDOBA A DOS SEMANAS DEL HECHO
30-05-2021 00:26

Carta pública de familiares de Sol Viñolo

La joven murió en el triple choque que provocó Alan Alejandro Amodeo, en Av. Circunvalación.

30-05-2021 00:26

Familiares de Sol Viñolo, la joven que murió luego del triple choque en Av. Circunvalación que provocó Alan Alejandro Amodeo, quien conducía en estado de ebriedad, dieron a conocer un comunicado, a través del cual fijan su postura respecto a lo sucedido.

Bajo el título “ante una visión que retroalimenta situaciones violentas y de desprecio”, los familiares de Viñolo resaltan que “el debate urgente, ‘la solución a todos los males’ no reside en nuevas figuras jurídicas o formas de castigo; al contrario, nos lleva a pensar en una sociedad colaborativa, solidaria”.

El fiscal a cargo de la causa, Tomás Casas, acusó formalmente a Amodeo, de 27 años, conductor de un Volskwagen Vento, como autor del delito de “homicidio culposo agravado por el uso de automotor con dos muertes y lesiones culposas agravadas”.

Según informaron fuentes judiciales a NA hay dos pruebas que complican la situación del joven que permanece detenido: las fotos en las que se lo ve tomando cerveza en el interior del auto (publicadas por él mismo en sus redes sociales) y el resultado del test de alcoholemia que le hizo la Policía, que dio 2.07 de alcohol en sangre.

El comunicado completo es el siguiente:

“Un conductor homicida se llevó la vida de nuestra amada Solcito y la de Agustín Burgos y lesionó gravemente a Fernanda, amada compañera de Sol.

Para convertirse en homicida esa persona actuó, antes, con irresponsabilidad, negligencia, desidia, desprecio y egoísmo extremos. Sol era todo lo opuesto a eso.

Respecto del homicida y su responsabilidad, tanto como de otras responsabilidades implicadas, la familia se está ocupando en términos legales. Exigiremos ser inflexibles. Hemos recibido mucho afecto y solidaridad y estamos agradecidos.

Pero queremos destacar que también hemos recibido y percibido numerosos mensajes que apuntan al odio y la venganza, y a la irracionalidad hacia esa persona homicida.

Por ello queremos manifestar:

Que hay una matriz social que -cada vez más- está generando  personas violentas, irresponsables, negligentes, desidiosas, despreciativas y egoístas. Es agobiante. Pululan homicidas, femicidas, violadores, maltratadores. Si hablamos del tránsito, está lleno de personas infractoras que provocan ‘accidentes’ -que no son tales- a diario. La vida cotidiana se vuelve así, insostenible.

El por qué de esta situación está a la vista de todos. Tan a la vista que no se lo mira: una sociedad que por cómo está organizada necesita promover el individualismo y la competencia extrema entre pares en la búsqueda de un supuesto éxito para ‘tener algo’ y ‘ser alguien’ pero que en realidad niega sistemáticamente posibilidades, aniquilando las perspectivas materiales de una buena vida, de realizarnos como personas, entre personas y en armonía con el medioambiente vital.

La exaltación de la miseria humana y el no respeto a las personas y a toda forma de vida son una constante que baja desde ‘arriba’ por parte de esa organización social que no da respuestas a cuestiones elementales, que es incapaz de garantizar lo necesario para vivir y la vida misma y que está, por lo tanto, agotada.

Por ello muchísimas personas están trastornadas y alteradas sus percepciones de relacionamiento social y cultural.

El debate urgente, ‘la solución a todos los males’ no reside en nuevas figuras jurídicas o formas de castigo, al contrario, nos lleva a pensar en una sociedad colaborativa, solidaria, que viva en armonía y de manera integral con el medioambiente, que se base en el respeto irrestricto a las formas de pensar, de ser o querer ser, que tenga como eje rector el amor y no el odio.

Nuestra amada Sol creía en ello, sus energías vitales se concentraban en eso. Nosotros continuamos en esa senda”.

En esta Nota