sábado 28 de mayo de 2022
CóRDOBA Aumento de casos
15-05-2022 00:50

Covid-19: Salud ‘no entra en pánico’ y lo tratará como un virus respiratorio más

Si bien los indicadores sanitarios crecieron en las últimas semanas, no habrá cambio de estrategia. “Es parte de lo esperado”, aseguran las autoridades.

15-05-2022 00:50

La situación epidemiológica respecto al Covid-19 en Córdoba cambió en las últimas semanas. En consonancia con el descenso de las temperaturas y el acercamiento de la temporada de invierno, la mayoría de los indicadores sanitarios -que hasta el momento se mantenían con números muy bajos- aumentaron y algunas curvas estadísticas mostraron un claro repunte, encendiendo algunas luces de alarma entre especialistas en la materia.

Sin embargo, desde el Ministerio de Salud de la Provincia relativizaron la situación. Si bien siguen con atención los números, consideran que era parte de lo esperado y que se deberá aprender a convivir con el virus: “Debemos acostumbrarnos, cambiar la cabeza, esto es parte de lo que se esperaba y es lo que deberemos atravesar en los próximos años. No vamos a aumentar los puntos de testeo ni vamos a originar ningún tipo de psicosis que genera una desesperación por testearse”, aseguraron.

Según explicaron las mismas fuentes sanitarias a PERFIL CÓRDOBA, desde el Ministerio que funciona en el Complejo Pablo Pizzurno, el análisis actual indica que si Ómicron no tuvo un impacto sanitario importante, tampoco lo tendrán sus variantes, que predominan en la actualidad.

Nueva subvariante. El último informe elaborado por el Proyecto Argentino de Secuenciación Genómica de SARSCoV-2 (PAIS) indica que casi el 90% de las muestras de coronavirus analizadas en la Ciudad de Buenos Aires a fines de abril correspondían al sublinaje BA.2 de la variante Ómicron, que generó una fuerte aumento de los casos. La subvariante BA.2, se transformó en este momento en la variante predominante en el mundo.

Según varios estudios, este sublinaje no causaría una enfermedad más grave que las subvariantes anteriores de Ómicron, dato que es clave para las autoridades sanitarias cordobesas. “Se está comportando como un virus respiratorio más, por tal motivo no vamos a sumar masivos puntos de testeos, ni acciones similares como las que ya hemos visto. Los que tienen comorbilidades deberán testearse y esta situación seguirá así, sin cambios. También haremos testeos a personas sintomáticas que tengan más de 50 años, a trabajadores de salud de geriátricos, o según algún otro criterio epidemiológico”, precisaron desde Salud y enfatizaron: “Lo único que puede modificar el curso de estas acciones es que haya una nueva variante, un nuevo subtipo que eluda la respuesta inmune, la cual no solo se traduzca en una mayor transmisibilidad, sino en ocupación de camas críticas y fallecidos, que son los indicadores que realmente nos preocupan”.

Hoy, el principal indicador que aumentó es la “razón”: al comparar el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y en los 14 días previos salta que se duplicó en la última medición. Sin embargo, la incidencia en la población aún sigue siendo muy baja, al igual que la ocupación de camas críticas.

Más vacunas y barbijos. Si bien la nueva estrategia de los sanitaristas cordobeses propone tratar al Covid-19 como cualquier otra enfermedad respiratoria, se insistirá en medidas básicas de prevención. En primer lugar, la vacuna. Hay dosis disponibles para la aplicación de terceras y cuartas dosis (o primer y segundo refuerzo). A pesar de que en otros países, e incluso en otras provincias dentro del territorio nacional, relajaron las exigencias en cuanto al barbijo, en Córdoba esto se mantendrá al menos hasta pasar el invierno, a pesar de la disconformidad de algunos grupos de padres. Pasada la temporada invernal, lo pondrán en análisis. Otro punto que se remarcará en cada campaña del Ministerio tiene que ver con la ventilación de ambientes para reducir la posibilidad de contagios.


 

Guardias infantiles llenas

Desde Salud siguen con atención el impacto que el resto de los virus respiratorios están teniendo en las guardias pediátricas, que suelen mostrar escenas que incluyen a niños esperando varias horas para ser atendidos.

Sobre este tema, aseguraron que la pandemia dejó un sistema de salud reforzado en materia de camas de internación. Sin embargo, admitieron que el esquema sanitario necesita reordenarse: “A la mañana temprano y a la noche son los momentos críticos. El resto del día las guardias no se saturan”, aseguraron y apuntaron a otro motivo: “Los padres deben llevar a sus niños a los Centros de Atención Primaria, que son los que tal vez no están funcionando. Son los antiguos dispensarios, que estaban en los barrios, los cuales son la puerta de entrada al sistema de salud. Un niño con tos y moco no debe acudir a un centro de salud de alta complejidad como es el Hospital de Niños. Debe haber instancias intermedias para no tener que llegar hasta allí”, completaron.

En esta Nota