Perfil
CóRDOBA
TURBULENCIA MACRO

Economía en zona híper: pulverización del peso fortalece discurso "dolarizador" de Milei

El último dato de la inflación convalida el ingreso a un rango de suba de precios con escaso control por parte del ejecutivo. Al récord de inflación de 12.7%, se le sumó el record de nominalidad en el tipo de cambio, que superó los $1.000. El peso entra así en zona de depresión, con valores comparables al de la última híper. Al tipo de cambio informal, la disruptiva propuesta de dolarización de Milei requería unos US$ 29.000 millones.

15-10-23DOLARIZA
¿HASTA DONDE AGITA? Con dólar libre a $1.000 se necesitan US$29.000 millones para dolarizar. | Cedoc

Sólo cuatro ruedas quedan para que el mercado –termómetro clave de la economía- mande sus últimas señales antes de las elecciones presidenciales del 22 de octubre.

La que empieza será una semana de máxima tensión, no sólo por los incendiarios contenidos que lanzan desde la oposición (con LLA avanza a la cabeza), sino también por las medidas que día a día viene tomando la cartera de Economía del ministro-candidato y sus colegas en el Banco Central. El jueves por la noche la entidad que preside Miguel Pesce difundió la comunicación “A” 7863 con la que define que hasta el 31 de octubre “las entidades financieras no podrán incrementar sin conformidad previa del BCRA, su posición de contado diaria de moneda extranjera”. Así, lo que se buscaría es evitar que los bancos incrementen su demanda de dólares ante especulaciones con una eventual devaluación tras las urnas del próximo domingo. Básicamente, un nuevo cepo, pero con foco en los bancos.

La tensión en los mercados es máxima y en la city volvió a caer muy mal la movida del presidente Alberto Fernández de denunciar penalmente al candidato Javier Milei y a alfiles como Ramiro Marra y Agustín Romo por declaraciones que interpretó como una afrenta al sistema democrático. Cabe recordar que Milei aceleró su escalada verbal contra el peso la semana pasada, cuando antes de una reunión con empresarios en Mar del Plata aseveró que “cuánto más alto esté el precio del dólar, dolarizar es más fácil” y la siguió estos días al afirmar que no hay que ahorrar en pesos porque “el peso es la moneda que emite el político argentino, por ende no puede valer ni excremento, porque esas basuras no sirven ni para abono”.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Si algo de centralidad le faltaba a Milei y a su discurso dolarizador se revolvió con el plus que el otorgó el presidente. Y volvemos a pensar en dolarización a una semana de las urnas.

Con esto, renacieron algunas especulaciones y cuentas. Un economista respondió la consulta: ¿cuántos dólares hacen falta con un tipo de cambio instalándose cerca del paralelo, a $1000?

-“Hay base monetaria de 7 billones de pesos y pasivos remunerados por 22 billones. Con US$29 mil millones a $1000 los cubriría”, respondió el analista.

En este punto, en que por obra y gracia de Milei, los medios y el poco timming del gobierno, la dolarización volvió a cobrar centralidad es válido preguntarse ¿hasta dónde llega Milei con su discurso incendiario, en función de que los números le cierren?

En un encuentro con empresarios organizado por la revista Punto a Punto el economista Gastón Utrera recogió el guante y planteo: “si Milei cree que con dólar a $1.000 está bien lo más probable es que frene ahí y siga con otra cosa. Pero si cree que necesita un dólar a $1.500 puede seguir agitando. Tiene que haber un punto donde se frene, porque está jugando con la magnitud del incendio. Lo relevante para pensar es, si gana el 22, hasta dónde llega con eso de agitar para que se rompa todo. ¿Hasta dónde va a jugar con las expectativas para llevar la situación a lo que él crea conveniente para su proyecto dolarizador? Se puede pasar de rosca y le puede costar el doble esto de jugar con los fósforos”.

15-10-23DOLARIZ2

Segmentación, el mal menor. Concatenado al escenario de dolarización están tratando de entrar las otras, pero con menos éxito. Al menos desde lo discursivo el proyecto de bimonetarismo de la dupla Bullrich-Melconian no termina de ganar terreno masivamente.

Para Utrera, quien mejor explicó el mejor plan para empezar a ordenar el mercado cambiario fue el gobernador candidato, Juan Schiaretti:

“Schiaretti lo explicó bien en el debate. Un mercado dual o segmentado. Por una ventanilla pasa todo el comercio exterior, por la otra ventanilla todo el resto. Así se pueden sacar todas las restricciones cambiarias y decirle a la gente que si quiere viajar al exterior puede hacerlo, con un dólar libre que fije el mercado. Y para la primera ventanilla se mantiene un dólar comercial donde se eliminan los impuestos y logras que el exportador pague por sus insumos al mismo dólar que está recibiendo, eso hace que el tipo de cambie le sea más conveniente sin tener que subirlo. Y se llega a un tipo de cambio administrado que puede oscilar los $350/ $400 que es más competitivo que el dólar de la devaluación de Prat Gay”, remarcó.

“Un esquema dual así permitiría reactivar la económica, liberar el comercio exterior de las restricciones, etc. Cuando hagamos las cosas bien el dólar comercial va a converger con el financiero, pero yo no lo unificaría, va a pasar lo que le pasó a Macri. Hubo una promesa electoral de unificar el tipo de cambio, hubo un cumplimiento de la promesa y se fue poniendo de nuevo el cepo cambiario, por necesidad. Tener en Argentina un mercado único te genera el riesgo de un nuevo cepo cambiario”, sostuvo Utrera.

La clave de tener un mercado segmentado es que permite que un mecanismo de fusible: si hay millones de pequeños ahorristas buscando comprar US$200, puede dispararse ese dólar financiero, pero no el dólar comercial con que opera el comercio exterior, no se afectan gravemente las reservas del Banco Central ni hay impacto directo sobre precios internos.

15-10-23UTRE

“Hoy no podemos eliminar todas las restricciones que hay en el mercado cambiario. Pero son la segmentación en dos mercados eliminamos todas, menos una. Queda una sola restricción: un dólar para el comercio exterior, otro dólar para toda la demanda financiera y de particulares. Todo lo demás libre. Unificar en este escenario sería unificar a $1000, sería un desastre, y la dolarización implica una unificación. Hacer una unificación cambiaria significaría dar otro impulso a la aceleración de la inflación”, insistió Utrera ante empresarios cordobeses.

En zona híper. El jueves 12 que pasó puede ser histórico. Ese día el Indec informó la mayor suba de precios en lo que va del año, un 12,7%, para convalidar también la mayor suba interanual en más de 30 años. Los datos de agosto y septiembre encerraban algo de la devaluación que le siguió a las PASO. Octubre podría morigerar algo de esos valores, siempre que no haya otro salto devaluatorio o un brusco movimiento del paralelo tras el 22-O. Eso dependerá exclusivamente de lo que pase en las urnas.

Es cada vez más claro que comenzamos a caminar en un terreno de una inflación muy alta que se retroalimenta desde distintos costados: emisión, paritarias, especulación. Esa inflación adicional configurará una herencia de muy difícil gestión para la administración que llegue.

Combinando esta actualidad con los proyectos para el mercado cambiario Utrera está entre los que creen que el escenario menos inflacionario es un esquema dual, que podría morigerar la inflación y reconectar los precios de la economía con el dólar oficial. Por eso remarca que “no hay que unificar, hay que hacer una segmentación inteligente, la unificación cambiaria, con una brecha cambiaria tan grande acelera la inflación”.

“Cuando uno está llegando a hiperinflación y ya estamos en esa zona, todo se indexa al dólar. En una híper, sube 10% el tipo de cambio y suben todos los precios, no solo los vinculados al comercio exterior, todo porque lo único que nos queda es poner la referencia del dólar. Nos hemos dolarizado ya en un sentido específico: el de indexarnos al dólar, estamos cada vez más indexados al dólar, cada vez más productos tienen como referencia al dólar. Si Milei gana en primera vuelta es probable que Massa haga alguna gestión de preservación, no por altruismo, sino porque le interesa preservarse a su vez políticamente. Lo que no sabemos es si Milei va a colaborar dando calma hasta el 10 de diciembre para no agarrar un incendio inmanejable o si acelera para que todo se incendie lo más rápido posible”, apunta Utrera.