sábado 22 de febrero de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / CUENTAS PUBLICAS
domingo 15 diciembre, 2019

Para analistas puede haber rebote del déficit fiscal en el 2020

Para el Instituto de Análisis Fiscal habrá un repunte del déficit, tras la progresiva baja desde 2016. E&R explicó por qué no habrá superávit. Ieral advierte que habrá que negociar la deuda pagando, para no caer en default.

por José Busaniche

PRIMERAS SEÑALES. En la semana, el ministro Guzmán dio algunas señales sobre el rumbo a seguir. Se esperan definiciones en una semana clave. Foto: Cedoc
domingo 15 diciembre, 2019

En los próximos días el Gobierno nacional enviará a sesiones extraordinarias el proyecto de ley de ‘Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Económica’. Allí, comenzarán a conocerse los detalles de lo que, de forma muy amplia y genérica, presentó el ministro de Economía Martín Guzmán esta semana. Las variables clave que intentan determinar economistas, empresarios, dirigentes políticos, inversores y medios giran en torno a cómo se articularán las estrategias para reactivar la economía y qué rumbos y herramientas se emplearán para abordar el déficit fiscal y los compromisos de la deuda externa. Una de las frases que siguen sonando en oídos de analistas es “2020 no será un año de ajuste fiscal”. A partir de ello se pueden hacer muchos análisis y proyectar cómo puede evolucionar el frente fiscal actual hacia el corto y mediano plazo que enfrentará la economía.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) calculó que el déficit de diciembre será de $200 mil millones y que si se tiene en cuenta que hasta noviembre hay un superávit de $25 mil millones se requieren buscar fondos por $175 mil millones de algún lado. Y ese “algún lado” básicamente es emisión monetaria. El problema es que a esa emisión hay que sumarle la emisión de $190 mil millones que el Central le hizo en estos días al Tesoro, con lo que se llega a un piso de emisión monetaria al cierre de diciembre de $350 mil millones. A eso hay que agregarle lo que se emita para cancelar pago de deuda en pesos.

En los cálculos del Iaraf el 2019 cerrará sin que se cumpla la meta acordada con el FMI de equilibrio fiscal: habrá un déficit de 0,8% del PBI. “Se trata de una baja muy considerable si se tiene en cuenta que en 2015 el déficit superó el 4% del PIB. El punto está en cuán sostenible es ese 0,8%. Si uno piensa solo en la incidencia de la movilidad de jubilaciones y AUH tenemos por lo menos un punto de gasto que no se está pagando hoy fruto de la suba de la inflación y que en algún momento, cuando la inflación baje, se va a tener que pagar”, plantea Nadin Argañaraz, presidente del Iaraf. 

-¿Ven un rebote del déficit para 2020? 
-Nosotros, teniendo en cuenta la movilidad actual y el escenario macro base para 2020, estamos previendo un aumento del gasto de jubilaciones y AUH de 0,5% de Producto. Si a eso le sumamos 0,5% por baja de impuestos establecida ya estamos hablando de 1% extra. Ese punto extra se suma al casi un punto de este año, por lo que estamos en un piso de casi dos puntos de déficit del PIB para el año que viene, sin tocar otra cosa. A partir de esos dos puntos surge la discusión: si se mantienen los dos puntos y si no vas a hacer la baja de impuestos tenés que ver cómo pega esto en la recaudación porque si el año que viene no se logra revertir la recesión se puede tener más aumento de evasión y de morosidad, con lo cual se puede dar igual la pérdida de recaudación. Show me the sendero. Es en ese contexto que el analista remarca la importancia de que el gobierno establezca qué camino va a seguir y cómo lo va a transitar: “El Gobierno nacional tiene que definir un sendero de resultado primario de 4 ó 5 años mínimo, y con ese sendero es que tiene que sentarse a negociar tanto con el FMI como con los bonistas. Acá hay una definición concreta de decir que en 2020 no se va a bajar el déficit. El tema es que hacia adelante sí se necesita superávit primario porque se necesita mostrar que hay capacidad de repago de la deuda”, advierte.

Qué viene. Todavía en terreno de “lo deducible”, Argañaraz remarca que lo más probable es que transitemos un 2020 con más gasto y más impuestos: “Es muy posible que el Gobierno intente aumentar el gasto y los impuestos a la vez. Y de esa manera mantener el déficit. Si miramos la experiencia de Argentina de años pasados, lo más probable es que tengamos suba de impuestos con suba de gasto. Parece que la mano viene por ahí. Veo un escenario fiscal que va a implicar volver al financiamiento monetario del déficit”.

El viernes, un documento de la consultora Economía & Regiones, de los economistas ultra liberales Javier Milei y Diego Giacomini, fustigó contra los lineamientos que presentó el Gobierno para la macro. Bajo el título ‘Desafiando al ministro Guzmán’, el trabajo golpea de lleno en la idea de no continuar con el ajuste fiscal en 2020: “¿Por qué se puede anticipar que no habrá superávit primario? Primero, porque se dijo que no se va a bajar el gasto público. Segundo, porque se dejó traslucir que se aumentará el gasto público y dichos incrementos son instantáneos, mientras que la recaudación marginal proveniente de nuevos impuestos entra de a ‘poco’. Tercero, porque cuando el ministro dijo que era necesario superávit primario, él mismo aclaró que no había que esperar que hubiese superávit en 2020/2021 y remarcó enfáticamente que iba a haber todavía más gradualismo que con Macri”.

Cómo queda el Consenso Fiscal
A diferencia de 2018, este año hubo, en términos generales, un buen grado de cumplimiento por parte de las provincias en lo relativo a la reducción de impuestos que marcaba el Consenso Fiscal. Esa buena letra fiscal que lograron varias jurisdicciones provinciales seguramente quedará en suspenso en 2020. Lo más probable es que, como parte del paquete de leyes que necesita aprobar el ejecutivo nacional, se pacte dejar en stand by la reducción de impuestos -IIBB, principalmente- que debían afrontar las arcas provinciales. “Este año las provincias están cerrando con una eliminación del superávit primario en el mejor de los casos. Es altamente probable que se plantee una suspensión del Consenso al menos en lo que concierne a la baja en Ingresos Brutos”, dice Argañaraz. En la misma, línea Marcelo Capello del Ieral señala: “Seguramente algunas provincias como Buenos Aires van a querer detener -o suspender, esperemos que no retrotraer-, la baja en Ingresos Brutos. Como el Gobierno nacional no tiene muchos recursos para entregarles más dinero a las provincias lo que puede terminar ocurriendo es que se llegue a un acuerdo para bajar el Consenso y de alguna manera beneficiar a las provincias, sin que ponga la plata la Nación, sino los privados vía impuestos”.

 


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4913

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.